Saltar al contenido

El Ayuntamiento lanza «Un Bosque Lleno de Vida» con las asociaciones de comerciantes, Aspanoa y El Bosque de los Zaragozanos

El sector del pequeño comercio de la ciudad tendrá una parcela dentro del gran proyecto de Medio Ambiente y destinará un 30% de la recaudación a la asociación de familias de niños con cáncer
Durante las fechas navideñas, los propietarios de los negocios locales podrán adquirir, inicialmente, 1.500 árboles simbólicos que más adelante se convertirán en ejemplares reales


Apenas a unos días de alcanzar las fechas más señaladas del año, el Ayuntamiento de Zaragoza impulsa la iniciativa de las asociaciones de comerciantes de la ciudad «Un Bosque Lleno de Vida», que se pone en marcha de manera conjunta con El Bosque de los Zaragozanos y de Aspanoa. Las organizaciones de comercio plantean en este proyecto un doble objetivo social y solidario, que va a redundar en un beneficio tangible para la ciudad y para un colectivo concreto, el de las familias de niños oncológicos, imbricado con las fechas navideñas y con los propósitos y sentimientos más extendidos estos días.

La idea inicial, en la que participan el Ayuntamiento de Zaragoza, las asociaciones de comercio y Aspanoa, enlaza directamente con el objetivo que marca El Bosque de los Zaragoza, construido a base del empuje social, desde niños a grandes empresas, colectivos de todos los ámbitos y personalidades de la ciudad y de otros puntos de Aragón y España que se han comprometido con el objetivo de hacer de Zaragoza una ciudad climáticamente neutra.

Los comerciantes van a disponer de un bosque con su nombre dentro de esa gran dotación de masa verde, 700.000 árboles, que está promoviendo el Ayuntamiento de Zaragoza con la colaboración estratégica de Ecodes Para ello, los más de 2.000 comercios que están llamados a esta iniciativa, asumirán la plantación en una parcela que llevará su sello, el del compromiso con las causas y los proyectos de ciudad, con los que siempre han estado vinculados. El consejero de Economía, Transformación Digital y Transparencia, Carlos Gimeno, ha lanzado su deseo por el que «aspiramos como Gobierno y como ciudad a convertir Zaragoza en un gigantesco bosque construido con el impulso social de niños,  empresas, colectivos y personalidades comprometidas con la neutralidad climática. Los comerciantes y detallistas desempeñan un papel decisivo, es una de las fuerzas más poderosas de nuestra economía y eso es un motivo más que suficiente para estar representados en El Bosque de los Zaragozanos«. 



Desde las asociaciones distribuirán, al menos, 1.500 árboles simbólicos que podrán solicitar los pequeños comercios pagando la voluntad y que quedarán así apadrinados para la plantación de ejemplares reales posteriormente. En función de la cuantía de la aportación, cuyo mínimo será de 10 euros, será posible plantar más ejemplares de los previstos inicialmente. Son las cifras de partida para los comercios a los que los impulsores de esta idea lanzan un cálido llamamiento a la cooperación. Éste va a ser uno de los buenos ejemplos de reversión después de lo que la ciudad aporta a estos autónomos y pymes día a día.

La culminación que completa el círculo virtuoso de este proyecto medioambiental, social y solidario es el beneficiario directo de la compra de cada árbol, de un porcentaje de cada euro que se invierta en esta campaña. Esta iniciativa colaborativa ha abrazado la causa de Aspanoa, la asociación que reúne a las familias con niños oncológicos de Aragón. Esta organización, de una larga y reconocida trayectoria, va a recibir el 30% de la recaudación para destinarlo a la investigación y el bienestar de quienes sufren las consecuencias del cáncer infantil. Así, cada árbol simbólico comprado, cada participación vuestra, multiplicará su alcance mejorando el entorno urbano de Zaragoza y ofreciendo más confort y esperanza a las familias que forman Aspanoa.



EL BOSQUE SIGUE PROGRESANDO
Esta Navidad el Bosque de los Zaragozanos sale a la calle. Desde este viernes hasta el 7 de enero, se va a instalar en la Plaza Aragón una caseta donde la ciudadanía podrá conocer más a fondo este proyecto de naturalización de la ciudad y apadrinar o regalar un árbol.

«Regalar un árbol es una estupenda opción para estas Navidades y durante todo el año porque además permite vivir la experiencia de plantarlo personalmente y contribuir a hacer de Zaragoza una ciudad más verde para las futuras generaciones«, ha destacado la consejera de Medio Ambiente y Movilidad. Tatiana Gaudes ha subrayado que el Bosque de los Zaragozanos es un proyecto colaborativo en el que están implicadas instituciones, empresas y
ahora también los comerciantes y que con ‘Un Bosque Lleno de Vida’ cobra además una dimensión social y solidaria.

Promovido por el Ayuntamiento de Zaragoza, con ECODES como socio estratégico, en sus dos primeros años ha permitido naturalizar 168 hectáreas de terreno con 135.000 árboles y plantas y esta temporada se va a actuar en otras 75 hectáreas. 

Peñaflor y La Plana son las dos zonas forestales donde se están llevando a cabo la mayor parte de actuaciones este otoño e invierno. Esta semana, de hecho, está previsto que concluya la primera ventana de plantaciones escolares, en la que están participando más de 1.300 escolares de 5º y 6º de Primaria de cerca de 30 centros educativos de la ciudad.

Fuente: zaragoza.es

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos