Saltar al contenido

Balears: El Govern impulsa una ley para fomentar el comercio en los centros urbanos

Aprueba la nueva figura de Áreas de Impulso comercial que se gestionan de forma autónoma y democrática, y actúan con responsabilidad financiera propia

El Consell de Govern ha aprobado  el Proyecto de ley de áreas municipales de impulso comercial (AMIC) de las Illes Balears con el fin de potenciar el pequeño comercio y los centros urbanos promoviendo iniciativas que conlleven su revitalización, así como la mejora y promoción de otros entornos relacionados.

Las áreas municipales de impulso comercial (AMIC) se conforman cuando un cierto número de participantes o negocios de un área concreta consensúan un plan estratégico para mejorar la zona o área delimitada por ellos mismos con vistas a ser aprobado por el Ayuntamiento competente.

Las AMIC se gestionan de forma autónoma y democrática, y actúan con responsabilidad financiera propia. Además, se caracterizan por la flexibilidad y la capacidad de adaptación a cada entorno geográfico, socioeconómico o cultural y permiten que las propietarias y los propietarios de locales comerciales -o los agentes explotadores de los negocios- con acceso desde la vía pública colaboren con las autoridades municipales, así como con las asociaciones vecinales del entorno.

Esta Ley AMIC lo que hace es consolidar las políticas de promoción de centros urbanos a cielo abierto que el Govern inició a principio de legislatura. Uno de los objetivos de la Ley es la cooperación finalista de los comercios tradicionales para que puedan competir cooperando, es decir, competir de forma más eficaz.

Una vez se ha establecido una AMIC y se ha elaborado un plan, este plan se traslada al ayuntamiento correspondiente para su aprobación. Este plan permitirá que exista una colaboración público-privada en la zona indicada.

 
La puesta en marcha de esta ley supone la modernización y promoción del comercio, la mejora de la calidad del entorno urbano, la consolidación de un modelo de ciudad compacta, compleja, cohesionada y medioambientalmente eficiente, el aumento de la competitividad del pequeño comercio, la diversificación económica del tejido económico balear, así como el favorecimiento de la creación de empleo y autoempleo de calidad.

Las AMIC constituyen un espacio urbano más atractivo para el consumidor, con el consiguiente aumento de las ventas para los integrantes del área. Además, revierte en beneficios no sólo en el sector comercial, sino en los propios vecinos y vecinas residentes en el área, que se benefician de la seguridad de los espacios públicos para tráfico de las personas que acuden al área a comprar e, incluso favorece el necesario abastecimiento de determinados barrios de los municipios.


 
Asimismo, la norma provee el margen óptimo para impulsar la apariencia del paisaje urbano mediante planes plurianuales de mejora de la limpieza, la señalización, la iluminación o la ornamentación y el mobiliario de la vía que concierne a cada área de impulso comercial, así como la gestión compartida de servicios destinados a sus miembros, como logística, distribución de mercancías, relaciones con proveedores o digitalización. Por último, esta norma se abre a las posibilidades de que los socios puedan recibir de la propia AMIC servicios de asistencia y formación puntual o permanentes.

Fuente: economiademallorca

AGECU