Presentación del índice del impacto logístico de última milla, diseñado por IE University en colaboración con Prologis.

IE University y Prologis han desarrollado el Índice del Impacto Logístico de Última Milla, que mide el impacto del sector logístico en la ciudad. Ya se ha implantado en Madrid y Barcelona.

Center for Sustainable Cities, el centro para las ciudades sostenibles de IE University ha diseñado, junto con Prologis una herramienta que analiza los retos de la gestión urbana y permite optimizar el impacto de la logística como motor de innovación de las ciudades con soluciones sostenibles. 

Se trata del Índice del Impacto Logístico de Última Milla, el primer indicador diseñado a nivel global que analiza los retos del sector logístico y posibilita optimizar su impacto en el crecimiento de las ciudades. Este índice se ha aplicado en Madrid y Barcelona en una primera fase y se puede implementar en cualquier ciudad del mundo para obtener soluciones logísticas para cada ecosistema urbano. 

“Desde el IE Center for Sustainable Cities, identificamos que hasta 2020 no existían sistemas de evaluación del impacto de la logística en las ciudades y trabajamos para proponer soluciones que tuvieran en cuenta todos los factores que construyen las ciudades: el medioambiental, social, político y urbanístico”, ha explicado Manuel Pérez Romero, director del IE Center for Sustainable Cities y director del informe. 

Los autores han analizado, en concreto, tres tramas urbanas representativas de ambas ciudades. A saber, el centro histórico, el ensanche y el extrarradio. Y han simulado 10 escenarios para cada una de ellas. Estas simulaciones combinan el tipo de urbanismo y el tipo de transporte logísticos que se utiliza en cada área – vehículo eléctrico, bicicleta eléctrica o transporte a pie, entre otros-. 

A partir de ahí, los autores han diseñado una forma de visibilizar la relación entre la estructura urbana y el tipo de sistema logístico denominado Área de Intensidad Logística. “Se trata de un sistema de anillos que se superpone a la ciudad y que sincroniza la estructura urbana con el tipo de sistema logístico más eficiente y sostenible”, indica Pérez Romero. 

Para desarrollar la investigación y simular los distintos escenarios con el fin de medir su rendimiento, han empleado tecnologías como el Sistema de Información Geográfico (SIG). “Los datos recopilados por la administración local han sido claves para crear modelos de visualización sobre el carácter y el comportamiento de la ciudad. Esta información, junto con los datos aportados por los investigadores, han permitido explorar diferentes escenarios logísticos y anclarlos a la realidad”, comenta por su parte Ruxandra Iancu-Bratosin, profesora de IE School of Architecture and Design y co-autora del informe. 

“Para abordar el reto del incremento de la actividad logística en nuestras ciudades, es imprescindible conocer su impacto y proponer estrategias, acciones y políticas de planificación concretas para lograr que este impacto sea positivo manteniendo la eficiencia y funcionalidad de la red logística”, concluye Pérez Romero. 

Fuente: DA Retail