Saltar al contenido

El comercio espera que el ‘black friday’ empuje las ventas tras la desaceleración del consumo

Las previsiones de gasto para esta campaña de compras son moderadas

El black friday dio el pistoletazo de salida ayer a la campaña de Navidad, en la que el comercio espera recuperar el terreno perdido después de meses de desaceleración del consumo. El maratón comercial de final de año supone para algunos sectores hasta el 40% de la facturación anual, y esta edición la incertidumbre por el comportamiento del consumidor está en máximos.

La gran mayoría de previsiones indican una reducción del gasto. Una de las últimas en hacerse pública, de Boston Consulting Group, apuntan en esta dirección. Así, estima que este black friday el gasto medio será un 13% inferior al del 2021, con un ticket de 225 euros por comprador. La preocupación por las consecuencias económicas de la guerra de Ucrania y la inflación están detrás de este recorte de presupuestos, según la consultora. En el lado positivo, está el volumen de personas que espera sacar provecho de esta jornada de descuentos, que continúa hoy en gran parte del sector comercial. El 72% de los españoles tiene previsto realizar compras este black friday, el mayor porcentaje de Europa solo por detrás de Italia.

Previsión
La gran distribución confía en estimular las compras

Fuentes de la gran distribución explican que la actividad ayer viernes fue positiva. Los mayores operadores comerciales esperan una buena respuesta de los consumidores pese a la coyuntura, con un importante componente de compra de adelanto. Es decir, que aprovecharán las promociones de estos días para adquirir los regalos de Navidad. La patronal Anged, que agrupa a compañías como El Corte Inglés, Ikea, MediaMarkt o Fnac, calcula que el black friday concentra ya entre un cuarto y un tercio de las ventas navideñas del comercio en función de las categorías.

Las compañías destacan además que la vuelta a la normalidad, tras dos años de covid, está favoreciendo tanto las compras como una mejor operativa comercial, en cuestiones como logística, empleo y gestión con proveedores.

Por el aumento de costes
El pequeño comercio afirma no tener margen para descuentos agresivos

El pequeño comercio afronta la cita con otro ánimo, aunque también aspira a que la campaña promocional empuje las ventas. Desde PimeComerç subrayan la dificultad de los operadores locales para hacer grandes descuentos en un momento de costes disparados –electricidad, materias primas…– La asociación de retail Comertia, por su parte, prevé que los mayores descuentos se concentren en el sector textil, más afectado por el freno del consumo de octubre. Las ventas de moda cayeron más de un 11% el mes pasado, según datos de Kantar, y ni la subida de precios generalizada consiguió salvar la facturación de estas empresas.Lee también

Pese a las dudas, el comercio cruza los dedos para que, efectivamente, la campaña comercial del tramo final del año revierta una situación que viene arrastrándose desde mediados de verano.

Los datos de CaixaBank Research, medidos a través de la aplicación Economía en tiempo real, revelan cómo el gasto se ha desacelerado en la segunda mitad del año. El consumo en abril avanzó un 31%, animado por el fin de las restricciones de la pandemia. Pero a partir de ahí ha perdido fuerza, hasta el 9% de octubre. El black friday y Navidad acabarán de tomar el pulso a la fortaleza del consumo.

Fuente: La Vanguardia

AGECU