Saltar al contenido

Balears: El futuro del comercio pasa por la digitalización, la formación y la eficiencia energética

Digitalización de los negocios, más formación y un impulso a la eficiencia energética en los establecimientos son los ejes centrales de la política del Govern en materia de Comercio. Este martes, el director general del ramo, José Antonio Caldés, se sentará con las patronales del sector para detallarles todas sus propuestas.

El Govern se reúne el próximo martes con la Mesa del Comercio para presentar la estrategia que desarrollará a lo largo de la legislatura en materia de Comercio. Digitalización del sector, más formación y un impulso a la eficiencia energética son las líneas sobre las que trabajará los cuatro próximos años la Dirección General de Empresa, Autónomos y Comercio liderada por José Antonio Caldés.

Según explicó Caldés en declaraciones a mallorcadiario.com, una de las prioridades es «digitalizar al pequeño comercio y hacer que sea más localizable». Para ello, quiere en primer lugar desarrollar una app para el comercio orientada «no tanto al consumidor local, sino hacia la ventaja competitiva que tenemos frente a otras comunidades: los 16 millones de turistas que nos visitan cada año».

«Queremos dinamizar rutas que unan el comercio y la restauración, porque es algo que ha funcionado muy bien en otros destinos», apunta Caldés. Pero además, desde su Dirección General quieren «trabajar también los datos que obtengamos para tener una fotografía mucho más real del comercio». Con ello pretenden dar respuesta a una reivindicación del sector como es la existencia de un Observatorio del Comercio.

La tercera pata de la estrategia en materia comercial del Govern es la formación. «Nos pedía una escuela de comercio, pero creemos más apropiado una plataforma web que agrupe todas las formaciones que se hacen hoy en día en el ámbito del comerio, que son muchas, tanto en el ámbito público como privado», precisa Caldés.

Y finalmente, el área de Comercio del Ejecutivo quiere abordar «medidas de sosteniblidad y eficiencia energética». En ese sentido, Caldés subraya que «para un comercio, la energía es uno de los principales costes que tiene como empresa, por lo que si logramos mejorar la eficiencia en ese ámbito, les repercutirá positivamente en su cuenta de resultados«.

Para ello, trabajan codo a codo con la Dirección General de Energía, que forma parte de la misma Conselleria, para revisar, por ejemplo, «los programas de la Unión Europea de ayudas a la eficiencia energética para ver cómo podemos canalizarlas a través de convocatorias para el pequeño gobierno».

Fuente: Mallorca Diario

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos