Gracias al proyecto Micomercioenlared.com, impulsado por Mercazaragoza y el Ayuntamiento de Zaragoza, más de 400 comercios zaragozanos han mejorado su presencia en la red.

«Lo más importante de este reconocimiento es que es un premio para todo el comercio de la ciudad, para todos los comerciantes que trabajan para que disfrutemos de los mejores productos, ahora también gracias a través de internet», confiesan desde el equipo de Micomercioenlared.com, proyecto liderado por el Ayuntamiento de Zaragoza y puesto en marcha por Mercazaragoza, con el objetivo de mejorar el nivel digital de los comercios de productos frescos y ayudarles así a aumentar su nivel de competitividad, mejorar su visibilidad en internet y atraer a nuevos clientes.

Esta iniciativa surgió a raíz de la pandemia de covid-19, cuando muchos comercios dieron el salto al mundo digital al no poder vender de manera habitual. «El modelo tradicional de comercio está cambiando y la pandemia fue un acelerador. La situación que vivimos obligó al comercio a relacionarse con sus clientes a través de lo digital», explican. Así, desde Micomercioenlared.com han ayudado a dichos comercios, de forma gratuita, a implantar o mejorar sus herramientas ‘online’ a través de un plan de formación personalizado acorde al nivel de cada uno de ellos, atendiendo a cuestiones como el estado de sus redes sociales, su perfil de Google (SEO local), su página web o la venta a través de Whatsapp Business.

Los comercios locales han podido mejorar sus redes sociales, su perfil de Google y su página web

Balance

«El comercio zaragozano debe reforzar su presencia en internet, conectar con nuevos tipos de clientes, y mejorar su competitividad a través de sus herramientas digitales. Esto es fundamental para que los próximos años podamos seguir disfrutando de la diversidad y calidad de los alimentos frescos en nuestra ciudad», señalan desde Mercazaragoza.

Aunque todavía queda trabajo por hacer en este ámbito, el balance del proyecto en estos dos años es muy positivo, ya que más de 400 comercios locales han mejorado su nivel de digitalización. «Los comerciantes nos han demostrado con creces sus ganas de aprender y seguir reinventándose«, indican. «Y hemos ayudado a un cambio de mentalidad en el comercio de producto fresco, eliminando prejuicios y miedos a tener presencia en las redes y viendo la venta ‘online’ como una posibilidad real de aumentar sus ventas». 

Fuente: Heraldo