El comercio minorista se está volviendo cada vez más tecnológico a medida que la industria, en rápida evolución, busca mantenerse al día con la creciente demanda de los consumidores de formas más convenientes, atractivas y sin fricción para comprar.

Las tiendas físicas utilizan cada vez más tecnología innovadora para mejorar aspectos como las soluciones de pago y de caja, el análisis de datos y el marketing centrado en el cliente.

Algunas de las tecnologías más interesantes se expusieron en la feria de tecnología para el comercio minorista EuroCIS, que volvió esta temporada a Düsseldorf por primera vez desde el comienzo de la pandemia.

¿Qué es exactamente lo que entusiasma a los expositores? FashionUnited asistió a la bulliciosa feria, y en este artículo ha recopilado una lista de cuatro interesantes soluciones tecnológicas que buscan mejorar el sector minorista de la moda.

Etiquetas inteligentes
my alt text
Imagen de Apollo Photography vía Unsplash

Se acabaron los días en que las etiquetas se limitaban a mostrar el precio y la talla de una prenda. Las nuevas etiquetas inteligentes son cada vez más populares en la industria de la moda para ayudar a los clientes y a los minoristas. «Un chip RFID es, básicamente, la matrícula de un artículo», afirma Stefan Linz, director de ventas para el norte de Europa de ITL Group.

Linz explica que la principal ventaja de las etiquetas RFID sigue siendo la posibilidad de contar el inventario con mayor precisión y rapidez, pero también facilitan una amplia gama de otros servicios, como los probadores inteligentes, la comprobación instantánea de la disponibilidad de productos en la tienda y los sistemas de seguridad discretos.

Y las etiquetas inteligentes también son valiosas para los clientes, ya que les permiten acceder al instante y sin esfuerzo a una gran cantidad de información sobre una marca o un producto concreto, algo que, según Linz, es cada vez más imprescindible para las marcas. «Con la dirección que está tomando la industria de la moda hacia la sostenibilidad y la trazabilidad, vemos que cada vez más clientes piden códigos QR o etiquetas NFC», dijo.

Tanto las etiquetas NFC (que requieren un toque del teléfono para acceder a la información) como los códigos QR (que requieren ser escaneados por una cámara) pueden utilizarse para mostrar el historial de una prenda, sus credenciales de sostenibilidad, y proporcionar información y facilitar servicios circulares como la autentificación, la reparación y la reventa. Sin embargo, mientras que las etiquetas NFC son pequeños chips fabricados con metal, los códigos QR son simplemente una pequeña impresión, a menudo con tinta, por lo que varias empresas presentes en EuroCIS señalaron que los códigos QR siguen siendo una opción más sostenible.

Robots en las tiendas
my alt text
Imagen: Tory en Adler Modemärkte, por cortesía de MetraLabs

Otra tecnología interesante que probablemente se generalizará en el sector minorista de la moda en los próximos años es el uso de robots automatizados que pueden encargarse del costoso y lento trabajo de contar el inventario y dejar al personal de la tienda más tiempo para otras tareas, como atender a los compradores.

Una empresa que está trabajando en este tipo de robots es MetraLabs. Este fabricante de soluciones robóticas ha construido un robot llamado Tory, que hace el inventario mediante la tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia), y que puede utilizarse en las tiendas fuera de horario, o incluso mientras los compradores están en la tienda durante el día.

El robot reconoce y captura el 99 por ciento de los artículos etiquetados con RFID, es 10 veces más rápido que un recuento manual de inventario y puede funcionar hasta 18 horas antes de necesitar una recarga, según el arquitecto de software senior de MetraLabs, Christian Reuther.

Además, el robot puede equiparse con una interfaz de usuario multimodal con entrada de voz y táctil, que permite a los clientes preguntarle dónde encontrar un producto o departamento concreto. Tory se utiliza actualmente en cientos de tiendas de Europa y Australia, como Decathlon, Kmart Australia y Adler Modemärkte.

Espejos inteligentes
my alt text
Imagen de archivo: espejos inteligentes del grupo H&M, Cos

Y las nuevas innovaciones también están llegando a los probadores. Los espejos inteligentes son cada vez más populares en la venta de moda, ya que agilizan el proceso de compra y fusionan lo físico y lo digital para que los consumidores puedan comparar, examinar y estilizar la moda de forma más sencilla, sin tener que ir y venir de la tienda al probador.

La empresa de señalización digital Scala fue uno de los expositores que mostraron un espejo inteligente en EuroCIS. Los sensores del probador de Scala reconocen los productos que tiene el cliente en sus manos mediante tecnología RFID. A continuación, el producto aparece en una pantalla del espejo, lo que permite a los compradores ver los productos complementarios, examinar otros looks de la tienda y comprobar la disponibilidad, todo ello sin salir del probador. Los compradores también pueden grabar un breve vídeo con el producto mientras dan un giro de 360º para ver cómo les queda la prenda desde todos los ángulos.

El Grupo H&M es una de las muchas empresas de moda que han introducido espejos inteligentes en sus tiendas. El grupo anunció este mes que iba a probar espejos inteligentes en las tiendas Cos de Estados Unidos.

Registro de afluencia y flujo de personas
my alt text
Imagen de Heamosoo Kim vía Unsplash

El seguimiento del comportamiento de los compradores dentro de las tiendas es increíblemente valioso para los minoristas. Saber cómo se mueven los clientes por la tienda, hacia qué artículos y durante cuánto tiempo permanecen, puede ayudar a las empresas de moda a maximizar las ventas. Una empresa especializada en tecnología para ello es la compañía tecnológica suiza Xovis, que desarrolla, produce y distribuye sensores 3D y software. Los sensores de esta empresa con sede en Berna pueden montarse para medir importantes indicadores clave de rendimiento, como la afluencia de público, el tiempo de permanencia en la zona, el recorrido del cliente y las conversiones por cliente o metro cuadrado.

Gracias a la tecnología de seguimiento, los minoristas de moda pueden reorganizar sus productos de forma más eficaz para colocar los artículos más populares en las zonas de mayor afluencia y garantizar que los clientes vean más de lo que quieren ver y menos de lo que no. Al conocer, por ejemplo, el orden de los artículos que los compradores prefieren mirar en las tiendas, los minoristas pueden reorganizar sus productos, o la disposición de la propia tienda, para garantizar la mayor probabilidad de compra. Xovis afirma que, con un socio alemán, fue capaz de aumentar la conversión de las ventas hasta en un 15% utilizando su tecnología.

Datos de EuroCIS 2022
my alt text
Imagen EuroCIS 2022

Un total de 9.070 visitantes profesionales procedentes de 88 países y 345 expositores de 33 países asistieron a la edición de 2022 de EuroCIS.

«Estas cifras son motivo de optimismo y cualquier cosa menos previsible tras la pausa obligatoria, provocada por la pandemia, de 2021 y el aplazamiento de enero a junio de 2022», declaró Elke Moebius, directora de proyectos de EuroCIS, al cierre del evento.

Continuó: «Con sus actividades feriales, EuroCIS ha dado un fuerte impulso al sector».

Moebius dijo que los expositores han preguntado «ávidamente» sobre las opciones de participación para el próximo año, cuando EuroCIS volverá a celebrarse como parte de EuroShop.

Fuente: fashionunited