Saltar al contenido

El uso de efectivo en las compras en tiendas baja del 83% al 66%

El uso de bizum y aplicaciones móviles crece en los pagos entre particulares y representa ya el 13% de las operaciones según la encuesta del BCE

Este año, sólo el 66% de las compras en tiendas físicas en España se ha abonado con dinero en efectivo frente al 83% que se hacía en 2019, según el estudio ‘Uso del efectivo y de otros medios de pago: ¿cómo está cambiando la forma en que pagamos?’, elaborado por el Banco de España sobre la encuesta realizada por el Banco Central Europeo (BCE). La pandemia causada por la covid-19 ha acelerado la digitalización y aunque el efectivo sigue siendo el medio de pago más utilizado en España para las compras en comercios físicos y los pagos entre particulares, su uso registra una notable disminución. Esta reducción está provocada en primer lugar por el aumento de compras online y, en segundo lugar, por un cambio en los hábitos de pago de los consumidores. En concreto, el uso de bizum y otras aplicaciones móviles representa ya el 13% de los pagos entre particulares (el 14% en importe).

En las compras en comercios físicos, el efectivo se utiliza generalmente para compras de un importe inferior al de los pagos con tarjeta (un importe medio de 22,6 euros en efectivo frente a una media de 38 euros con tarjeta); en consecuencia, el valor de los pagos en efectivo se sitúa en el 51% del total.

La tarjeta bancaria se utiliza en el 28% de las compras, 13 puntos porcentuales más que en 2019, y su peso en el total del importe alcanza el 37%. En cuanto a los pagos con aplicaciones móviles en las tiendas ha pasado de ser residual hace tres años a representar el 3,7%.

Las personas de mayor edad utilizan más el efectivo: los mayores de 55 años realizan cerca del 70% de sus compras en comercios físicos con efectivo frente al 60% de los menores de 40 años.

El Banco de España también destaca el aumento de las compras online en la restauración, la hostelería y los supermercados, que ha subido del 8,3% al 29,1%. En general, en 2022 el peso de las compras online se duplica en número de operaciones respecto a 2019.

Para los pagos recurrentes, los españoles utilizan de forma mayoritaria las domiciliaciones: casi el 80% del importe de los pagos recurrentes está domiciliado, alcanzando el 90% en los recibos de telefonía e internet, pero solo el 70% en el pago de suscripciones. Solo en los pagos relacionados con el transporte, la tarjeta es el medio más habitual.

En cuanto a los pagos entre particulares, el 71% sigue haciéndose en efectivo, aunque se reduce su uso por la facilidad cada vez mayor ofrecida por las aplicaciones móviles.

Fuente: elcorreo

AGECU