Contará con un presupuesto de fondos europeos de 2,2 millones de euros y se ofrecerá asesoramiento personalizado a cada pyme

Un total de 300 comercios y pymes del distrito urbano de Ciutat Vella podrán beneficiarse del Programa de Digitalización de Comercios, que cuenta con financiación europea a través de los fondos Next Generation.

Las personas interesadas (autónomos y pymes) pueden solicitar ya participar en esta iniciativa, que ha impulsado el Ayuntamiento de Valencia con la colaboración de CEV Valencia y de las principales entidades comerciales del distrito, y cuyo objetivo, tal como ha explicado el concejal de Desarrollo Innovador de los Sectores Económicos y Empleo, Borja Sanjuán, es «impulsar la digitalización del comercio como elemento clave para mejorar la competitividad del sector, y para fomentar la innovación comercial y la adaptación a los nuevos hábitos de consumo que vienen marcados por una sociedad digitalizada».

Sanjuán ha presentado el programa acompañado por la presidenta de CEV Valencia, Eva Blasco, así como por representantes de las principales entidades comerciales y empresariales del distrito de Ciutat Vella y de los dos mercados municipales de la zona, los mercados Central y de Mossén Sorell.

Tal como ha subrayado el concejal, «hay que aprovechar esta oportunidad: la disyuntiva no es que haya transformación digital o no, porque eso ya está en marcha en nuestra sociedad; sino que la opción es aprovechar la ocasión o dejarla pasar». De hecho, el edil ha adelantado que, una vez conseguida la financiación europea en el marco de la Estrategia del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation EU para Ciutat Vella, el Ayuntamiento está ya trabajando para ampliar esta iniciativa al resto de comercios y pymes de la ciudad.

«Damos un paso más para mejorar la competitividad de los locales comerciales del centro histórico de la ciudad. Queremos llevar a nuestro tejido económico y productivo al siguiente nivel, y para ello, la obtención de estos fondos supone una oportunidad única», ha asegurado el concejal de Desarrollo Económico.

Por su parte, la presidenta de la entidad empresarial CEV Valencia, Eva Blasco, ha agradecido y ha felicitado al Ayuntamiento por «su rapidez en presentar la propuesta para su financiación europea», y ha hecho un llamamiento a los comercios y pymes del centro histórico para «participar de este proceso y no tenerle miedo a la digitalización».

Hay que tener en cuenta, ha señalado Blasco, que el plan contempla que cada comercio o empresa pueda ir adecuando su transformación de manera individual con el apoyo de una persona de apoyo y acompañamiento en todo el proceso. «No es que nos hagan un diagnóstico y nos dejen solos, sino que nos acompañan en todo el camino de transformación de manera individual», ha subrayado

Para ello, ha explicado el concejal Sanjuán, los 300 participantes dispondrán de un total de 125 consultores, cuya labor será acompañarles de manera individual, con el fin de optimizar y personalizar al máximo su proceso de transformación digital.

Sanjuán ha puesto el índice en el carácter individualizado y personalizado del programa, y ha destacado que este Programa de digitalización de comercios de Ciutat Vella tiene por objeto «acompañar y formar a los comercios participantes en el proceso de transformación digital y adaptación de su actividad comercial a las exigencias de competitividad actuales, especialmente teniendo en cuenta que Ciutat Vella es una zona turística que, por ello, ha sufrido de manera especial los efectos de las restricciones derivadas de la pandemia».

El programa incluye un análisis de la madurez digital de los 300 comercios del distrito participantes (pymes y autónomos) para poder darles asistencia y para complementar, informar e implementar su transformación digital.

Ayuda especializada y cursos

Este servicio de diagnóstico, acompañamiento y formación individualizada supone un total de 240 horas de asesoramiento personalizado, orientado a la transformación digital de la actividad comercial. Se medirá el grado de madurez en materia de digitalización de cada uno de los comercios participantes, con la intención de determinar cuáles son sus necesidades concretas.

En segundo lugar, se lanzará una plataforma de formación en línea en habilidades digitales para la transformación digital de la actividad comercial, que estará abierta a todas las pymes y personas autónomas con los códigos CNAE 45, 46 y 47 del término municipal.

A través de esta plataforma se impartirán más de 30 cursos (con un mínimo de 8 ediciones por curso) y 120 webinars sobre habilidades digitales, gestión de e-commerce, redes sociales para comercios, venta online, cursos específicos de herramientas digitales para comercios, gestión de comercio digital y también webinars de distintas temáticas de impulso a la digitalización.

Además, se impartirá un total 150 horas de atención presencial personalizada en el domicilio social de las personas o entidades participantes que lo precisen.

El concejal Sanjuán ha puesto en valor «la importancia de la colaboración público-privada», como es este caso. La iniciativa surge de un programa piloto previo puesto en marcha de forma conjunta por València Activa y la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) con 10 empresas de zonas turísticas de la ciudad para el diagnóstico y el acompañamiento en el proceso de digitalización.

Este proyecto piloto, que encara la segunda fase de implantación, tendrá ahora continuidad en el resto de comercios de la ciudad con financiación europea.

El edil ha animado a las empresas y comercios a beneficiarse de este programa especializado, y ha recordado «que es el comercio de proximidad el que hace barrio y el que hace ciudad; y por eso hemos de propiciar que la transformación tecnológica no vacíe las ciudades de actividad comercial competitiva».

El plazo de inscripciones ya está abierto, y toda la información se puede encontrar tanto en la página web de València Activa como en la página web municipal, www.valencia.es. Los criterios de selección de los comercios participantes serán la fecha y hora de entrada que figuren registradas en la solicitud y que se cumplan los requisitos exigidos. El programa cuenta con un presupuesto de licitación de 2,2 millones de euros, y el objetivo es poder empezar con la actividad el próximo mes de septiembre.

Fuente: Las Provincias