Saltar al contenido

Más calidad e Inteligencia Artificial: las seis nuevas tendencias del consumidor

Entre las claves que marcarán el futuro de los consumidores se encuentra también la disposición a pagar por productos de cosmética beneficiosos para la piel o evitar comprar en compañías que apelen a la mala praxis de sus trabajadores.

El nuevo consumidor, ante un punto de inflexión. La pandemia del coronavirus, los conflictos geopolíticos y la crisis del coste de vida han motivado la aceleración de cambios de hábito en los consumidores. Los consumidores demandan nuevas iniciativas y, las empresas se empiezan a adaptar a ello. Entre las nuevas tendencias del consumidor se encuentra la sostenibilidad, el auge de la Inteligencia Artificial (IA) o la tendencia hacia nuevos modelos de negocio alternativos en líneas de producto.

¿Qué espera el consumidor de las empresas para el próximo ejercicio? Entre las nuevas tendencias están el auge de la IA, la tendencia a comprar como alivio del día a día, un mayor conocimiento de las políticas de sostenibilidad, la importancia al valor del producto o la disposición a pagar por productos de cosmética beneficiosos para la piel, según apunta un informe de Euromonitor.

La Inteligencia Artificial está reiniciando el ecosistema de los consumidores. Las nuevas herramientas están convirtiendo en cocreadores a los consumidores, una nueva forma de ayuda en la toma de decisiones con las marcas. La tendencia de preguntarle a la IA tiene relación con la experimentación continua y el cambio de las expectativas de los consumidores.

El 53% de los empresarios apunta que su compañía planea invertir en IA durante los próximos cinco años. Asimismo, el 42% de los consumidores se sentirían cómodos con asistentes de voz que proporcionen información personalizada sobre el producto y sugerencias de productos.

Entre las nuevas tendencias del consumidor están el auge de la IA, la compra como alivio del día a día o el conocimiento de las políticas de sostenibilidad

Ahora, los consumidores quieren dejar de pensar en lo que les estresa a diario y necesitan una distracción. El 55% de los consumidores dijeron que comprar en tiendas crea experiencias atractivas. A su vez, los usuarios buscan productos que les provocan esas emociones gratificantes.

Por otro lado, los consumidores han estado tomando medidas para vivir de manera sostenible, pero también se preguntan si las empresas están utilizando todos los recursos para marcar una diferencia. El 64% de los usuarios ha intentado tener un impacto positivo en el medio ambiente a través de sus acciones diarias en 2023. Las preocupaciones medioambientales continúan siendo una prioridad para los consumidores que, actualmente, se sienten desanimados por las empresas en este ámbito.

No sólo las cuestiones medioambientales inquietan al usuario, los asuntos sociales y políticas siguen desencadenando debate. Algunos compradores seguirán apoyando marcas que se alineen con sus valores y pueden mantenerse alejados de marcas que promuevan una agenda contraria a sus ideas.

Por su parte, la inflación ha causado que los usuarios minimicen el gasto sin comprometer la calidad de su producto. El 74% de los consumidores estaba preocupado por el aumento del coste de productos cotidianos durante este ejercicio.

Otra característica del nuevo consumidor es la inclinación hacia los pequeños caprichos. “Un enfoque realista en materia de autocuidado” es el nuevo mantra de los consumidores que quieren obtener beneficios instantáneos, especialmente con productos de cosmética. 

Los avances en tecnología continúan haciendo evolucionar las industrias de la salud y belleza con soluciones innovadoras. El 85% de los consumidores estaría dispuesto a pagar más por productos de belleza con eficacia o beneficios comprobados. Estas nuevas tendencias reflejan que el consumidor aún está dispuesto a gastar a pesar de la incertidumbre económica y la inflación.

Fuente: modaes.es

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos