Se regulan las subvenciones para los emprendedores que quieran regentar un establecimiento en Tolosa

Con objetivo de conceder ayudas que puedan contribuir a reactivar la economía urbana de Tolosa, el Ayuntamiento acaba de modificar por unanimidad en Pleno la ordenanza que regula estas subvenciones, para intentar que sean más accesibles y fáciles a los comerciantes y a las personas interesadas.

Xarles Iturbe, concejal responsable del área de Ciudadanía, expresó su convicción de apostar por «una economía urbana que tenga un tejido sólido». Iturbe recordó que las ayudas incluidas en la Ordenanza tratar de impulsar el cambio generacional en los comercios, establecer ayudas para la promoción de nuevos proyectos, y posibilitar que las áreas comerciales sean «más atractivas y amables».

La Ordenanza se aprobó el año pasado, pero ahora ha vuelto a Pleno para introducir en ella algunas modificaciones técnicas y adaptarse a las nuevas leyes, como la de Igualdad. También se ha añadido el apartado de infracciones y se han cambiado algunos textos para evitar ambigüedades y malentendidos. Además, los criterios de valoración se han vuelto más objetivos, y se han definido utilizando fórmulas matemáticas. Matices técnicos que no alteran la filosofía de esta ley.

LA NUEVA ORDENANZA
  • Berriz Ofrece ayudas para garantizar el relevo generacional y el traspaso de negocios en los comercios locales. El Ayuntamiento subvenciona los gastos de alquiler o compra de locales durante los 3 primeros años.
  • Ekin Apoya y ayuda la puesta en marcha de nuevas iniciativas comerciales.
  • Gune Biziak El objetivo es recuperar locales vacíos y que sus escaparates puedan ser utilizados como espacios de presentación de productos de los comercios.

La ordenanza se divide en tres apartados. El primero se llama Berriz, y trata de garantizar el relevo generacional y el traspaso de negocios en los comercios y locales. Promovido por el Gobierno Vasco, es gestionado por la Cámara de Comercio, y el Ayuntamiento lo complementa subvencionando los gastos de alquiler o compra de locales durante los tres primeros años.

El programa ‘Berriz’ trata de dar salida al problema de la falta de gente joven dispuesta a seguir con negocios consolidados. Desde que se puso en marcha el programa se ha garantizado el traspaso de trece comercios. Es un tema difícil, porque el futuro del pequeño comercio es incierto, más que por la crisis, por las nuevas tendencias de compra.

El segundo pilar de la ordenanza es el programa Ekin. Su objetivo es apoyar y ayudar en la puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales. La subvención se podrá solicitar para la rehabilitación del local comercial (ubicado en la Parte Vieja) y los gastos de alquiler o compra del local. La ayuda se concederá según la puntuación objetiva sobre el proyecto presentado. Para ello, de deberá presentar un plan de viabilidad y un proyecto de negocio para percibir la subvención. El proyecto presentado necesitará una puntuación superior a 50 puntos (se valorará que la iniciativa tenga carácter innovador); se concederán 15 puntos si el negocio está ubicado en el Casco y 5 si está emplazado en el Ensanche.

Gune Biziak, el tercer pilar de la ordenanza,es un programa de subvenciones que define las condiciones para la gestión de locales sin actividad comercial. Por medio de esta iniciativa, las personas dueñas de locales comerciales que no tengan actividad comercial, ceden el escaparate al Ayuntamiento para que éste los deje a comerciantes del municipio, con el fin de que puedan exhibir una muestra de sus productos en dicho escaparate.

Si no se pueden desarrollar actividades comerciales, se aplican medidas destinadas a la mejora del paisaje comercial, que es lo que ha ocurrido, en las calles Gudari, Laskorain o Errementari, donde muchos escaparates se han llenado de colores y dibujos. El objetivo es recuperar locales vacíos y que sus escaparates puedan ser utilizados como espacios de presentación de productos. A cambio, tanto el propietario como el comerciante recibirán ayudas públicas. Y si no, los escaparates se decoran desde el propio Ayuntamiento. El objetivo es lograr que las calles luzcan más atractivas, dinámicas y comerciales.

Fuente: diariovasco