Saltar al contenido

Los promotores no pueden unir locales en el centro de Sevilla para uso hotelero

Urbanismo argumenta que la instrucción aprobada en octubre busca proteger el mantenimiento del parcelario histórico de Sevilla

Existen numerosos ejemplos en el centro de Sevilla de vinculaciones funcionales que han sido utilizadas para sustituir un comercio tradicional o viviendas residenciales por una gran superficie comercial o gran cadena turística. Uno de los últimos es el hotel que la empresa fundada por el actor Robert de Niro abrió hace unos meses en la plaza de San Francisco. Desde la instrucción firmada el pasado 20 de octubre por el gerente de Urbanismo, los promotores ya no pueden vincular inmuebles para uso hotelero. El equipo de José Luis Sanz busca con la medida proteger el mantenimiento del parcelario histórico del casco antiguo de la ciudad.

En la instrucción firmada por Fernando Vázquez se apunta a “no proceder a la tramitación de todos los proyectos relativos a establecer vinculaciones funcionales edificaciones de distintas parcelas en el conjunto histórico, tanto para locales comerciales o de ocio como para el uso terciario, hotelero y turístico, inadmitiendo su tramitación y en cualquier caso no autorizando dichas propuestas, instando al servicio de Planeamiento y Desarrollo Urbanístico y al Servicio de Licencias e Inspección Urbanística de esta Gerencia, al estudio del establecimiento de unos criterios ciertos, no discrecionales, sin perjuicio de la legislación sectorial correspondiente”.

Añade que la instrucción “no será de aplicación a aquellos proyectos que correspondan a solicitudes de reformado con licencia concedida que ya hayan permitido la vinculación funcional y aquellos otros presentados con anterioridad a la fecha de la presente instrucción”, que fue firmada el 20 de octubre y que hoy verá el visto bueno en la comisión ejecutiva.

En la propuesta se argumenta que “si bien, actualmente, tanto la normativa urbanística como la patrimonial, no regulan las tramitaciones de vinculaciones funcionales con carácter general, se han venido tramitando solicitudes de licencias que afectan a parcelas contiguas entre las que no es posible urbanísticamente la agregación de parcelas. A consecuencia de ello, actualmente el conjunto histórico de la ciudad cuenta con una proliferación de uso de establecimientos hoteleros, turísticos, comerciales o de ocio que funcionan sobre más de una parcela urbanística, lo cual ha provocado considerar detener el actual criterio y establecer, en su caso, un criterio certero de aplicación, al objeto de la protección del mantenimiento del parcelario histórico de la ciudad, tal y como establece la normativa del Plan General vigente”.

Esta medida va de la mano del intento del gobierno municipal para poner freno a la tendencia de los últimos años del cierre de negocios emblemáticos. Los populares también prohíben con esta instrucción conceder licencias para realizar vinculaciones físicas puntuales de parcelas o fincas colindantes, especialmente en el conjunto histórico de la ciudad. O lo que es lo mismo, a partir de ahora no se podrán unificar locales que se encuentran en distintos edificios.

Estas autorizaciones se venían otorgando hasta el momento dado que, ni en la normativa urbanística ni en la patrimonial se regula expresamente, de manera que, si bien urbanísticamente no es posible la agregación de parcelas contiguas (en particular en el centro histórico) no hay especificación alguna respecto a las vinculaciones funcionales tanto de locales comerciales o de ocio.

LA MEDIDA TAMBIÉN QUIERE FRENAR QUE LAS CADENAS ABRAN GRANDES SUPERFICIES COMERCIALES

De este modo, los técnicos de la Gerencia apuntan que, con las llamadas vinculaciones funcionales, se fomentaba el desarrollo de proyectos ante la ausencia de regulación sobre este aspecto concreto, respondiendo a determinadas demandas empresariales planteadas para vincular fincas anexas en las que ejercer nuevas iniciativas de negocio especialmente en el centro histórico.

La nueva dirección de Urbanismo ha decidido dejar de autorizar estas vinculaciones tras constatar que la proliferación de las vinculaciones funcionales estaban afectando negativamente a la supervivencia de los comercios tradicionales en locales del centro, ya que al permitirse la agregación de establecimientos situados en distintas parcelas colindantes se habilitaba la posibilidad de la sustitución del comercio tradicional por grandes superficies comerciales, quedando el pequeño comercio desprotegido y expulsado por la presión de intereses empresariales de grandes cadenas comerciales o turísticas.

Con la medida adoptada por Urbanismo se persigue evitar grandes actuaciones que pueden funcionar como parcelaciones encubiertas, y respetar los elementos protegidos conforme a los diferentes niveles cuando no sólo se plantea alguna conexión puntual en planta baja o ático, sino que se pueda perder la lectura de manera independiente de las fincas afectadas o la conservación de su tipología, unidad estilística, y otros elementos objeto de protección.

Por último, también se persigue evitar la desconfiguración del comercio tradicional, cuya tipología puede seguir desapareciendo con la conformación de grandes superficies comerciales. Urbanismo concluirá las tramitaciones de todos los proyectos ya presentados relativos a establecer vinculaciones funcionales en el conjunto histórico, tanto para locales comerciales o de ocio como para establecimientos de uso terciario (tales como hoteles y complejo de apartamentos turísticos), no permitiendo desde el pasado 20 de octubre iniciar nuevos procedimientos de licencias en este sentido.

Fuente: Diario de Sevilla

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos