Saltar al contenido

Los comerciantes de Cádiz confían en que el Ayuntamiento mantenga la inauguración del alumbrado de Navidad en el ‘Black Friday’

La Junta elabora un documento con el objetivo de retrasar el inicio del alumbrado navideño hasta el 8 de diciembre en toda Andalucía

Los comerciantes gaditanos quieren el alumbrado de Navidad en su fecha habitual pese al incremento del gasto energético. Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de Cádiz Centro Comercial (CCC), José Amaya Vidal, tras la propuesta de la Junta de Andalucía de limitar la iluminación de cara a las fiestas navideñas al menos hasta el 8 de diciembre.

El portavoz de los comerciantes gaditanos ha puesto de relieve la importancia del alumbrado para incentivar las comprar en una fecha clave para el sector. Aunque asegura que acatarán la decisión final, desde Cádiz Centro Comercial confían en que finalmente el Ayuntamiento de Cádiz opte por mantener la fecha habitual del encendido, coincidiendo con la campaña del ‘Black Friday’, tal y como se viene realizando durante los últimos años.

«El tema de la iluminación nos influye muchísimo, así que esperamos que se mantenga la fecha que estaba prevista, que es la del Black Friday. Ahora bien, si se decide lo contrario, tendremos que acatarlo», apuntaba Amaya, a la vez que destacaba lo que supone para el comercio contar con unas calles iluminadas y ambientadas en estas fechas.

No obstante, parece ser que tendrá que ser el Ayuntamiento de Cádiz, el que tome la decisión final. Aunque hace unos días parecía que la Junta de Andalucía iba a imponer esta limitación al alumbrado, finalmente el consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz, ha sostenido este martes sobre el borrador de Reglamento ante la contaminación lumínica en que trabaja el Gobierno andaluz, que «trabajamos con posibles recomendaciones», arrgumentando que «la decisión final es de los ayuntamientos».

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, y a preguntas sobre la posibilidad de retrasar el inicio del alumbrado navideño y sobre las directrices del contenido del Reglamento, Sanz ha calificado esta iniciativa como «borrador», poniendo de relieve que su futura aprobación será «bajo la estricta condición del diálogo y el consenso».

El reglamento, a debate

«No vamos a aprobar nada que no esté tratado, dialogado», ha sostenido el consejero tras las numerosas voces críticas que han salido a la luz en estas últimas jornadas. Sanz ha explicado que no se trata de «quitarle responsabilidad al que la tiene» al tiempo que ha apelado que a los ayuntamientos «les corresponde licitar, contratar» estos servicios, mientras que ha explicado el reglamento sobre contaminación lumínica como «una normativa en fase de información pública».

El consejero también ha apelado a la responsabilidad. «No quita que todos tenemos que hacer un esfuerzo, de manera que hay que cumplir el mandato de la Unión Europea» para reducir el consumo eléctrico ante un previsible problema de abastecimiento energético durante este otoño e invierno asociado a la crisis desatada por la invasión de Ucrania por Rusia.

El consejero de la Presidencia ha abundado en el argumento de «la responsabilidad de todos» ante el mandato comunitario sobre «las necesidades de ahorro energético» y considerar la necesidad de «tomar decisiones imprescindibles».

Los plazos acotados para la iluminación navideña figuran en un proyecto de decreto para regular la protección frente a la contaminación lumínica en Andalucía que tramita la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, que ya fue sometido a información pública tras el inicio de su tramitación en Consejo de Gobierno en el tramo final de la anterior legislatura.

El texto del proyecto del decreto establece con carácter general que «el alumbrado festivo y navideño será regulado por los ayuntamientos en sus ordenanzas municipales mediante un régimen de alumbrado propio que minimice la contaminación lumínica y el consumo energético».

Junto a ello, la Junta plantea que este tipo de alumbrado «se apagará en horario nocturno excepto en los días específicos establecidos por cada ayuntamiento», a los que pide «ajustar el número de días de encendido a la duración de la festividad».

Fuente: lavozdigital

AGECU