Saltar al contenido

Las medidas anticrisis en Barcelona multiplican por 4,5 su impacto económico

El sector de la restauración es el que más se ha beneficiado de las aportaciones económicas del Ayuntamiento

INFORME ELABORADO POR DELOITTE 

El paquete de 54 medidas desarrolladas por el Ayuntamiento de Barcelona a partir de la creación del Centro de Coordinación de Respuesta Económica (Cecore) ha tenido un impacto económico de 405,3 millones de euros (4,5 euros para cada euro invertido), según un informe elaborado por la consultora Deloitte para el área de Promoción Económica del Consistorio.

El Cecore fue concebido como un muro de contención de la profunda y relampagueante crisis económica provocada por la covid y acabó transformándose, a medida que iban remitiendo los efectos de la pandemia, en una sólida palanca de reactivación de la economía local.

La aportación inicial
La inversión municipal ha sido de 91 millones de eiros 

El Cecore ha supuesto la ejecución de un presupuesto extraordinario de 91 millones de euros en menos de 20 meses y un incremento del 37,5% respecto a los presupuestos ordinarios que el Ayuntamiento de Barcelona destina para ayudar a los sectores más afectados por la crisis e impulsar el tejido productivo de la ciudad.

Una de las virtudes del Cecore es que las medidas adoptadas han contado con un amplio consenso político al que se han sumado muchos de los agentes económicos de la ciudad.

A diferencia de la anterior crisis
En lugar de recortes, ayudas e inyección de recursos

El Cecore ha tenido un carácter innovador, muy diferente respecto a la anterior crisis financiera y económica que estalló en el 2008. En lugar de los recortes, en esta ocasión se ha apostado por las ayudas a los sectores más afectados, en un primer momento para parar el golpe y, posteriormente, para reactivar la economía local.

El informe al que ha tenido acceso La Vanguardia cifra en 13.297 los puestos de trabajo mantenidos o impulsados por estas medidas.Distribución del impacto por sectores 

La restauración, a la cabeza

1

Alojamiento y restauración                          21,5%​

2

Servicios TIC                                               14,0%

3

Comercio minorista                                     13,8% 

4

Construcción                                                 8,9%

5

Servicios jurídicos                                         6,1%

6

Administraciones públicas                            5,1%

7

Servicios de asociaciones                            4,6%

8

Arte y cultura                                                 4,4%

9

Agencias de viajes                                        3,5%

10

Otros                                                            18,1%

El mayor impacto se ha dado en los sectores del alojamiento y la restauración, que a comienzos de la pandemia tuvieron que paralizar por completo su actividad, la administración pública, el comercio minorista y los servicios de tecnología de la comunicación.

En total, según el informe de seguimiento que el gobierno municipal se comprometió a elaborar, más de 30.000 empresas y autónomos se han beneficiado de los programas del Cecore. En el caso de los autónomos, las ayudas han llegado al 13,5% del total de este colectivo de trabajadores en la ciudad, mientras que en el de la restauración se ha beneficiado el 37% de los negocios de este sector.

foto XAVIER CERVERA 09/06/2020 La crisi del Covid deixa un paisatge urbà ple de persianes abaixades, restaurats,bars i comerços en general que, si no ho han fet ja, dificlment tornaran aobrir portes. Fotos d'aquest negocis tancats a Barcelona. tant pot ser a barris molt cèntrics com a d'altres més perifèrics. a l imatge, comercos tancats i en lloguer a marques de l argentera, barcelona (durant desescalada crisi sanitaria coronavirus)
Persianas bajadas y locales en alquiler o traspaso, una imagen muy frecuente en elm comercio barcelonés los primeros meses de pandemia  Xavier Cervera

El primer teniente de alcalde y responsable político del área económica del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, pone en valor “la capacidad de adaptar los presupuestos municipales a las necesidades de los diferentes momentos de la pandemia”.Lee también

En este sentido, el dirigente socialista explica que “no hemos querido establecer ayudas permanentes para no crear dependencia” y que, una vez las políticas paliativas surtieron efecto, se han ido sustituyendo por palancas de transformación de la economía. “El Ayuntamiento ha empatizado con la situación económica de la ciudad”, concluye Collboni.

No hemos querido establecer ayudas permanentes para no crear dependencia»

Jaume CollboniPrimer teniente de alcalde

El informe sobre las medidas anticrisis analiza todos los programas desarrollados durante los años de pandemia. La mayoría vuelven la vista atrás, como el de las ayudas a la restauración: 3.683 establecimientos ampliaron o instalaron nuevas terrazas, lo que representó un aumento del valor añadido bruto en este sector de 59 millones de euros entre 2020 y 2021 y el mantenimiento o creación de 2.777 empleos.

Como ejemplo de programas que miran hacia el futuro, destaca el Barcelona Accelera: los 5,3 millones aportados por el Ayuntamiento se espera que induzcan a finales de año una inversión privada de 158,5 millones de euros en sectores estratégicos de la economía de Barcelona.

Fuente: La Vanguardia

AGECU