Las ventas del sector minorista español se mantienen por debajo de los niveles de 2019 y solo recuperan la mitad de la facturación perdida en 2020

En 2021 aún se decretaron intermitentes cierres en los comercios no alimentarios para frenar el crecimiento de contagios por covid. Sumado a la falta de turistas que aumentaran el gasto medio en los establecimientos, el año pasado el comercio minorista en España no consiguió recuperar la facturación previa a la pandemia.

Mientras que las ventas deflactadas del sector en la Unión Europea crecieron un 4% entre 2019 y el 2021, en España solo recuperó la mitad de la facturación perdida en 2020 por la pandemia, según datos del Eurostat analizados por la Asociación Nacional de Grandes Empresas de la Distribución (Anged). Concretamente, en 2021 los ingresos bajaron un 3% en comparación con 2019, después que en 2020 las ventas se redujeran un 6%. Esto deja a la nación a 7 puntos porcentuales de la media del euro.

La lenta recuperación del consumo y las ventas que genera el sector en España choca con los amplios crecimientos detectados en estados cercanos como Francia y Alemania. En el país galo el comercio facturó un 8% más el año pasado respecto al 2019 y el germano creció en un 5%, aunque en su caso no sufrió grandes pérdidas en 2020.

Las cifras son más positivas si se comparan con el 2020, pues fue el año más impactado por la pandemia, dado que los establecimientos que comercializan productos que no son de primera necesidad cerraron durante meses. En España, las ventas crecieron un 3% entre 2020 y 2021, aun por debajo del incremento medio de la Unión Europea, del 5%.

Menos turistas y compras navideñas

Según la patronal del gran consumo, las sucesivas olas de coronavirus, que frenaron tanto el turismo exterior en verano como el consumo navideño a finales de año fueron el principal motivo de este estancamiento en las ventas, en comparación con el resto del continente. De hecho, la ausencia de turistas internacionales explica al menos el 18 % de la pérdida de ventas en 2020.

La crisis por el covid impactó en las rentas y en la confianza de los compradores, lo que no permitió reactivar el consumo. Tras la caída sin precedentes en 2020, el consumo se recuperó en un 4,6% en 2021, pero ha vuelto a retroceder en el primer trimestre de 2022. Según datos del Banco de España, el nivel actual todavía dista en un 9,7% del cierre de 2019.

Además, los cuellos de botella en la logística global han frenado la demanda de bienes duraderos, como los coches o productos tecnológicos. Finalmente, el repunte de los precios de la energía ha erosionado el poder de compra de los hogares, desde el segundo semestre de 2021, a lo que se añade las consecuencias de la guerra en Ucrania y la alta inflación actual.

Leer más: Reyes Maroto alerta del efecto de la guerra en Rusia sobre el comercio de productos esenciales

Los ingresos del sector no son el único dato que deja a España por debajo de la media. Según un análisis de la patronal, donde 100 puntos marca la media europea, el gasto comerciable de España, es decir, las ventas minoristas por habitante; tiene un nivel de 79 puntos, quedando por debajo de Alemania (131), el Reino Unido (118), Francia (114) e Italia (96). Aun sí, el nivel relativo de precios de España es superior a su nivel de consumo, de 98 puntos, justo al contrario que Alemania, donde su índice de precios se sitúa sobre 108, por debajo del consumo.

Los socios de Anged remontan

Si se tienen en cuenta solo los ingresos generados por los socios de Anged, la tónica marcada es similar a la de la totalidad del comercio minorista. La pandemia trucó seis años de recuperación del consumo, que volvió a retomar los números positivos en 2021, pero sin llegar a las cifras de 2019.

La facturación de las empresas de la patronal, entre las cuales se encuentren El Corte Inglés, Carrefour o Ikea, creció un 9,7 %, hasta los 40.049 millones de euros en 2021, pero 936 millones menos de la generada antes de la pandemia. Tras un inicio de año con restricciones al comercio de no alimentación, el sector se recuperó en la mitad del año a medida que avanzó la vacunación, pese al parón turístico.

Fuente: economiadigital