Saltar al contenido

Los mercadillos corren el riesgo de caer de nuevo en la economía sumergida

Los Presupuestos Generales del Estado 2023 no recogen la reducción del 55% en sus cotizaciones de las que se vienen beneficiando desde 2009

Más de 80.000 familias cuyo principal medio de sustento y vida es la venta ambulante, podrían verse abocadas nuevamente a caer en la economía sumergida, si no prospera una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para 2023, que adapte sus bases de cotización a su actividad, tal y como venía sucediendo hasta ahora desde 2009.

Así lo manifestó a este diario el presidente de UPTA, Eduardo Abad, que reconocía que “el problema va a surgir si se regresa a la situación existente antes de 2009, cuando se trataba de un sector que estaba en la economía sumergida”.

Y es que hasta ahora, estas personas cuya principal actividad se encuentra focalizada en los diversos mercadillos de ciudades y pueblos de toda la geografía española, contaban con una reducción del 55% en la base de cotización mínima del régimen de autónomos, como consecuencia de las especiales condiciones y a las particularidades en el desarrollo de su actividad.

El comercio minorista no siempre se encuentra reglado en un establecimiento físico y con los dependientes detrás de un mostrador. La actividad de los mercadillos representa en torno al 10% del total de este sector y suele desarrollar su actividad en determinados lugares de la calle y su mostrador suele ser una furgoneta. Aunque no hay datos concretos, el volumen de negocio supera los 2.000 millones de euros.

Según Abad se trata de un grupo profesional “con rendimientos inferiores a otros, lo que hay que tener en cuenta”, además de tratarse en su mayor parte de núcleos familiares donde existe un único cotizante, aunque haya más de un trabajador.

En 2022, una persona dedicada a la venta ambulante puede estar pagando de cotización mensual 161,66 euros, por lo que si esta situación no se subsana, a partir de enero próximo debería pagar 230 euros, lo que supone más de 820 euros al año.

“En los presupuestos no aparece nada de fijar una base mínima para estos autónomos de venta ambulante, lo que hay que corregir para que no coticen como el resto”, explicaba el presidente de UPTA. Desde esta organización de trabajadores autónomos se destaca que la modificación realizada por el Real Decreto-Ley 13/2022, por el que se llevó a cabo la modificación del sistema de cotización para los trabajadores autónomos, en su disposición adicional decimoséptima de la Ley General de la Seguridad Social, si se reconoce la bonificación.

Expresamente habla de la posibilidad prevista en el Estatuto del Trabajo Autónomo de proceder y establecer exenciones, reducciones o bonificaciones en las cotizaciones para determinados colectivos por contar con una naturaleza de especiales dificultades para aumentar su capacidad económica y de generación de rentas, siendo el sector de la venta ambulante, uno de estos colectivos.

Para el presidente de UPTA esta va a ser una reivindicación de vital importancia, al tiempo que “vamos a alertar de la existencia de falsas cooperativas de venta ambulante, que es uno de los principales problemas del sector”.

Para llevar a cabo esta denuncia, esta asociación de autónomos va a iniciar una campaña contra estas cooperativas de trabajo asociado que actúan al margen de la ley y del marco jurídico del cooperativismo.

YA SE HA HABLADO CON LA SEGURIDAD SOCIAL

Desde UPTA se han puesto manos a la obra y ya se han dado los primeros pasos para que en trámite parlamentario se introduzca una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para 2023 y se subsane este problema. Eduardo Abad adelanta que hay diálogo fluido con la Seguridad Social con el fin de que sea receptiva a esta modificación, tal y como viene sucediendo desde 2009 y contempla el nuevo sistema de cotización del trabajador autónomo, para este grupo de trabajadores integrantes de una actividad muy determinada. Por lo que la idea que subyace es que existen muchas posibilidades de que antes del próximo 31 de diciembre puede llevarse a cabo esta modificación.

Fuente: Cinco Días

Etiquetas:
AGECU