Saltar al contenido

Centro Burgos exige «consenso» sobre la decoración navideña

Critica que el Ayuntamiento de Burgos no haya informado al sector sobre la iluminación en la campaña de mayores ventas del comercio. La asociación intentará adornar las principales calles con guirnaldas y lazos

Los comerciantes del casco histórico y la zona sur, agrupados en la asociación Centro Burgos, censuran que el Ayuntamiento no les haya consultado, «ni tan siquiera informado», sobre la próxima campaña de iluminación navideña al considerar que se trata de un colectivo, al igual que la hostelería, con suficiente peso para conocer qué calles y de qué forma se puede mejorar el ambiente durante esas fechas. Es por ello que califican de «contradicción» que el alcalde, Daniel de la Rosa, les pidiera colaboración económica para la misma. 

Tanto la gerente como el presidente de la entidad, Belén Marticorena y Raúl Martínez, destacan la importancia de sacar adelante dicha decoración con «consenso», tal y como aseguran ocurría en años anteriores. Mientras tanto, se encuentran detallando su propia campaña, aunque para ello necesitan un «compromiso municipal real» que les garantice que la ornamentación del mobiliario público no va a llevar consigo el cobro de la tasa de ocupación que se les ha cursado de las anualidades 2018 y 2019 por un importe de 2.000 euros. «Esto no pasa en otras ciudades como Vitoria o Logroño», manifiestan.

Su intención es decorar con guirnaldas las farolas de las calles Laín Calvo y la Moneda, así como colocar lazos en las entradas de los comercios. «Llevamos treinta años ornamentado el centro y nuestra pretensión no es otra que la de ofrecer un ambiente navideño», subraya Marticorena en relación a una campaña que se concibe como «especial» y sobre la que se muestran optimistas a pesar del momento económico: «Habrá volumen de negocio para salvar al sector».

Por el momento y a la espera de las mencionadas citas festivas, Centro Burgos comenzará el lunes, 7 de noviembre, una promoción en la que acude al pasado burgalés para que los ciudadanos conozcan el pequeño comercio del centro. Hasta 80 negocios participan en esta iniciativa, bautizada como Enigmas de la Historia, proporcionando pistas a los clientes para que adivinen ocho secretos con los que poder participar en un sorteo de 1.000 euros en vales de compra. Además de incentivar el consumo en las tiendas de proximidad, la iniciativa pretende apoyar la candidatura de la ciudad a Capital Europea de la Cultura en 2031, por lo que será la primera de una de las muchas acciones que realizarán con este fin.

Fuente: diariodeburgos

AGECU