Los sueldos en el sector crecieron un 2% durante los dos años de pandemia

Las empresas del pequeño comercio en Catalunya han notado este 2022 un empeoramiento de las ventas y de la situación del sector en comparación con el año pasado, según un estudio elaborado por la patronal Pimec. Así mismo, las compañías del sector tienen dificultades para encontrar mano de obra cualificada.

La patronal catalana de pequeña y mediana empresa ha publicado este martes su encuesta sobre actividad comercial correspondiente al primer semestre de este año. Según un 44% de los encuestados, las ventas han bajado durante los primeros seis meses del 2022 en comparación con el mismo periodo del 2021, y solo un 21% han experimentado un crecimiento de la facturación. Un 34% han mantenido los ingresos.

Los meses de mayo y junio fueron los que más actividad registraron, según los tenderos, seguidos por enero. En este último caso se debe al efecto de la campaña de Navidad durante la primera semana y, posteriormente, a las rebajas de invierno.

Ahora bien, a pesar del elevado número de comercios que admiten haber reducido las ventas, solo un 17% aseguran haber reducido la plantilla. De hecho, un 46% han tenido problemas para encontrar trabajadores cualificados, una cifra que sube hasta el 67% entre las pymes del sector de la restauración. La directora de la sectorial de comercio de Pimec, Pilar Mínguez, ha recordado «la necesidad de una formación más especializada» para el sector.

Entre los factores que explican la falta de mano de obra cualificada están, según los comerciantes, la falta de actitud por parte de los potenciales empleados, la falta de formación, la falta de experiencia y la falta de disponibilidad. Solo un 1,4% de los encuestados consideran los salarios bajos como una causa de las dificultades para encontrar trabajadores cualificados.

Crecimiento salarial contenido

Los sueldos en el comercio minorista son el foco de un segundo informe, en este caso publicado también este martes por Comertia, la organización de empresas familiares del sector del retail en Catalunya. Según el documento, las remuneraciones en el sector subieron un 2% en los dos últimos años, 2020 y 2021, medio punto por debajo de los incrementos medios de todo el mercado laboral.

Pese a las subidas, los trabajadores han sufrido una pérdida de poder adquisitivo, puesto que los precios de bienes y servicios de consumo se encarecieron un 7% en el mismo periodo, pero de manera desigual. En este sentido, gracias al incremento del salario mínimo, los trabajos con remuneraciones más bajas tuvieron incrementos salariales de hasta un 15%, mientras que de media las posiciones mejor pagadas perdieron un 4% del sueldo, según el estudio.

Fuente: ara.cat