Saltar al contenido

Santiago: El pequeño comercio se rebela contra el ‘Black Friday’ y reivindica las rebajas tradicionales

Las asociaciones advierten de que el hecho de tener que ofrecer continuamente descuentos perjudica gravemente al sector

La inmensa mayoría de los establecimientos de la ciudad se suman mañana a la campaña del viernes negro

Desde hace unos años el ‘Black Friday’ ha ganado terreno en el comercio local. Tanto es así que, según se acerca este día (se celebra mañana), es complicado no observar carteles promocionales en cualquier establecimiento de nuestro alrededor. A pesar de esta situación, este período de rebajas gana adeptos entre los consumidores, pero no entre los comerciantes. Asociaciones como Santiago Centro, Compostela Monumental o Comercio Punto Compostela tildan de “contraproducente para el pequeño y mediano comercio” esta jornada de descuentos.

Esta tradición de origen americano conquista desde las grandes empresas hasta los negocios de toda la vida que se pueden encontrar a la vuelta de la esquina. Pero rebajar los precios no compensa de la misma manera a todos, llegando incluso a perjudicar las cuentas de muchos establecimientos de menor dimensión. José Antonio Seijas, presidente de la Asociación Comercio Punto Compostela, no tiene elogios hacia este período de descuentos y afirma que “si las grandes empresas lo hacen, no nos queda otro remedio”.

Además, las quejas no solo se dirigen hacia esta fecha concreta. Los comerciantes también muestran su descontento con los numerosos períodos de rebajas que hay durante el transcurso del año: “Estamos todo el año en rebajas, tenemos que volver a los descuentos tradicionales”, afirma José María Fernández, presidente de la Asociación Santiago Centro. Esta es una crítica compartida con más comerciantes de la ciudad, que incluso han llegado a tomar mayores medidas contra estos descuentos: “Le he pedido al Ministerio volver a las antiguas rebajas”, dice José Manuel Bello, presidente de la Asociación Compostela Monumental y de COCAHI (Confederación Española de Cascos Históricos).

Por otra parte, si la abundancia de jornadas de rebajas no beneficia, tampoco lo hace el clima. Las altas temperaturas anómalas que se experimentaron en los meses de septiembre y octubre no beneficiaron las ventas de la ropa de temporada otoño-invierno. “Hasta octubre hizo calor y ahora cuando llega el frío, nos toca el ‘Black Friday’ ”, admite José Antonio Seijas, en referencia al volumen de ventas que experimentó el comercio local en los últimos meses.

Al no haber podido vender en su momento lo esperado, ahora solo queda la posibilidad de rebajar el precio de esos productos y percibir un menor beneficio, o incluso pérdida, por algo que tenía como objetivo venderse en los meses de septiembre u octubre, de cara a la llegada del frío, según el comerciante.

El rechazo al ‘Black Friday’ se torna más visible cuando se habla de grandes empresas. Los pequeños comerciantes tienen claro que no pueden competir con ellas: “No sabemos lo que les cuesta el producto a las grandes superficies. Para nosotros los números son más difíciles de hacer”, puntualiza Seijas.

Culpa a las marcas comerciales de perjudicar al comercio de toda la vida por sus estrategias de venta, estableciendo parámetros a los que es imposible llegar, sobre todo, si eres propietario de una pequeña tienda en el casco histórico de Santiago de Compostela. La situación es complicada, pero no solo por la llegada del ‘Black Friday’ o de las rebajas de enero, sino por la situación general que atraviesan los establecimientos más pequeños desde hace años. José Antonio Seijas deja clara la realidad del comercio local actualmente en Santiago de Compostela: “Cada año hay menos negocios abiertos”.

Pese a las quejas, a los comerciantes compostelanos no les queda otro remedio que afrontar la celebración del Black Friday, en un gesto de adaptación a la tendencia general, ofreciendo también durante esta jornada previa a las celebraciones navideñas descuentos en buena parte de sus catálogos de artículos.Consejos para evitar ciberestafas durante este Black Friday 2023

Por un ‘Black Friday’ seguro

La Comisaría de Policía Nacional de Santiago ha elaborado un decálogo de medidas a tomar en cuenta para no ser posibles víctimas de estafas mientras buscamos descuentos en este período de rebajas.

En primer lugar, extremar las precauciones con las promociones que se reciben por correo electrónico o redes sociales. Estas pueden incluir un enlace que conduzca a un sitio web fraudulento donde intenten robar la información personal y financiera. Por otra parte, son comunes los ganchos ( artículos populares con excesivos descuentos). Valiéndose de ellos los estafadores suelen crear sitios falsos de comercio electrónico que desaparecen después de recaudar el dinero de sus víctimas. A la hora de escribir la dirección de una página es conveniente asegurarse de que esté completa y no pueda conducir a una página web fraudulenta.Consulta aquí todas las noticias de Santiago

Los códigos QR también pueden llegar a ser el punto de entrada perfecto para los estafadores, descargando un software malicioso en los dispositivos de sus víctimas a través de estos códigos. Poner atención a los mensajes falsos de empresas de paquetería y no pinchar en los enlaces fraudulentos que puedan incluir. Por último, las víctimas de fraude deberían cambiar las contraseñas, cancelar las tarjetas de crédito y débito lo más rápido posible, contactar con el banco y presentar una denuncia.

Fuente: elcorreogallego

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos