Saltar al contenido

La patronal del comercio pedirá al nuevo ministro regular periodos de rebajas

Confecomerç apunta a un incremento de la facturación pero a una caída de las ventas por efecto de la inflación que ha marcado 2023

El empresario valenciano Rafa Torres, presidente de la patronal autonómica Confecomerç y también de la Confederación Española de Comercio (CEC), quiere abordar con el nuevo ministro del ramo, Carlos Cuerpo, un regreso a la regulación de los periodos de rebaja, adaptada a los nuevos tiempos. «Ya le he enviado una petición de entrevista lo antes posible. Esperemos que sea en el primer trimestre, y se le planteará la realidad del sector, sus necesidades. Una de ellas será hacerle ver la conveniencia de cierta regulación, adaptada a los tiempos de hoy, del tema de rebajas», explica el dirigente.

En 2012, en lo peor de la pasada crisis, el Gobierno de Rajoy decretó un cambio normativo comercial que, en la práctica, acabó con las rebajas tal como se habían desarrollado durante décadas: con dos periodos acotados y con determinadas condiciones que tenían que cumplir los comercios en cuanto a descuentos y tiempo de venta previo a precio normal antes de las promociones.Autorizan a los comercios a hacer rebajas todo el año

Fue una medida para reactivar el consumo en un momento de profunda crisis que ha provocado cambios de hábitos en la oferta y la demanda, y que se ha solapado con la digitalización del comercio acelerada esta década. El comercio de proximidad, sin embargo, añora el modelo anterior

«La mayor digitalización y las generaciones más jóvenes, con nuevos hábitos de compra, han cambiado el escenario. Asistimos desde hace años a rebajas permanentes. Este año hemos tenido pre-campaña de ‘black friday’, pre-campaña de Navidad, campaña de Navidad y las Rebajas. Hay una pérdida del sentido original. Hoy tenemos un modelo de negocio basado en la permanente oferta. Esto desorienta al comprador, que no sabe cuál es el mejor momento de comprar ni por qué», asegura el empresario.

En opinión de la patronal del pequeño comercio, el actual marco «desprotege» al comprador, porque no existen garantías de que ciertos descuentos sean reales, aseguran. Y también «desprotege» a las pequeñas empresas, sin músculo para competir con los descuentos de las grandes cadenas: «Demandamos una vuelta a la regulación, adaptada a los nuevos tiempos y encaminada a la rentabilidad de los negocios».

Según los datos de la Confederación Española del Comercio, cerca del 90 % de las compras del país se siguen haciendo en formato físico, aunque hay sectores muy digitalizados, como el turismo. «En moda y complementos las ventas no son tantas. El 25 % de lo que se vende on line se devuelve», señala.

El 60 %, mejor en 2023

En cuanto a la marcha de las ventas en el último año, desde la patronal apuntan a que en torno al 60 % de empresas declara haber tenido un mejor ejercicio y una mejor campaña de Navidad que el año precedente, según una encuesta interna. Por contra, al 37 % le ha ido igual o peor.

Según apunta Torres, a pesar del aumento de la facturación se da una paradoja. «El consumo en general sube. Se espera una campaña entre un 3 y un 5 % por encima en ventas. Pero se puede facturar más y vender menos por la inflación. Y con menos margen, porque están apretadísimos por los grandes descuentos. Los costes suben más que el incremento de precios», apunta, al tiempo que advierte de que la incertidumbre en torno a 2024 puede perjudicar al consumo.

Fuente: Levante EMV

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos