Saltar al contenido

El pequeño comercio, en guardia por el papel de la nueva patronal textil en los convenios colectivos

Por norma general, las empresas de mayor tamaño están capacitadas para pactar salarios más altos para los trabajadores, en aras de conseguir la ‘paz social’

Los fines de la nueva patronal textil son todavía una incógnita. Por el momento, lo único que se conoce es que está formada por grandes multinacionales del sector (Inditex, H&M, Uniqlo, Primark, JD Sports y Sprinter), por lo que en el pequeño comercio hay preocupación por saber cuál es el papel que tomará en la negociación de los convenios colectivos. El temor es que los intereses de grandes y pequeños tomen direcciones contrapuestas a la hora de alcanzar acuerdos con los sindicatos, apuntan fuentes del sector. 

Por norma general, las empresas de mayor tamaño están capacitadas para pactar salarios más altos para los trabajadores, en aras de conseguir la paz social. Sin embargo, para las compañías medianas y pequeñas, que tienen menos capacidad financiera, podría suponer un problema. Aunque no solo de sueldos se habla dentro del sector, donde también se sospecha que pueden haber creado la nueva plataforma para discutir y negociar sobre los contratos indefinidos a tiempo parcial, los conocidos como fijos discontinuos.

Foto: Interior de una tienda de Zara. (EFE/Xoán Rey)

División en la patronal de la moda: Inditex, H&M, Uniqlo y Primark crean otra asociación

Desde la nueva patronal, que ha adoptado el nombre de ARTE (Asociación Retail Textil España), se transmite que, de momento, no hay nada más allá del registro en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Las empresas que la conforman se muestran cautas, al menos hasta que se produzca la reunión en la que determinarán cuáles son las líneas a seguir y comiencen a esbozar sus estatutos. 

En cualquier caso, lo cierto es que tienen capacidad para entrar a negociar los convenios colectivos. De acuerdo con el Estatuto de los Trabajadores, para sentarse a la mesa con los sindicatos es necesario contar, al menos, con el 10% de los trabajadores a escala nacional o el 15% a nivel autonómico. Estos porcentajes también los cumple la Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), que hasta ahora era la principal patronal del sector al representar a unas 800 empresas de todos los tamaños. Por lo tanto, ambas plataformas pueden formar parte de las conversaciones con los sindicatos si así lo desean. 

Desde Acotex se han mostrado sorprendidos por la creación de esta nueva patronal y su presidente, Eduardo Zamácola, considera que ellos también pueden defender las posturas de los más grandes. De hecho, entre sus asociados se encuentra Inditex que, por el momento, se mantiene también dentro de esta asociación. No obstante, Zamácola reconoce que «los intereses del grande pueden chocar con el del pequeño».

Es preciso recordar que, con la nueva reforma laboral, se prioriza el convenio colectivo sectorial sobre el de la empresa, por lo que ahora más que nunca conviene llevar la voz cantante en estas negociaciones. En el caso concreto del comercio textil, los convenios colectivos son provinciales y prácticamente todos los años se negocia alguno. Por ejemplo, el de Madrid se tendrá que volver a tratar dentro de poco. 

Por otro lado, la creación de ARTE llega en un momento delicado para el sector. Aunque la facturación en octubre se ha incrementado en un 4,2% respecto al mismo mes de 2021, «lo cierto es que las ventas están disminuyendo mes a mes», tal y como evidenciaba el barómetro de octubre de Acotex. «Entendemos que se debe a que los clientes tienes menos dinero en el bolsillo por el incremento de la luz, el gas, la gasolina, la cesta de la compra, etc. y destinan la renta disponible, principalmente, a alimentos y pago de suministros e hipoteca quedando muy poco o nada para la ropa».

Fuente: elconfidencial.com

AGECU