Saltar al contenido

La inflación es el principal problema para el 73% del comercio minorista

Las compañías consideran que la relajación fiscal aliviaría la situación del sector en el medio plazo. 

El 73% de las empresas de comercio minorista considera la escalada de los precios como el principal inconveniente al que deben hacer frente. Así se desprende del Observatorio de Competitividad Empresarial dedicado al comercio minorista realizado por la Cámara de Comercio de España.

Las dificultades para el abastecimiento (33,5%) y la baja demanda (31,5%) son los siguientes problemas que afectan a las empresas del sector, según los resultados del estudio que ha contado con las respuestas de 400 compañías. Otros inconvenientes, a cierta distancia, las ventas directas desde fábrica (11,0%), impactos de clientes (9,3%), ventas ambulantes ilegales (8,8%), problemas de financiación (8,0%), nivel de cualificación de la plantilla (5,5%) o el absentismo laboral (5,3%). 

A pesar de que el 62% de las empresas del sector mantuvo o incrementó las ventas en el primer semestre de 2023, sus perspectivas para los próximos 12 meses son negativas. Así, un 52% de las compañías se mostraban pesimistas respecto a la evolución de sus negocios en 2024. 

Necesaria una relajación fiscal

Para aliviar la situación del sector en el medio plazo, el 82% de las empresas señala que sería clave la relajación fiscal. A mucha distancia, figura recibir una mayor información sobre normativas y subvenciones (35,5%), avanzar en la uniformización del contexto regulatorio (14,3%), acceder a programas formativos (13,8%), a programas de asesoramiento especializado (10%) y de dinamización comercial (9%), cuentan desde la Cámara de Comercio.

Diferencias por tamaño 

Por otra parte, el resultado varía dependiendo del tamaño de la empresa. En concreto, para el 45,6% de las microempresas las ventas en el primer semestre de 2023, porcentaje que desciende hasta el 27,6% en el caso de las compañías de 10 a 49 empleados y hasta el 19,4% en las de más de 50 contratados. Los negocios con menos de 10 personas incrementó sus ventas (22,6%) y las compañías con más de 50 personas aumentó la facturación (47%).

Las perspectivas para los próximos 12 meses también son distintas dependiendo del tamaño del negocio. Las perspectivas son negativas para el 58% de las empresas con menos de 10 empleados, mientras que el sentimiento pesimista afecta solo al 25% de los comercios con más de 50 empleados. 

Fuente: DA Retail

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos