Saltar al contenido

Google permitirá a los súper comprobar su stock a través de inteligencia artificial

Lanza un software que monitoriza la disponibilidad de productos en los lineales

Google presentó este viernes una batería de nuevas herramientas digitales, basadas en la inteligencia artificial, diseñadas para las empresas del sector de la distribución, para su aplicación tanto en la venta física como digital.

Las novedades, desarrolladas por Google Cloud, están concenbidas «para ayudar a los minoristas a transformar los procesos de comprobación de los lineales de las tiendas físicas, y para mejorar sus tiendas web con experiencias de compra más fluidas y naturales para los clientes», anunció la compañía en vísperas de la feria NRF 2023, el mayor evento del sector retail en EE UU.

La principal novedad es la solución desarrollada para comprobar la disponibilidad de productos en los lineales de las tiendas en tiempo real. Esta, basada en inteligencia artificial, quiere ayudar a los operadores de supermercados a dimensionar de forma correcta sus lineales y a tenerlos surtidos.

A través de las cámaras situadas frente a ellos, o de cualquier otro dispositivo que utilice el personal del establecimiento, el programa es capaz de reconocer miles de millones de productos y sus etiquetas, según la propia base de datos de Google, y aunque la disposición de estos artículos en las tiendas pueda impedir una correcta lectura. «Se pueden utilizar imágenes procedentes de una cámara situada en el techo de la tienda, del teléfono móvil de un empleado o de un robot que se dedique a recorrer los lineales», describe la compañía.

Según Google, esta tecnología permitirá a los comercios optimizar sus compras en base a la demanda real, y reducir el dinero perdido por las ventas no realizadas. Según datos de Nielsen IQ, solo en Estados Unidos los comercios perdieron 82.000 millones de dólares en 2021 por este concepto. La herramienta ya está disponible en la actualidad en su versión preliminar y Google espera lanzarla en los próximos meses. La tecnológica aclara que las imágenes que se tomen con ella serán propiedad del cliente.

Esta también anunció el lanzamiento de una nueva función de navegación, también basada en inteligencia artificial, que permite ordenar los productos que muestran los retailers en sus comercios electrónicos, según la categoría que elija el cliente. La herramienta aprende cuál es el orden ideal en cada categoría para elevar las probabilidades de cerrar una venta.

En esta línea, Google también ha lanzado una solución para personalizar la presentación de los productos que aparecen en la web, según el comportamiento del cliente: dónde hace click, qué artículos suele añadir a la cesta de la compra. Por último, Google ha mejorado su solución de recomendaciones, que permite al comercio personalizar qué productos presenta de manera individualizada a los clientes, añadieron las mismas fuentes.

Fuente: Cinco Días

AGECU