La Dirección General de Comercio ha recibido 755 solicitudes, lo que duplica las recibidas en 2019, al inicio de la legislatura

329 comercios de Baleares se han beneficiado de las ayudas del Govern para la modernización de empresas comerciales al por menor, para las que la Dirección General de Comercio había recibido 755 solicitudes, el doble que en 2019, al inicio de la legislatura.

Según ha informado la Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática en una nota de prensa, el BOIB ha publicado este sábado la Resolución provisional por la que se conceden las ayudas destinadas a fomentar la modernización de las empresas comerciales al por menor y otras empresas de servicios, convocadas el pasado mes de febrero por Vicepresidencia del Govern.

Se trata de una partida de ayudas de 2,2 millones de euros, con la que el ejecutivo quiere facilitar la continuidad de la actividad comercial de los establecimientos comerciales de proximidad y de determinados servicios y la adaptación a criterios de competitividad para paliar las graves consecuencias económicas que la crisis sanitaria producida por la COVID-19 provocó en el sector del pequeño comercio en el ámbito territorial de Baleares.

Los receptores han sido 329 comercios de todas las Islas, con establecimiento físico a pie de calle, fundamentalmente autónomos, microempresas o empresas familiares.

La Dirección General de Comercio ha recibido un total de 755 solicitudes, un 100% más de las recibidas en la convocatoria de 2019, al inicio de la legislatura, de las que 660 se han enviado dentro del plazo y en la forma adecuada. Entre ellas, se han podido financiar 329, hasta agotar el total del crédito presupuestado.

Las subvenciones comprendidas en esta convocatoria están incluidas dentro del Plan Estratégico de Subvenciones de la Comunidad Autónoma para los ejercicios 2021-2023 que recoge, entre otras actuaciones, la convocatoria de ayudas para la promoción del tejido comercial, planes de mejora competitiva, planes de marketing y diseño, así como actuaciones de mejora de la competitividad y, o bien, fomento del tejido comercial.

La novedad de esta convocatoria es que ha incorporado además los epígrafes de peluquería, establecimientos de fotografía y floristerías.

«Este año hemos logrado una cifra récord en cuanto a presupuesto y solicitantes», ha comentado el director general de Comercio, Miquel Piñol. «Además, como se trata de ayudas a inversiones que realizan los propios comercios, supone movilizar por dos o tres las cantidades invertidas por la Conselleria; es decir, en torno a cuatro a seis millones de euros».

Fuente: La Vanguardia