Saltar al contenido

El centro de Sevilla no escapa a la proliferación de franquicias

En el eje comercial principal, formado por Tetuán y Velázquez, apenas quedan tiendas locales

Como en cualquier gran ciudad del mundo, la gentrificación se ha adueñado del centro de Sevilla y con ello, la pérdida el comercio tradicional es una evidencia frente a la proliferación de las franquicias.

Comercio de cercanía frente a comercio impersonal. El gran eje del centro formado por las calles Tetuán, Velázquez y el primer tramo de O’Donnell, es prácticamente una sucesión de firmas internacionales. Por contra, el eje más auténtico en el que sobreviven comercios locales es el que va de Francos a Regina.

Cuesta trabajo encontrar un negocio tradicional sevillano en el eje Tetuán-Velázquez, milla de oro de la ciudad con unos precios muy elevados. Las grandes cadenas se imponen aquí, aunque todavía es posible encontrar negocios locales como las Joyerías Chico y Abrines o la zapatería de Paco Rodríguez.

En el caso de la otra gran calle comercial de Sevilla, Sierpes, siempre ha sido más local por su propia configuración. Pero en los últimos años, los propietarios sevillanos de estas casas, han preferido cerrar sus negocios y alquilar o vender sus espacios a grandes franquicias. Aquí de todos modos sobreviven tiendas centenarias como Maquedano, la Papelería Ferrer, la confitería la Campana o el café Catunambú.

Por su parte, la calle Francos, y su entorno, se ha convertido en un verdadero oasis en el que no sólo se conservan tiendas centenarias, sino que surgen nuevas apuestas impulsadas por empresarios sevillanos.

Se trata del contrapunto más claro en el centro al principal eje comercial, conformado por las calles Tetuán y Velázquez. Francos ha sido también el refugio de muchos empresarios locales que durante la crisis han optado por abrir sus negocios aquí al ser los alquileres más baratos.

Las tiendas de la calle Francos tienen nombre y apellidos, evidenciando la clara apuesta de los empresarios locales. La mayoría de los comercios que funcionan en Francos cuentan con el valor añadido de ofrecer un género que prácticamente sólo se puede encontrar en ellos.

Es el caso de Casa Rodríguez, de artículos religiosos; y de la Cordonería Alba. Son dos tiendas centenarias que ofrecen una artesanía única que es demandada desde muchos lugares de Andalucía y del resto de España.

Por Francos, siguiendo por Álvarez Quintero, la Plaza del Pan, Lineros, Puente y Pellón, la Encarnación, Regina, Feria y la Macarena, discurre el eje tradicional del comercio de la ciudad. Es, sin duda, una zona muy potente e importante que conserva un sabor muy especial.

Un reciente estudio realizado por Jaime Jover Báez, profesor de la Escuela Universitaria de Osuna (centro adscrito a la US), titulado Geografía comercial de los centros históricos: entre la gentrificación y la patrimonialización. El caso de Sevilla, advertía que la presencia de negocios tradicionales en el centro de Sevilla estaba en claro descenso, hasta el punto de que su presencia se calificaba de marginal en algunas vías. 

En el recuento de establecimientos, el autor del estudio se remonta a 1993, cuando en el centro comercial de Sevilla había 16 negocios franquiciados y 52 pertenecientes a grandes firmas. Las primeras estaban dedicadas a ropa y calzado. Se distribuían entre la Plaza Nueva y Sierpes, mientras que el reparto de las segundas era «más homogéneo»: El Corte Inglés en el Duque, Galerías Preciados en la Magdalena, Almacenes Vilima en Puente y Pellón o Almacenes Peyré en Francos. 

En 2005 este mapa ya había cambiado. La franquicias se multiplicaron por cinco, hasta las 81. Las grandes firmas seguían en cifras similares (49). aunque aquí hay que destacar la desaparición de ciertas marcas (sevillanas principalmente) y la aparición de grupos nacionales como Inditex y Cortefiel. A mitad de la década pasada se consolida una cierta diferencia entre la zona occidental y oriental del centro comercial.

El último dato del estudio es de 2017. Las franquicias llegan a las 135 enseñas, un 67% más que en 2005. Las grandes firmas suman 93 locales, un 89% de crecimiento en 12 años. En este grupo cabe destacar la fuerte presencia de entidades bancarias y tiendas de moda de las principales corporaciones españolas, hasta suponer más de la mitad de estos negocios, en los que también tienen bastante auge los establecimientos de telefonía y de estética. Su presencia sigue aumentando en Tetuán y Velázquez, pero también en O’Donnell, Rioja, Plaza Nueva, de San Francisco y la Campana. 

Un plan estratégico para proteger el comercio tradicional

El Ayuntamiento de Sevilla ha encargado la elaboración de un plan estratégico que debe definir cuáles son las acciones que hay que desarrollar en un futuro para favorecer e impulsar la actividad económica, especialmente la que afecta a su tejido comercial más histórico.

Este documento analizará cuáles son las debilidades y las fortalezas y marcará la hoja de ruta a seguir para que el comercio tradicional se adapte a las nuevas tendencias y modas y no sucumba frente a la proliferación cada vez mayor de grandes multinacionales o franquicias. El plan estratégico servirá también para decidir si el Ayuntamiento renueva ante la Junta de Andalucía la declaración de, al menos, una Zona de Gran Afluencia Turística, ya que la actual, con una vigencia de cuatro años y que afecta al distrito Casco Antiguo y parte de Triana, expira este 2022.

Fuente: Diario de Sevilla

AGECU