Saltar al contenido

La moda encara el Black Friday cargada de stock tras un otoño caliente

La gran campaña de descuentos del año podría estar también marcada por el paro en el transporte, convocado el pasado lunes con carácter indefinido y que ya ha hecho saltar las alarmas.

La última vez que el sector se paró, el pasado marzo, afectó a los tiempos de envíos online de las grandes cadenas del sector, que podrían enfrentarse ahora a nuevos retrasos.

     

Miles de abrigos se venderán directamente con descuento esta temporada. Los gigantes de la moda ya encaraban la campaña con más stock de lo habitual, después de adelantar compras ante el miedo a nuevas disrupciones en la supply chain. Pero llegaron septiembre, octubre y noviembre y los termómetros no bajaron. Ahora se acerca Black Friday, la gran campaña de descuentos del año, sin haber tenido siquiera la oportunidad de vender los productos de más margen a full price.

Este año, la mayoría de operadores de moda en España pondrá en marcha los mismos descuentos que en la campaña de Black Friday de 2021 y durante los mismos días, pero muchos de ellos también admiten que sus niveles de stock son más altos de lo habitual a causa de la caída de la demanda y las compras adelantadas.

En concreto, los descuentos de la moda española en Black Friday se situarán este año en un rango de entre el 10% y el 30% y varias empresas ofrecerán además servicios adicionales respecto a los envíos y descuentos extra para los clientes del programa de fidelización. 

Las jornadas promocionales, que tienen particular impacto en las ventas online, con campañas exclusivas para la Red como el Cyber Monday, podrían estar también condicionadas por el nuevo paro en el transporte, convocado el pasado lunes con carácter indefinido.

“Ahora mismo, el impacto del paro logístico no pinta bien, pero confiamos en que finalmente los actores llegarán a algún acuerdo”, explican desde Silbon

La última vez que el sector se paró, el pasado marzo, afectó a los tiempos de envíos online de las grandes cadenas del sector, que podrían enfrentarse ahora a nuevos retrasos en un momento en que la logística ya está habitualmente tensionada.

“Ahora mismo, el impacto del paro logístico no pinta bien, pero confiamos en que finalmente los actores llegarán a algún acuerdo”, explica Pablo López, consejero delegado de la compañía de moda masculina Silbon. La empresa realizará descuentos de hasta el 30% durante la temporada de Black Friday, en línea con los del año pasado.

Es la misma respuesta que dan desde System Action y desde Bóboli, que prevén poner en marcha una campaña similar a las de 2021. Boston coincide y “enfrenta la campaña de Black Friday con ilusión”, aunque desde la empresa propiedad de Mayoral señalan que existe “una multitud de factores externos que están definiendo el año”. Los descuentos de la compañía de moda masculina ascenderán al 30% y la temporada de rebajas durará varias semanas.

Blue Banana tampoco planea reducir las promociones respecto al año pasado y su campaña de Black Friday durará del 24 al 28 de noviembre. “Los descuentos serán diferentes porque tenemos un catálogo más amplio y más tiendas”, señalan desde la compañía.

Naulover también minimizará las promociones durante Black Friday con la intención de vender más a precio completo durante la campaña

Desde Natura, por su parte, explican que la temporada de rebajas por Black Friday no casa con su marca, pero que, este año, “han cedido un poco a causa de la incertidumbre generalizada” que ha reducido las ventas a lo largo de 2022. En concreto, la compañía de la familia Durany ofrecerá descuentos de hasta el 20% en productos seleccionados durante sólo una jornada, aunque no hará campaña publicitaria para anunciarlo.

En cambio, la empresa de moda femenina Naulover también minimizará las promociones durante Black Friday con la intención de vender más a precio completo durante la campaña, según cuenta Carme Noguera, consejera delegada de la compañía. “Queremos empezar a disminuir descuentos en cantidad y en porcentaje, reduciendo los stocks para reducir la oferta de rebajas”, detalla la ejecutiva.

Los gigantes de la moda se blindan de inventario

A cierre del primer semestre, Inditex, H&M y Gap tenían un 35% más de inventario que en la misma fecha de un año atrásEn total, los tres mayores grupos de distribución de moda sumaban 11.199,5 millones de euros en stock en sus almacenes, según consta en los resultados publicados por las compañías.

La mayor subida interanual en el inventario fue la de Inditex, que aumentó su mercancía un 43,27%, hasta 3.672 millones de euros el 31 de julio. El grupo gallego aseguraba que el stock en su almacén es de buena calidad, ya que corresponde a un adelanto en su calendario de compras y a mercancía que se venderá en próxima temporada a precio completo.

H&M, por su parte, también ha declarado que la subida de su inventario corresponde a un cambio de estrategia para protegerse ante disrupciones en la cadena de aprovisionamiento. En el caso de Gap, sin embargo, la subida de los niveles de inventario se debe en su mayoría a artículos no vendidos de anteriores temporadas a los que el grupo deberá dar salida en rebajas o con descuento, por lo que se trata de mercancía de baja calidad.

El deporte no se queda atrás: Nike, el mayor grupo de moda deportiva del mundo, tenía un inventario por valor de 9.700 millones de dólares a 31 de octubre, un 44% más que en la misma fecha del año anterior. Esto se debe, explica el grupo, a “un incremento de stock en tránsito por la volatilidad de la cadena de suministro”.

Adidas, por su parte, disparó su inventario un 72% a 30 de septiembre, hasta un valor de 6.315 millones de euros. “Si bien esto refleja una menor demanda por parte del consumidor en los mayores mercados occidentales desde principios de septiembre, la mayor parte del aumento se debe a costes más altos de productos y fletes”, explicó el gigante alemán en la presentación de los resultados de los nueve primeros meses del ejercicio. 

Fuente: modaes.com

AGECU