Saltar al contenido

El comercio de Zaragoza estrena tecnología y nuevos colores para competir contra las grandes marcas

Al menos 40 establecimientos del centro cuentan ya con medidores de CO2, temperatura y humedad.

El comercio local de Zaragoza estrena tecnología y nuevos colores para competir contra las grandes marcas. Al menos 40 establecimientos del centro han instalado medidores de dióxido de carbono, temperatura y humedad, mientras que el entorno de la calle de Delicias luce ya unos llamativos tonos rojos, ‘grafitis digitales’ y cubos inteligentes que ayudarán a promocionar los negocios de la zona y los atractivos de la Comunidad. A todas estas iniciativas, enmarcadas en el Plan Local de Comercio, se une la instalación de sonómetros y de 19 «nodos de control de aforo»; cámaras que aportarán información sobre la afluencia y el comportamiento de los clientes, además de gincanas virtuales llamadas a reforzar el atractivo del comercio de proximidad.

La idea, explicó la concejala de Economía, Carmen Herrarte, es que todo pueda estar implementado «a finales de enero». En la calle de Delicias faltan aún la señalética, el arco de la entrada -que estará en torno al día 23- y los maceteros, que se colocarán de cara al 15 de enero. Y en cuanto a la vertiente digital del plan, quedarían las grandes pantallas de hiperrealidad del jardín vertical, una solución ya presente en la plaza de Callao, en Madrid, y que previsiblemente estará lista a finales de enero. También está previsto pintar más elementos de arte digital y ampliar el número de negocios con medidores de CO2, temperatura y humedad hasta un total de 80.

El objetivo, defendió la edil, es «democratizar la tecnología» para que establecimientos y asociaciones tengan los instrumentos con los que trabajan a diario los centros comerciales y las grandes plataformas. «Son herramientas más que testadas en el sector. Se ha demostrado que llevan afluencia de público y aumentan el tiempo de estancia», manifestó.

Cubos instalados junto al jardín vertical de Las Delicias.
Cubos instalados junto al jardín vertical de Las Delicias.
Retoques y novedades

Medidas como los grafitis de arte híbrido desarrollados por Imascono han tenido que pasar ‘por boxes’ al no terminar de convencer a los vecinos. «Tenemos pendiente instalar los códigos QR sobre las pinturas para que la gente los escanee. Pusimos una primera placa metálica, pero el grosor era un tanto excesivo y hemos decidido retirarlas. Se han encargado unas mucho más finas que no molestarán a nadie. Además, está previsto pintar otros dos grafitis de cara a 2023», explicó Óscar Rubio, director de tecnología de la compañía.

Otra de las novedades más llamativas son los cubos instalados en el entorno del jardín vertical, a cargo de HMY. «El viernes colocamos ya la primera intervención. Se trata de dos contenedores que forman una pantalla de aproximadamente 4,5 metros de altura y 2,5 de anchura con una mezcla de contenidos artísticos, otros que repasan la historia del barrio, otros que animan a la gente a consumir en el comercio de proximidad y otros con frases de personajes ilustres», indicó su director de innovación y estrategia de negocio, Alberto Fantova.

Estos cubos permitirán abrir también «una ventana» a lo que esté pasando en otros puntos de la ciudad y de Aragón. «Si todo va bien, replicaremos este mismo concepto en la plaza de San Felipe y la plaza de Santa Cruz. La intención es que estén a mediados y finales de enero», dijo.

Negocios como la céntrica Relojería Cester miden ya el C02.
Negocios como la céntrica Relojería Cester miden ya el C02.
Planes para 2023

Herrarte asegura que la ejecución de las partidas previstas para el Plan Local de Comercio se situará «por encima del 90%» al acabar el año. Las actuaciones ya implantadas y las que se desarrollarán en las próximas semanas se harán con cargo al presupuesto de 2022. Para 2023, no obstante, se prevén más acciones, ya que las cuentas presentadas por PP-Cs reservan más de un millón de euros para este proyecto. No en vano, la intención es crear hasta 12 paseos comerciales en la ciudad en puntos como San José, el ActurTorrero o Casablanca.

Para el próximo ejercicio quedará, por ejemplo, la instalación de veladores en el entorno del Mercado Central y de unas ventanas que harán que el edificio sea eficiente energéticamente, iniciativas que habrían chocado con Patrimonio pero que habrían recibido luz verde recientemente.

Fuente: Heraldo

AGECU