Saltar al contenido

«Las tiendas físicas, unidas a una estrategia digital y emocional, marcarán la diferencia»

Los invitados del último panel mostraron buenas ideas para innovar y emprender en el sector comercial

Quizás contra todo pronóstico, el concepto ‘tienda física’ le ganó la partida a la palabra ‘digital’ en el tercer panel del foro Merkataritza Next. El moderador, Jabier Zubia, secretario general de la Cámara de Comercio de Gipuzkoa, aseguró respecto al futuro que son optimistas porque «se trata de un sector que tiene muchos problemas, pero también está lleno de oportunidades».

Ese mismo optimismo, con algunos matices, llegó de boca de los tres expertos de pedigrí que intervinieron en la sesión vespertina. Dimas Gimeno comparte genes con la familia que fundó Galerías Preciados y El Corte Inglés, empresa que presidió entre 2014 y 2018, y no dudó en referirse a sí mismo como «tendero». En su ponencia repasó las diversas «olas» sociales, tecnológicas y comerciales que están afectando al retail o comercio minorista. «Estamos viviendo una época de incertidumbre, por lo que necesitamos capacidad de adaptación para competir con las grandes plataformas de distribución digital», advirtió.

Gimeno subrayó que el retail físico tiene ante sí «un momento histórico pleno de oportunidades». Pero para ello, deben cambiar creencias que ya no están vigentes, como que «un producto es insustituible, nuestros competidores seguirán siendo los mismos o las ventas crecerán porque el mercado crece». En la nueva «ecuación de valor de los clientes», añadió, la conexión racional ha perdido peso en favor de la conexión emocional, de ahí que se busquen experiencias y la identificación con una marca. «Eso solo lo pueden hacer las tiendas de toda la vida. Tenemos que poner de relieve la figura del vendedor con nombre y apellido que, si además conoce bien a su cliente, es una máquina de multiplicar ventas».

A continuación, este emprendedor explicó el concepto ‘phygital‘ que ha aplicado en WOW Concept: la iniciativa comercial que preside combina lo mejor de los entornos digital y físico. «Partiendo de que no compramos nada sin hacer una mínima búsqueda en internet a través del móvil, las tiendas físicas tienen que estar concebidas y preparadas para atender esa realidad digital y emocional», expuso. Y es que la «batalla de la diferenciación se gana con un producto excepcional que solo tienes tú a ser posible, con una marca identificable donde las personas quieren estar y comprar, y con un servicio excepcional».

Tanto en la web como en las dos tiendas que WOW Concept tiene en Madrid se genera una «experiencia única». Productos de marcas tradicionales que buscan acercarse a un público joven, y de marcas nativas digitales que necesitan dar el salto a un punto físico se exponen en espacios con un diseño moderno. «Una de las ambiciones personales es demostrar que las nuevas generaciones quieren venir a las tiendas», resumió.

Moda sostenible

El fundador de Skunkfunk, Mikel Elzo, se centró en el viaje a la sostenibilidad que ha realizado desde que en 1999 abrió su primera tienda en la Plaza Nueva de Bilbao. Con 12 tiendas físicas y presencia en 38 países, Skunkfunk llevó en 2014 el 65% de su producción a una cooperativa de la India. «Es comercio justo que ‘empuja’ a 35.000 agricultores hacia una agricultura orgánica al asegurarles la compra a futuro», precisó.

El uso de fibras de calidad, un programa de alquiler de prendas, la incorporación en las etiquetas de una calculadora de impacto de la huella de carbono de cada proceso de producción… «Ha sido un camino muy largo en el que nos hemos dejado margen de beneficio», valoró. Partiendo de que la moda es una «industria de emoción, no de necesidad», mostró su rechazo a «ciertas prácticas de desvalorización de la ropa», como el Black Friday, y dejó un dato para la reflexión: «se producen 100.000 millones de prendas al año en el mundo; si a partir de hoy no se fabricara ropa tendríamos para vestirnos durante los próximos 30 años».

La última intervención del panel tuvo acento catalán. El experto en emprendimiento comercial, Jordi Bacaria, puso deberes para mejorar los recientes datos del Global Entrepreneurship Monitor para Euskadi: el retrato del emprendedor es una mujer de 42 años que opta por el autoempleo como «plan B o C», elige una actividad poco intensiva en conocimiento –sector servicios–, invierte menos de 20.000 euros y percibe que no tiene las capacidades necesarias.

Revertir esta situación debe pasar, enumeró Bacaria, por bajar la edad a 25-30 años –«la gente joven tiene un foco más amplio»–, ofertar formación en aspectos como la tesorería inicial, las opciones de financiación, explicar que «el sistema de franquicia es una opción más»… Además, insistió en que un negocio, para ser competitivo, «debe destacar en alguno de estos elementos: calidad, surtido, experiencia, ubicación o precio», y ser escalable –ensanchar el margen de beneficio por encima del 30%– para crear empleo.

Fuente: diariovasco

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos