Saltar al contenido

Los pequeños negocios no prevén que las ventas en estas Navidades lleguen al nivel previo a la pandemia

Los pequeños comercios piensan que las ventas en la primera Navidad tras la pandemia serán más flojas que antes de ella. La inflación deprimirá el consumo familiar en torno al 10% y 15%.

Las previsiones de las asociaciones de autónomos y expertos se han materializado: las ventas en pequeños comercios y establecimientos no aumentarán en Navidad. El Consejo General de Economistas (CGE) advirtió que la demanda caerá entre 10% y un 15% en todas las actividades. Distintos sectores de autónomos quieren ser algo más optimistas y esperan que, a pesar de de que el 2022 ha sido un año marcado por la incertidumbre, el aumento de costes y caída del consumo, sus ventas sólo caerán un 5% en estas fechas tan señaladas. 

La primera Navidad sin restricciones no será una celebración para los trabajadores por cuenta propia. “La inflación ha deprimido las ventas en el pequeño comercio”, afirmó Julián Ruíz, secretario general de la Confederación Española de Comercio (CEC). El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) “ha sido descendiente a lo largo del año”, aclaró el experto. Las familias– continuó – han visto como sus gastos corrientes no han dejado de crecer en 2022, “lo que conlleva un frenazo lógico que especialmente afecta a los autónomos pequeños negocios”, señaló.

“Aunque depende mucho del sector, hay algunos que no notarán tanto la caída de la demanda porque al elevar sus precios, compensarán las pérdidas. Sin embargo, otros, pueden caer por encima del 5%”, explicaron desde CEC.

Para el comercio especializado en productos de alimentación como la carne y sus derivados «no ha resultado ser un buen año; se ha producido una reducción significativa del volumen de los productos cárnicos en la cesta de la compra, aunque hay confianza en que estas fechas navideñas supongan cierta recuperación en las ventas», aseguraron la Asociación de Carniceros de Madrid (CARNIMAD). 

Todos los sectores coincidieron en que esta caída del consumo es el último escalón que sortear tras un año marcado por el aumento generalizado de costes. Los comercios y peluquerías no son los únicos que se verán afectados. También muchos otros como taxistas, transportistas u hosteleros. Todos han experimentado un aumento drástico de sus costes por culpa de la inflación.

Los economistas analizan la caída de la demanda en los pequeños negocios 

El Consejo General de Economistas advirtió que los autónomos y pequeños negocios se enfrentan a un final de año marcado por la subida general de sus costes fijos y la contracción del consumo. Según los expertos, tanto la subida del Salario Mínimo Interprofesional como la inflación y el aumento de costes energéticos, conllevará un cierre de 2022 de “mucha penuria”, con una tendencia alcista que podría prorrogarse hasta el primer semestre de 2023.

“Mientras el conflicto bélico perdure en Ucrania, será imposible que tanto la luz como el gas recuperen un precio estandarizado”, afirmó Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas (CGE). “Nos espera mucha penuria, y no sólo en Navidad, la bajada del consumo y el alza de costes perdurará también el primer semestre del próximo año”, concretó Pedraza.

“Los autónomos de España viven del consumo. Las peores predicciones se han cumplido. La subida de los tipos de interés por parte de los bancos centrales – en nuestro caso el Banco Central Europeo (BCE) – ha elevado en hasta un 35% las hipotecas de los ciudadanos en España. El orden de prioridades de una familia es sencillo: casa, comida y gastos corrientes (luz, agua y gas). Si esos pilares no se sostienen, no puedes pedirle a un hogar que salga a la calle a comprar ropa, zapatos o un mísero libro”, aseveró Pedraza.

La hostelería y el taxi están recuperando cierta estabilidad en Navidad

La caída de ventas no afectará por igual a todos los sectores. Algunos, principalmente la hostelería y el taxi aseguraron estar “en una buena época del año para su actividad”. “Esas fechas muestran las ganas que tienen muchos clientes de disfrutar tras unos años tan aciagos como el 2020 o el 2021”, concretó Miguel Ruano, Presidente de la Federación Andaluza del Taxi (FAAT).

El sector del taxi, comentó Ruano, ha recuperado cierta “normalidad” en sus servicios pues ellos “dependían de la movilidad” de turistas y eso “poco a poco ha ido mejorando”. Aunque “el aumento de costes ha sido común a todos los sectores”, el final del año será positivo para un sector que celebra la vuelta de la normalidad por estas fechas.

Por su parte, los hosteleros también mostraron bastante optimismo. “Estamos completos y con miles de reservas”, Thor Rodríguez, presidente de la Asociación de Hostelería Compostela. “Por fin podemos celebrar con optimismo una Navidad, cargados de cenas de empresa y amigos. Este es el premio por haber soportado la pandemia, la inflación y la incertidumbre”, añadió el portavoz de los hosteleros gallegos.

A pesar de las buenas perspectivas para estas fiestas, Rodríguez también señaló que los autónomos del sector inevitablemente seguirán sufriendo una subida de costes “como lo llevan padeciendo desde el inicio de la pandemia”. “Hemos soportado a lo largo del curso un incremento de casi el 50% en el coste de las energías y el gas no tiene previsto bajar de precio, por ejemplo. En cuanto a las materias primas, los productos frescos aumentaron un 20% en 2022”, concretó Rodríguez.

“Nos sigues preocupando que las familias tengan el mismo sueldo y que con la inflación gasten menos en nuestros bares y restaurantes. Nos preocupa que los productores de leche estén dando por perdidas sus explotaciones y al haber menos producto se encarezca. Como en este caso, sucede en muchas otras materias primas indispensables para la hostelería”, detalló el representante de los hosteleros.

Los transportistas esperan una respuesta del Gobierno esta Navidad

Otras actividades como el transporte no dependen precisamente del consumo generalizado. Sin embargo, sus navidades también estarán marcadas por la incertidumbre: estos autónomos aún no saben si mantendrán la bonificación de 20 céntimos sobre el precio de la gasolina el próximo 2023. Ayuda que ha resultado indispensable para su actividad, dado que supone un ahorro mensual de entre 700 y 1.000 euros al mes para estos trabajadores por cuenta propia.

Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) explicó que siguen sin recibir respuesta por parte del Gobierno y que “tomarán las uvas y celebrarán las fiestas” sin saber si podrán soportar el aumento de costes en su actividad de cara la acuesta de enero. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aún no ha contactado con el sector a falta de menos de 15 días para que concluya el año: fecha en la que el Ejecutivo determinó que esta bonificación concluiría.

Fuente: autonomosyemprendedor.es

AGECU