Saltar al contenido

Barcelona: El comercio espera que el Black Friday compense el mal inicio de la campaña de invierno

El pequeño comercio barcelonés enfrenta el Black Friday con buenas perspectivas tras un mal inicio de temporada de invierno por las altas temperaturas que vive Cataluña y pese a que no se muestra partidario de hacer descuentos justo antes de la campaña de Navidad.

El pequeño comercio barcelonés enfrenta el Black Friday con buenas perspectivas tras un mal inicio de temporada de invierno por las altas temperaturas que vive Cataluña y pese a que no se muestra partidario de hacer descuentos justo antes de la campaña de Navidad.

Como cada año, el último viernes de noviembre los establecimientos celebran el Black Friday, una tradición importada de Estados Unidos, que precede a la campaña de Navidad con importantes descuentos y que la mayoría de cadenas han ampliado a toda la semana.

El presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jené, ha explicado a EFE que los ejes comerciales y turísticos de Barcelona iniciaron ayer lunes los descuentos de Black Friday que mantendrán durante toda la semana.

La entidad, que reúne a los ejes comerciales y turísticos de la ciudad, prevé registrar esta semana unas buenas ventas «porque -ha dicho Jené- es una época promocional potente», que pueden compensar el mal inicio de la campaña de invierno, debido al retraso con el que ha llegado el frío y a una renta familiar perjudicada por el incremento de precios de la cesta de la compra.

Aunque algunos ya empezaron el fin de semana, la mayoría de comercios iniciaron ayer esta campaña de descuentos, con una rebaja media de los precios del 30 %.

Jené considera que esta semana de descuentos está «mal ubicada», justo antes de la campaña de Navidad, ya que «fulmina las compras del puente de la Constitución», que tradicionalmente suponía el pistoletazo de salida de las compras navideñas.

Opinión que también comparte el presidente de Barcelona Comerç, Pròsper Puig, que nunca ha sido partidario del Black Friday, porque se celebra precisamente en el momento de más compras de todo el año.

«No incentiva, sino que adelanta las compras de Navidad a noviembre», ha señalado Puig para quien sería una buena idea celebrar otro día del consumo que no sea cercano a las fiestas navideñas.

«Esta celebración no incrementa las ventas, sino que reduce los márgenes», lo que impacta en las cuentas de explotación de los pequeños comercios de la asociación, que agrupa a los 22 ejes comerciales de proximidad de Barcelona.

Sólo aproximadamente un 40 % de estos comercios se suman a la campaña del Black Friday, según Puig, que cree que, en la mayoría de los casos, los comerciantes se ven «obligados» apuntarse a esta iniciativa.

El presidente de Barcelona Comerç cree que el consumo, de momento, «está aguantando bien», pero muestra su preocupación por cómo irán las cosas después de Navidad, debido a los problemas que viven muchas familias.

Aunque el Black Friday se celebra este año el día 24 de noviembre, la mayoría de cadenas de moda también hacen descuentos durante toda la semana.

Así, las tiendas de Mango mantienen los descuentes del 20 al 26 de noviembre, al igual que la firma de joyería Tous, que cuenta con descuentos de hasta el 40 % en sus artículos.

Como cada año, la moda, la ropa del hogar o la tecnología serán las estrellas del Black Friday, a la que además de comercios se han sumado negocios tan diferentes como peluquerías, farmacias, hoteles o aerolíneas.

Fuente: La Vanguardia

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos