Saltar al contenido

Barcelona regresa a la Navidad descentralizada y ahorrará un 31% de energía

El ayuntamiento mantiene el montaje de ‘diseño’ estrenado hace un año en el centro de la ciudad pero lleva la fiesta inaugural a Nou Barris. Recorta una hora de luces al día, renueva leds y gana 4 kilómetros ornamentados

La iluminación de Navidad de diseño que el Ayuntamiento de Barcelona pretende desplegar poco a poco por la ciudad vivirá un 2022 de transición, continuando con los montajes estrenados en el centro de la ciudad hace año y con la prioridad del ahorro energético. Como ya se avanzó el pasado mes, el consistorio ha optado por recortar 42 horas de encendido en la nueva campaña, que comenzará el próximo día 24 a las 18.00 horas con un espectáculo musical con notas de humor en la plaza Major de Nou Barris. Se regresa así al modelo descentralizador que quiere repartir juego en toda la ciudad, pero fue cuestionado en anteriores ediciones por el comercio del centro.

La crisis energética se dejará sentir en el ajuste horario: De domingo a jueves será de 17.30 a 22.00 horas; viernes y sábados, de 17.30 a 23.00 horas; el 31 de diciembre y el 5 de enero (días extraordinarios) abarcará de 17.30 a 01.00 horas, mientras que el día del debut será en el conjunto de la ciudad de 18.30 horas a 00.00 horas. El consistorio, que vuelve a asumir el 75% de los costes (en lugar del 50% habitual) como medida de ayuda al sector, invertirá 2,3 millones de euros.

Según ha explicado el primer teniente de Economía, Jaume Collboni, el contexto ha llevado a pactar la reducción con las patronales del comercio y la restauración, pasando de las 259 de años anteriores a 217 de este año. De ese modo se recorta un 16% el consumo, pero el ahorro final alcanza al 31% gracias a la mejora de la eficiencia en las luces LED. Con el plus de que aunque las calles iluminadas seguirán siendo las mismas, se ganan cuatro kilómetros ornamentados hasta llegar a 104 en los 73 barrios. Como ejemplos ha citado Balmes, que llegará hasta Pelai, o la ronda de Sant Pere, que tendrá luz de Urquinaona a la plaza de Catalunya.

Música y dinamización

El arranque de la campaña en Nou Barris regresa al patrón descentralizador previo a la pandemia e implantado por el gobierno de Ada Colau. El año pasado los fastos se trasladaron a la plaza de Catalunya, como medida «extraordinaria» para reanimar el comercio del centro, que había quedado muy afectado por la crisis sanitaria y el consiguiente parón turístico. Algunas vías del centro siguen tocadas pero Collboni ha defendido que la zona contará con mucha programación navideña (se detallará el día 1 de diciembre), pero que el consistorio es partidario de repartir juego llevando el encendido cada año a un barrio. Un enfoque que choca habitualmente con los ejes de Barcelona Oberta, defensores de un encendido en el epicentro urbano y dé una imagen más cosmopolita y de atracción al turismo de compras. Un debate que sigue abierto.

https://flo.uri.sh/visualisation/11393773/embed?auto=1

Los responsables de la ceremonia de la plaza Major serán la productora La Brutal con dirección de David Selvas y el montaje ‘Anys llum’ de teatro musical en clave de humor. Participará la coral comunitaria Musical’s Choir del Raval. Según han avanzado, jugarán con la idea de dar luz a la oscuridad en las noches más frías, de poner en valor la luz y también de sacar fuego a los recortes horarios. Su propuesta intercala temas de repertorio de musicales y piezas adaptadas para la ocasión.

Esa misma noche se estrenará en directo la canción de Navidad que este año han compuesto el dúo de Sant Andreu Ginestà y que han titulado ‘Barcelona es un regalo’.

Fuente: El Periódico

AGECU