Saltar al contenido

La UE obliga a Amazon a respetar sus reglas sobre competencia

Bruselas anunció este martes haber logrado un acuerdo con el gigante del comercio en línea Amazon para cerrar prácticas consideradas en detrimento de la competencia sobre todo en el uso de datos de vendedores independientes que utilizan su plataforma.

En julio, el grupo estadounidense propuso realizar unos cambios para responder a las preocupaciones del ejecutivo europeo, que vela por el respeto a las reglas en los 27 Estados miembros. «La Comisión aceptó los compromisos propuestos por Amazon», señaló la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en rueda de prensa.

Ahora, la empresa dirigida por Jeff Bezos dispone de seis meses, «hasta junio de 2023», para ponerse al día, precisó Vestager.

La plataforma estadounidense tiene un doble rol: pone a disposición de los vendedores independientes un espacio en el que pueden vender productos directamente a los consumidores, y también vende productos como minorista, en competencia con los vendedores que usan su sitio.

En julio de 2019, la Comisión Europea abrió una investigación, acusando a Amazon de utilizar datos comerciales de los minoristas independientes para calibrar su oferta, considerando que esto falseaba la competencia.

Un año después, abrió otra investigación al sospechar que el grupo daba un trato preferente a los vendedores que usaban sus servicios de logística y de reparto.

Para cerrar el primer asunto, Amazon se comprometió a «abstenerse de usar datos no públicos sobre las actividades de los vendedores independientes en su plaza de mercado, o derivados de estos, para sus actividades de venta minorista».

Respecto a la segunda investigación, Amazon prometió, en el marco de su programa Prime, permitir que los vendedores «elijan libremente al transportista» para sus operaciones logísticas y de reparto.

La UE también investigó si la «caja de compra» («Buy Box») de Amazon que aparece en la pantalla empuja artificialmente a los compradores hacia vendedores que utilizan el servicio de logística del grupo estadounidense.

«Igualdad de tratamiento»

En este sentido, la compañía también prometió que ofrecerá «igualdad de trato a todos los vendedores a la hora de clasificar sus ofertas» y que, cuando exista «una segunda oferta lo suficientemente diferenciada (…) en lo que respecta al precio del envío», esta se mostrará junto a aquella propuesta por vendedores que utilicen el servicio «Buy Box».

Estos compromisos han sido objeto de negociaciones con la Comisión, que afirma haber obtenido algunas mejoras de Amazon. El grupo se comprometió, sobre todo, a introducir un sistema centralizado de reclamaciones abierto a todos los vendedores y transportistas.

La Oficina Europea de las Uniones de Consumidores (BEUC) ha «acogido con satisfacción» este acuerdo que «evita años de disputas jurídicas adicionales». Sin embargo, su directora general, Monique Goyens, ha pedido a la Comisión que «vigile de cerca el cumplimiento por parte de Amazon de sus compromisos».

«Estamos satisfechos de haber respondido a las preocupaciones de la Comisión Europea», indicó un portavoz del distribuidor. «Aunque seguimos estando en desacuerdo con varias de las conclusiones preliminares de la Comisión Europea, hemos adoptado un enfoque constructivo», precisó.

Amazon subraya su contribución al tejido económico, al haber unas 225.000 pequeñas y medianas empresas europeas que venden a través de su plataforma.

Fuente: france24

AGECU