La Federación Empresarial Jiennense de Comercio y Servicios, Comercio Jaén, y el centro comercial abierto (CCA) Las Palmeras de la capital han solicitado a la Junta de Andalucía que «no limite un elemento promocional y dinamizador para el sector como son las luces navideñas».

La Federación Empresarial Jiennense de Comercio y Servicios, Comercio Jaén, y el centro comercial abierto (CCA) Las Palmeras de la capital han solicitado a la Junta de Andalucía que «no limite un elemento promocional y dinamizador para el sector como son las luces navideñas».

Así lo han indicado tras conocerse el borrador de reglamento ante la contaminación lumínica en el que trabaja el Gobierno autonómico, que propone «minimizar el periodo de encendido que exceda de la franja comprendida entre el 22 de diciembre y el 6 de enero» y plantea que «en ningún caso se encenderá antes del 8 de diciembre».

En un comunicado, ambas entidades han afirmado que el sector «está plenamente concienciado con el ahorro energético» y lo realiza en los últimos tiempos «de la manera más rigurosa posible como consecuencia del incremento desorbitado de la factura de la luz».

En este sentido, han añadido que «nadie mejor y más sensibilizado que los comerciantes para racionalizar su consumo eléctrico» en aparatos de climatización, luces en el interior de los establecimientos y en sus escaparates.

«Dicho esto, la Administración sabe perfectamente que la campaña navideña es el momento más importante de las ventas en el comercio minorista y que las luces navideñas son un elemento promocional y dinamizador que ayuda en esta época a la actividad comercial», han manifestado.

Comercio Jaén y el CCA Las Palmeras han explicado que la campaña de ventas de Navidad se ha ido adelantando en el tiempo por la propia dinámica del mercado y «comienza, no ya en el puente de la Inmaculada Concepción-Constitución, sino que es prácticamente el Black Friday».

«Es decir, el último viernes del mes de noviembre, quien da el pistoletazo de salida de la temporada, por lo que retrasar o limitar el alumbrado navideño hará que el comercio no cuente con ese elemento dinamizador y promocional tan necesario», han considerado.

A su juicio, esta medida «se ha dejado llevar por el efectismo que rodea a los alumbrados navideños», bien «por exceso», como en algunos municipios de España, o bien «por defecto, como se pretende ahora en Andalucía».

Al respecto, Comercio Jaén y el CCA Las Palmeras han echado en falta que el Gobierno autonómico hubiese «consultado con el sector del pequeño y mediano comercio minorista, local, urbano y de proximidad», representado por la Confederación Comercio Andalucía.

«Seguramente le hubiéramos trasladado que puede haber medidas mucho más efectivas, que no efectistas, si lo que se pretende es ahorro energético, como por ejemplo retrasar cinco minutos el encendido y adelantar cinco minutos el apagado del alumbrado público general de todas las ciudades y pueblos de nuestra comunidad autónoma y durante todo el año», han señalado.

En todo caso, las citadas entidades han dicho esperar que, si al final esta limitación se lleva a cabo en las calles comerciales de ciudades y pueblos, «no se permita, por otro lado, iluminaciones faraónicas en la periferia de estas mismas ciudades y pueblos donde se ubiquen centros o grandes superficies comerciales».

Fuente: La Vanguardia