Saltar al contenido

«El Programa DICA ha impulsado la modernización y la competitividad del comercio minorista asturiano»

Nieves Roqueñí, consejera de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, asegura que el Gobierno mantiene el apoyo a la transformación tecnológica del sector y a la sostenibilidad de los establecimientos minoristas

El comercio asturiano aumenta su competitividad gracias a la digitalización
Cuatro de cada diez comercios asturianos que han recibido asesoramiento en este programa de digitalización han visto crecer su cifra de ventas en los últimos 3 años

Internet y el desarrollo de las nuevas tecnologías ha posibilitado que, desde nuestro teléfono móvil, podamos comprar cualquier producto, de cualquier tienda del mundo. Y el comercio de proximidad de Asturias tiene que aprovechar la oportunidad que supone la digitalización. 

Por eso es tan importante la existencia de un programa como DICA, el «Programa de Digitalización del Comercio de proximidad de Asturias», promovido por la Consejería de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico del Principado de Asturias que, sin coste para el comercio, le proporciona una hoja de ruta personalizada a través de la cual, los comercios participantes pueden digitalizarse. 

Así, desde el programa se ha ofrecido un asesoramiento especializado e imparcial, por parte del equipo de expertos y expertas de CTIC Centro Tecnológico, a más de 1.400 negocios de este sector, distribuidos por todo el territorio asturiano. Todo ello con el objetivo último de facilitar que el comercio regional incremente las ventas de sus productos.

Algunas de las cuestiones sobre las que el comercio asturiano ha recibido asesoramiento son temas como estrategias de venta online, manejo de gestores de contenido que optimicen la gestión de la tienda, la integración de diferentes perfiles en redes sociales, o las recomendaciones para gestionar mejor los tiempos, gracias al uso de calendarios de publicaciones o de catálogos de productos.

Entre las soluciones digitales más implantadas por el comercio a raíz de su participación en el Programa DICA destaca la creación de perfiles de empresa en Google, un nuevo escaparate digital que han adoptado y optimizado el 46% de los comercios DICA.

Otra solución en auge dentro del sector es el uso WhatsApp Business, una línea de comunicación directa que pueden utilizar clientela y negocios para comunicarse de una forma sencilla y efectiva.

Por otra parte, uno de cada cinco comercios asesorados ha decidido invertir en publicidad en Facebook, logrando que sus productos lleguen a una audiencia segmentada, más proclive a realizar compras en su negocio. Y casi un 13% ha puesto en marcha su propia página web.

DICA, un programa de sobresaliente

Estas directrices han calado hondo entre los comercios asturianos, cada vez más concienciados con la necesidad de adaptarse, quienes ven en DICA un apoyo imprescindible para ello. Y es que el 93,6% de los comerciantes encuestados muestran satisfacción con su participación en el programa, dándole una nota media de un 7,8 sobre 10.

Otra de las cuestiones que ha obtenido una de las puntuaciones más altas es la que versa sobre la profesionalidad y el conocimiento de los asesores tecnológicos de CTIC, que roza el sobresaliente con un 8,6. 

De esta evaluación se obtiene también que más del 95% de los comercios participante en DICA recomendaría a otros negocios participar en este tipo de programas de digitalización sectorial. Esto se debe en parte al crecimiento en las cifras de venta que han experimentado los comercios que han invertido tiempo en su digitalización, de los que casi un 44% han visto crecer sus ventas en estos tres últimos años.

Mejor atención al cliente

Estas directrices han calado hondo entre los comercios asturianos, cada vez más concienciados con la necesidad de adaptarse, quienes ven en DICA un apoyo imprescindible para ello. Y es que el 93,6% de los comerciantes encuestados muestran satisfacción con su participación en el programa, dándole una nota media de un 7,8 sobre 10.

Otra de las cuestiones que ha obtenido una de las puntuaciones más altas es la que versa sobre la profesionalidad y el conocimiento de los asesores tecnológicos de CTIC, que roza el sobresaliente con un 8,6. 

De esta evaluación se obtiene también que más del 95% de los comercios participante en DICA recomendaría a otros negocios participar en este tipo de programas de digitalización sectorial. Esto se debe en parte al crecimiento en las cifras de venta que han experimentado los comercios que han invertido tiempo en su digitalización, de los que casi un 44% han visto crecer sus ventas en estos tres últimos años.

Nuevos escaparates para el comercio

Respecto a la digitalización del comercio, es importante resaltar que el cambio en los modelos de consumo hace necesaria una actualización continua. Para adaptarse a los requerimientos cambiantes de la clientela, este sector debe estar al tanto de las tendencias, tratando de adaptarlas a sus necesidades y disponibilidad. Se trata de un proceso de cambio constante en el que el comercio asturiano ya está completamente inmerso. 

Una forma de mantenerse al día en esa digitalización es consultar el catálogo de tendencias para el comercio que ha preparado el equipo de asesores de DICA, y que ya está disponible en la página web del programa.

La importancia de gestionar los datos

El siguiente reto al que se enfrenta el sector es al de poner en valor los datos que maneja, que son cuantiosos y valiosos. El tratamiento de datos es fundamental en el mundo actual, representando el futuro inmediato de los procesos de digitalización. La ingeniería de datos permite a los comercios identificar a sus clientes, comprender sus características y ofrecerles un servicio adaptado a sus preferencias. 

Todo lo aprendido gracias al Programa de Digitalización del Comercio Asturiano abre nuevas puertas a un comercio preparado para afrontar los retos que traen los nuevos modelos de consumo, haciéndolo de una manera sostenible y más inteligente.

Carmen Moreno, gerente de la Unión de Comerciantes: «DICA ha posibilitado atender a la necesidad de digitalización del comercio» 

En el año 2020 el comercio de proximidad sufrió el cierre provocado por la pandemia, y en ese momento, fueron conscientes de la importancia y posibilidades de la comunicación y venta online, destaca Carmen Moreno, gerente de la Unión de Comerciantes.

Programa sectorial a medida

«Aun cuando un comercio se encuentre en un municipio pequeño o tenga una clientela muy fidelizada, los cambios se producen a mucha velocidad y la competencia es mayor cada día, con lo que hay que ofrecer a la clientela lo que desea y en el momento que lo desea, para saberlo hay que fomentar una comunicación bidireccional y eso es posible con herramientas digitales», aconseja Moreno. En palabras de la gerente, la existencia de DICA ha posibilitado trabajar de forma continuada e intensa las posibilidades de digitalización en el comercio asturiano.

«Es muy importante el paso porque los comercios se sienten identificados con el mensaje porque va a ellos directamente y, se digitalicen ahora o más tarde, saben que es un camino que necesariamente van a hacer en sus empresas», destaca.

Digitalización continua

«Si la tecnología fuera algo estático se podría hacer un programa a pocos años y no continuar, pero la tecnología es una de las industrias más innovadoras y rápidas, soluciones que ya consideramos fundamentales como la IA han aparecido hace menos de 12 meses y ya las aplicamos de forma ordinaria», dice. 

El problema más acuciante que tiene el sector comercial asturiano en un futuro cercano es su envejecimiento. El relevo generacional en el comercio asturiano pasa por acercar las empresas a las personas que se están formando y a las personas emprendedoras diseñando proyectos que unan el comercio físico con las herramientas digitales para un mayor desarrollo.

Nieves Roqueñí

Nieves Roqueñí CEDIDAS A LNE

– ¿Cuál cree usted que era el mayor problema al que se enfrentaba el comercio asturiano antes de poner en marcha el Programa DICA?

–Uno de los principales problemas para el comercio en general, y también para el asturiano, es la falta de digitalización. Esto limita su alcance y capacidad para competir en un entorno comercial cada vez más orientado hacia lo digital. La sensibilización y apoyo para la digitalización a través del Programa de Digitalización Integral del Comercio de Asturias, el Programa DICA, dio respuesta a este desafío, al proporcionar herramientas y recursos para que las empresas de comercio asturianas puedan adaptarse a las demandas del entorno comercial actual.

–¿A qué condicionantes cree que se debía enfrentar entonces el comercio?

–Los y las profesionales del comercio, muchos de ellos cercanos a la jubilación, se enfrentan a desafíos significativos con la incorporación de la tecnología. La percepción de la tecnología como un obstáculo, combinada con la resistencia natural al cambio y la falta de disposición para invertir tiempo en aprender nuevas habilidades, crea una barrera para la integración tecnológica. Superar estos desafíos requiere un esfuerzo colectivo, y desde el DICA hemos enfocado parte de nuestros esfuerzos en sensibilizar y convencer al sector de los beneficios de la tecnología.

–¿En qué cree que se ha avanzado?

–Con la implementación del DICA, el comercio asturiano ha avanzado significativamente en su digitalización, mejorando su conectividad con los consumidores digitales. La capacitación proporcionada por el programa ha fortalecido las habilidades digitales, mejorando la competitividad. La eficiencia operativa ha mejorado, gracias a la incorporación de soluciones digitales, y las estrategias de marketing en línea han promovido la visibilidad de los negocios locales. En resumen, DICA ha contribuido a la modernización y competitividad del comercio asturiano en la era digital, al mismo tiempo que ha destacado la importancia de adoptar prácticas comerciales sostenibles.

–¿Qué fondos ha movilizado el programa DICA?

–Con el asesoramiento de la Fundación CTIC, y en coordinación con la Unión de Comerciantes del Principado, hemos invertido en estos tres años 5,1 millones de euros. Eso nos ha permitido analizar el grado de madurez digital de más de 5.100 comercios y prestar un asesoramiento personalizado a unos 1.500 establecimientos. Un apoyo, es importante decirlo, que hemos asumido íntegramente desde el presupuesto autonómico y que no ha supuesto coste alguno para los profesionales del sector. Ha sido una iniciativa pionera a nivel nacional para hacer frente a los impactos de la pandemia sanitaria, y el balance que hacemos es positivo; así nos lo están trasladando los propios comerciantes.

–¿Qué nuevas herramientas tiene el comercio asturiano para digitalizarse con éxito?

–Una de las características clave del programa DICA radica en su capacidad para adaptar las recomendaciones a las necesidades específicas de cada comercio, considerando su nivel de madurez digital. Esto implica que un establecimiento puede aprovechar el programa para optimizar su presencia en redes sociales, mientras que otro, más avanzado, podría estar inmerso en la implementación de tecnologías como la inteligencia artificial y la interpretación cualitativa de información y datos sobre tendencias de consumo o evolución de la demanda. Esta flexibilidad nos ha permitido configurar trajes a medida para cada perfil empresarial, de tal manera que el DICA ha sido un aliado estratégico para la diversidad de comercios en Asturias, facilitando su proceso de digitalización de manera personalizada y efectiva.

–¿Por qué es tan importante que ese camino a la digitalización sea algo continuo y constante?

–La digitalización continua y constante es esencial para el comercio asturiano, ya que garantiza su adaptación a cambios tecnológicos rápidos, mantiene su competitividad en un mercado en permanente evolución y mejora constantemente la experiencia del cliente. Además, contribuye a una mayor eficiencia operativa, permite la toma de decisiones informada a través del análisis de datos y fortalece la resiliencia frente a desafíos inesperados. La digitalización es constante, asegura la relevancia en mercados más amplios y posiciona a los comercios asturianos como jugadores activos y flexibles en el escenario comercial actual.

–¿Existe la opción de no digitalizarse?

–Las últimas cifras oficiales indican que el comercio electrónico superó en España los 72.000 millones de euros en el año 2022, un 25% más que el año anterior. No creo que en estos momentos haya muchas actividades económicas con ese crecimiento porcentual y los establecimientos minoristas, que es de lo que hablamos, tienen que incorporarse a esta realidad. Ahora bien, debemos entender la digitalización como un complemento, un refuerzo para la actividad, pues la seña de identidad y la ventaja competitiva del comercio de proximidad reside precisamente en la atención personalizada y en la calidad de servicio que se ofrece al cliente.

–¿Qué propuestas a futuro se plantean para este sector?

–Nuestra intención es dar continuidad al Programa DICA con el desarrollo de nuevas acciones, como la incorporación de la Inteligencia Artificial, la adaptación de soluciones a las necesidades individuales, o promover iniciativas de formación para actualizar las habilidades comerciales. También vamos a trabajar en la sostenibilidad para promover la reducción de la huella de carbono del sector con acciones relacionadas con el reparto de Km0, la eficiencia energética y la gestión de los residuos. Queremos abordar también con el sector el reto del análisis de datos para comprender mejor las necesidades y preferencias de los clientes, permitiendo una toma de decisiones informada y estrategias de marketing más efectivas. Estas propuestas buscan no solo adaptar los comercios al entorno digital, sino también posicionarse como actores resilientes y competitivos en un mercado en constante evolución.

–¿Qué presupuesto destinará su consejería al sector del comercio en 2024?

–Vamos a reforzar las líneas de apoyo a micropymes y autónomos comerciales, a las que se destinaremos 3,7 millones de euros. Entre las principales partidas del Proyecto de Presupuestos destacan 950.000 euros para poner en funcionamiento los nuevos programas de digitalización, sostenibilidad y relevo generacional: 250.000 euros para comercio verde, 200.000 euros para promover el relevo generacional y las vocaciones en el sector, y 500.000 euros para continuar con el programa de digitalización.Consulta aquí todas las noticias de Asturias

Incluimos también un plan de ayuda al comercio minorista y ayudas al comercio rural por importe de 435.000 euros, así como una partida de ayudas destinadas a la dinamización e incentivación del consumo en los comercios minoristas de Asturias de 1,5 millones de euros, mediante bonos de comercio.

Fuente: LNE

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos