Aspectos como la rotura de stocks o la inflación de los precios tienen consecuencias sobre los hábitos de compra del consumidor

Desde que a principios de 2020 la pandemia llegase a nuestras vidas, los efectos adversos generados por el coronavirus no han dejado de tener un impacto concreto en nuestro día a día. Más de dos años después, y con una vuelta a la normalidad en la gran mayoría de aspectos de nuestra vida, los efectos de esta pandemia, sobre todo en lo relativo a lo económico, aún siguen coleando a día de hoy.

El gran incremento de la inflación y los múltiples problemas en las cadenas de suministro, que se han acentuado en este 2022 debido a la invasión de Ucrania, han supuesto un cambio de signo en varios aspectos, pero sobre todo en los hábitos de consumo de los clientes, que comienzan a dar prioridad en sus compras a productos más fundamentales, dejando de lado aquellos que son prescindibles.

La subida de los precios y el desabastecimiento, principales problemas

Algo que refleja el informe Global Consumer Insights Survey 2022, elaborado por PwC, que ha consistido en una encuesta llevada a cabo a más de 9.000 consumidores en 25 países distintos, de los cuales 591 españoles eran españoles. Una encuesta que ha arrojado varios resultados que evidencian este cambio de signo en los hábitos de consumo de un gran número de personas.

Como más relevante, el estudio ha destacado dos aspectos como los fundamentales que han llevado a cambiar la experiencia de compra en diversos supermercados de todo el mundo, ya sea a través de comprar online, o acudiendo a establecimientos físicos alrededor de todo el mundo: en primer lugar, el incremento de precio de muchos alimentos, algo que se ha evidenciado en los últimos meses, y, en segundo lugar, la rotura de stocks que ha convertido en misión imposible adquirir unos productos concretos. Ambas cuestiones, derivadas recientemente de la crisis ucraniana.

Tal y como revela el estudio, este aumento en los precios de productos básicos supone un gran problema para el 67% de los encuestados. Algo que se está generando un afecto adverso en los hábitos de compra de ciudadanos de todo el mundo, que ahora apuestan por centrar su presupuesto en productos imprescindibles, dejando de lado otros menos importantes, como productos de lujo o bebidas alcohólicas. También supone un cambio de signo en los lugares de compra, pues ahora los clientes apuestan por el pequeño comercio en lugar de grandes superficies.

Un cambio de signo en los hábitos del consumidor

No obstante, y a pesar de la complicada situación que atraviesa el mercado a nivel mundial, el estudio revela que el 75% de los entrevistados espera mantener o aumentar su nivel de gasto, pero en ningún caso seguir disminuyéndolo. Un gasto cuya distribución se revela bastante desigual en función de los productos a los que nos estemos refiriendo.

Sin embargo, hasta un 25% de los encuestados a nivel global ha afirmado que seguirá reduciendo sus gastos en productos no imprescindibles. Sectores entre los que podemos encontrar los productos de lujo, los restaurantes, los viajes, el arte y la cultura, o los deportes y la moda. Una actitud que corresponde a un adelanto de la coyuntura económica que puede estar por venir, y que apunta a mantenerse como está, o, en todo caso, a seguir empeorando.

Por otro lado, una gran parte de los encuestados, el 37%, busca paliar los efectos de ese desabastecimiento de productos. Y consideran que la opción idónea es buscar algunas marcas alternativas que puedan satisfacer sus necesidades, ante la no llegada de sus productos de confianza. Incluso ocho de cada diez encuestados aseguran estar dispuestos a pagar más por artículos que hayan sido producidos de forma local.

Otro de los aspectos revelados por el informe es la apuesta de los consumidores por recurrir a diversos cestablecimientos a la hora de elaborar sus compras. Un 81% de los encuestados asegura haber recurrido a distintas vías de consumo, llegando hasta 3 o 4 diferentes, tan solo en los últimos seis meses.

De hecho, el 50% de los entrevistados prevé aumentar sus compras en plataformas digitales en los próximos seis meses, siendo los smartphones tablets los medios más utilizados para llevar a cabo este tipo de compra online, por delante del uso del ordenador. Por otro lado, hasta un 35% de los encuestados, también tiene pensado aumentarlas en los establecimientos físicos durante los próximos seis meses.

El impacto político, social y medioambiental en los consumidores

El estudio también incluye un análisis que muestra cómo influyen las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno sobre el comportamiento del consumidor. Y uno de los primeros resultados que arroja es que el aspecto social tiene más peso que el medioambiental a la hora de que los consumidores hagan su compra, quedando el reciclaje y los productos que son beneficiosos para el medioambiente en un segundo plano.

En segundo lugar, el estudio determina que esos tres aspectos son relevantes para que las marcas logren ganarse la confianza del consumidor, sobre todo entre aquellos más jóvenes, pertenecientes a los millenials o a la Generación Z, pero sin llegar a ser un aspecto que afecte directamente a las decisiones de compra de los clientes. De hecho, el 50% de los entrevistados afirman que la sostenibilidad de todos los productos y servicios es importante, por ejemplo, a la hora de recomendar una marca, pero solo cuatro de cada diez creen que llegue a ser un aspecto que modifique los criterios de consumo.

Por último, el informe revela dos factores clave a través de los cuales los clientes eligen entre una marca y otra. Es fundamental elegir una buena marca entre todas las disponibles, pero esta debe cumplir dos aspectos clave: en primer lugar, proteger la privacidad de los datos del cliente, sin llegar a filtrar nada que pudiera ser relevante. Y, en segundo lugar, aquellas marcas que brinden a los clientes una buena experiencia, acompañada de diversas propuestas, descuentos y promociones personalizadas.

Si queréis conocer más a fondo todos los detalles relativos al Global Consumer Insights Survey, podéis hacerlo clicando en este enlace.

Fuente: economiadigital