Saltar al contenido

El Plan Estratégico de Comercio de Castilla-La Mancha se estructurará en cuatro ejes

El Gobierno de Castilla-La Mancha convoca acciones formativas para 600 desempleados por 2,4 millones de euros

El Observatorio del Comercio de Castilla-La Mancha ha celebrado este miércoles una nueva reunión en la que se han llevado a cabo nuevos avances, en el marco de este órgano de participación, para el diseño de las grandes líneas del que será el Plan Estratégico de Comercio, así como del registro y la regulación de las empresas dedicadas al comercio ambulante en Castilla-La Mancha.

Estos han sido los dos grandes asuntos tratados en la reunión que ha presidido la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que ha destacado al inicio de la misma la capacidad de vertebración económica y social de un sector formado en su mayoría por pequeñas empresas y con un gran arraigo e implantación en las zonas rurales de la región, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Sobre la mesa del Observatorio de Comercio de Castilla-La Mancha están ya las que serán las bases sobre las que se asentarán las grandes líneas del Plan Estratégico de Comercio en Castilla-La Mancha, una hoja de ruta que la consejera ha destacado que se elaborará de manera conjunta con el sector, para que dé respuesta a las inquietudes y necesidades presentes y futuras del comercio en la región, que en su vertiente más cercana, la del comercio minorista, cuenta con cerca de 19.500 empresas en Castilla-La Mancha, con una ocupación directa que supera las 65.000 personas.

Para la elaboración de este Plan, que ya ha iniciado sus primeros pasos, la Consejería trabajará en cuatro grandes ejes, centrados en la cogobernanza y promoción del sector; sus retos y oportunidades; la atracción, retención y formación de talento; y la sostenibilidad económica, social y territorial.

En la reunión también se ha abordado otro de los compromisos adquiridos con el sector por parte del Gobierno regional, como es el nuevo registro y la regulación del comercio de venta ambulante, destacando su visión como servicio público y canal de distribución directo en las zonas y entornos más rurales de la región con la presencia de más de 2.600 empresas con una cifra de negocios de 93 millones de euros.

ACCIONES FORMATIVAS PARA DESEMPLEADOS

En otro orden, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha convocado este miércoles más de 2,4 millones de euros para impulsar acciones de Formación Profesional en el ámbito laboral bajo la Modalidad II, dirigida a personas desempleadas, con compromiso de contratación.

La convocatoria se ha publicado en el Diario Oficial de la región (DOCM) y, como ha avanzado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, la convocatoria se abrirá el próximo 1 de enero y el periodo de solicitud estará habilitado hasta el 30 de noviembre del año próximo.

Esta convocatoria es una de las que anunció el pasado lunes el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la presentación de la Estrategia de Economía Social de la región 2023-2026 y está dirigida a impulsar programas formativos destinados tanto a la obtención de certificados de profesionalidad como a otras acciones formativas, incluyendo además becas y ayudas al transporte, la conciliación, la manutención y alojamiento que se concedan a las personas participantes.

Está dirigida a personas desempleadas, pero podrán participar en la misma hasta un 20 por ciento de personas ocupadas, con especial prioridad a aquellas que se encuentran inmersas en suspensiones de contratos o en reducciones de jornada por expedientes de empleo.

Tal y como recogen las bases, la convocatoria establece un compromiso de contratación de, al menos, el 40 por ciento de las personas participantes en estos cursos formativos. Asimismo, dispone que la jornada de trabajo será a tiempo completo o tiempo parcial, en este caso con un mínimo de jornada del 50 por ciento de la correspondiente a un trabajador a tiempo completo.

En cuanto a la duración del contrato, será como mínimo de seis meses en caso de jornada a tiempo completo y de nueve meses cuando la jornada sea a tiempo parcial. En el caso de celebrarse un contrato para la formación y el aprendizaje, la jornada de trabajo será a tiempo completo y la duración mínima del contrato será de doce meses.

Con esta convocatoria, el Ejecutivo autonómico prevé dar cobertura a 40 acciones formativas dirigidas a 600 personas.

Fuente: clm24.es

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos