Saltar al contenido

El ‘annus horribilis’ del pequeño comercio

UPTA alerta del cierre de miles de establecimientos en 2022

La falta de actuaciones de rescate y de incentivación del consumo están detrás de la trágica desaparición de casi 19.000 afiliados de UPTA en menos de un año: así de contundente reza el comunicado emitido por la organización de trabajadores autónomos recogido por Europa Press, en el que se alerta de la situación crítica que atraviesa el pequeño comercio.

El organismo, que define 2022 como un año “dramático” para el sector, denuncia el cierre de miles de establecimientos del ramo en 2022 e insta al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo “a no poner cortafuegos específicos para aliviar la trágica situación de uno de los principales vectores del trabajo autónomo”.

En esta línea, UPTA viene reclamando al Ministerio la puesta en marcha de una serie de “medidas de urgencia” para paliar la situación que atraviesan estos autónomos que, de momento, no han recibido respuesta.

Eduardo Abad (UPTA): «Si no llegan las ayudas, este año podrían cerrar 20.000 tiendas más, arruinando a miles de familias vinculadas a un sector que se muere lentamente»

«Solo a través de la digitalización y la formación los autónomos podrán adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y ser más competitivos”, ha declarado a Europa Press el presidente de UPTA, Eduardo Abad.

Si esas ayudas no llegan, Abad anticipa el cierre de otros 20.000 establecimientos en 2023 y, por ende, la ruina de miles de familias cuya economía depende de un sector que, según asegura, “se muere lentamente”.

Paralelamente, UPTA insta también al Ministerio de Hacienda a hacer lo propio mediante el desarrollo de iniciativas de diversa índole (bonificaciones fiscales, etc.) tendentes a reactivar el consumo en el pequeño comercio, cuyas tiendas, “vinculadas al consumo diario y especialmente presentes en comunidades autónomas con mayor grado de dispersión poblacional”, se encuentran devastadas por la crisis.

Fuente: Profesional Retail

AGECU