Saltar al contenido

Menos de la mitad del comercio de proximidad se unirá a un ‘Black Friday’ “sin grandes descuentos”

Aproximadamente un 45% del pequeño comercio se unirá “de una forma o de otra” al ‘Black Friday’ realizando “algún tipo de descuento o promoción”, una cifra “similar” a la del año pasado, en una jornada en la que descartan “grandes descuentos”.

Aproximadamente un 45% del pequeño comercio se unirá “de una forma o de otra” al ‘Black Friday’ realizando “algún tipo de descuento o promoción”, una cifra “similar” a la del año pasado, en una jornada en la que descartan “grandes descuentos”.

Así lo aseguró la Confederación Española de Comercio (CEC) este jueves en un comunicado en el que reconoció que la “mayoría” de los negocios que se unan a la campaña “lo harán para no perder ventas frente a otros formatos, pero también como una muestra de su capacidad de adaptación para dar respuesta las demandas del consumidor”

El presidente de la CEC, Rafael Torres, explicó que “hay que tener en cuenta el momento complejo que vivimos”, ya que, “ante la subida de los costes estructurales o fijos (alquileres, costes energéticos, etc.) y la de los costes variables como el precio de los productos, desde el comercio de proximidad llevamos desde hace meses rebajando márgenes y conteniendo precios o repercutiéndolos con la máxima responsabilidad, intentando guardar un difícil equilibrio para no perder competitividad. En este escenario descartamos que de cara al ‘Black Friday’ vaya a haber descuentos agresivos, porque los comerciantes ya van muy al límite”.

Asimismo, la patronal subrayó que debido a “la caída de la capacidad de compra de los consumidores” y la “previsible caída de ventas”, la “mayoría” de los comerciantes no han adquirido “grandes stocks a los que tengan que dar salida ahora con campañas basadas en la reducción del precio como esta”.

De esta manera, señaló que, aunque cada comercio, en función del sector, tiene “un entorno competitivo muy diferente y mayor o menor capacidad para realizar descuentos”, se prevé que éstos “se limiten a determinados artículos y que de manera generalizada no vayan a producirse grandes promociones”.

Por el contrario, la CEC se mostró “más optimista” respecto a una mayor afluencia de gente en las calles y mayor presencialidad en los establecimientos en una apuesta “por la experiencia de compra en tienda física”.

No obstante, insistió en que la inflación y la incertidumbre económica “se dejarán notar en el ticket medio de compra”, que previsiblemente será “menor” al de anteriores años. “Un buen termómetro para medir los resultados que cabe esperar lo encontramos en la bajada de la contratación de personal para esta campaña tanto en los comercios como en el sector logístico”, destacó Torres.

Fuente: La Vanguardia

AGECU