Saltar al contenido

Una campaña digital y optimista: así se prepara el comercio para las Navidades

Tres de cada cuatro españoles esperan gastar esta temporada igual o más que el año pasado

Esta temporada navideña representa el regreso a la normalidad después de dos años marcados por la pandemia. Y no significa un dato menor para los comerciantes: para el 87% de ellos las ventas de este periodo suponen el hito comercial más importante del año, de acuerdo a un estudio realizado por la plataforma electrónica Ankorstore. Y el optimismo no es menor: los minoristas españoles son los más esperanzados de toda Europa respecto a la posibilidad de alcanzar buenos resultados en este periodo de fiestas.

La ilusión del sector coincide con la de los compradores. A pesar del contexto económico, tres de cada cuatro españoles tienen previstos gastos iguales o similares en estas Navidades en comparación al ejercicio pasado, según una investigación de la compañía Oney. En particular, el desembolso de media alcanzará los 779 euros, concentrado en regalos, alimentación y bebidas.

Mensajes claros

Los datos alentadores no deben hacer olvidar a las marcas la sensibilidad actual y las dificultades económicas en su aproximación a los posibles clientes. Ocho de cada diez encuestados señaló que cambiará sustancialmente sus decisiones de compra debido al aumento generalizado de precios.

Los mensajes publicitarios relacionados con la inflación y la situación económica en general han crecido un 39,5% en los nueve primeros meses del año, asegura la plataforma de recomendaciones Out­brain, lo que revela el interés de las personas por lo que el sector privado tiene para decir de este contexto.

Las búsquedas son claras en este sentido: los “descuentos” son el factor de compra más importante en las conversación en redes sociales, según la agencia de investigación Ipsos. Esto supone un riesgo para el sector: cuando las ofertas son engañosas, los consumidores se vuelven rápidamente a las plataformas sociales para quejarse.

Rafael Amieva, general manager de Outbrain España, afirma que, ante este desconcierto, las empresas tienen la responsabilidad de no aprovecharse de los miedos y las preocupaciones de los consumidores. “Las marcas tienen que ser sensatas, creíbles, honestas y tener un propósito claro para ganarse un hueco en la vida de los clientes”. Para esto, transmitir seguridad entre tantos miedos y preocupaciones es fundamental para crear conciencia de marca y lealtad, resalta Amieva.

Soluciones digitales

El retorno a la normalidad enfrenta a los comerciantes ante el desafío del regreso de los clientes a las tiendas físicas, pero sin menosprecio del canal digital. El 30% de los encuestados dice que realizará sus compras a partes iguales entre el canal digital y el físico, según el estudio encargado por Oney. Ante esto, la tecnología y las herramientas de control juegan un factor decisivo.

“El comportamiento del mercado español no favorece a los pequeños comercios frente a las grandes cadenas de retail, las plataformas electrónicas y los hábitos de consumo rápido”, apunta Barthélémy Monigard, country manager de Ankorstore.

Para hacer frente a esta desigualdad, los minoristas deben ser capaces de identificar nuevas tendencias, adquirir un inventario cuidado y mantener el contacto con sus clientes.

EL RETO DE DIGITALIZACIÓN DE LAS PEQUEÑAS TIENDAS
Una campaña digital y optimista: así se prepara el comercio para las Navidades
  • Novedad. La competencia de las grandes cadenas y portales electrónicos no es nueva para los pequeños comercios, por lo que la tecnología y las herramientas digitales son necesarias para prosperar en la temporada navideña.
  • Marketplaces. La gestión de los transportes, los plazos de entrega, los pagos y la financiación son los principales retos de los pequeños minoristas, afirma María Carrasco, responsable de marketing de RS Barcelona, una pequeña tienda de decoración en la capital catalana. Por eso, las plataformas integradas que permiten a los comerciantes acceder a soluciones integradas son grandes aliadas.
  • Alcance global. La digitalización permite hacer más cortas las distancias. “Les damos la posibilidad a las marcas de crecer, de vender fácilmente sus productos en toda Europa y de mantener contacto directo con los minoritas”, destaca Barthélémy Monigard, country manager de Ankorstore, una plataforma que conecta a pequeñas tiendas con marcas independientes.
  • Singularidad. Tanto Carrasco como Monigard subrayan la importancia de la apuesta por el comercio local, que no tiene que ser en desmedro de soluciones tecnológicas.
  • Impacto duradero. Monigard resalta que la temporada de fiestas afecta directamente a la trayectoria de los comercios locales. La construcción de vínculos a largo plazo puede hacer la diferencia para los minoristas.

Fuente: Cinco Días

AGECU