Saltar al contenido

Las Apeu, herramienta ideal para potenciar el comercio urbano que cuesta arrancar

Hace tres años desde la aprobación de la Ley catalana el diciembre de 2020 que daba el marco legal por la creación de las Áreas de Promoción Económica UrbanaUna nueva herramienta para promocionar el comercio de proximidad que generó bastantes expectativas, pero que su implementación está encontrando más dificultades de las esperadas.

  • Griselda Prat es especialista en estrategia de retail, ventas y expansión, asesora tecnológica acreditada por la Generalitat de Catalunya experta con estrategia de gestión de clientes CRM y digitalización del punto de venta e impulsora de Som-hi Consulting.
  • Mariona Huguet es especialista en comunicación empresarial y responsabilidad social corporativa a Som-hi Consulting.

La evolución de tres años desde la publicación de la ley

En el mundo del comercio catalán hace más de 20 años que se habla de la figura de los Bids (Business Improvement District), las entidades de origen anglosajón de gestión y dinamización económica de un territorio. La nueva ley de las Apeu (la versión catalana de los Bids) generó gran expectación como posible impulso para el comercio. Tres años después, esta euforia ha perdido cierta fuerza. De hecho, hasta la fecha, no se ha constituido todavía ninguna Apeu comercial.

las calles comerciales se vacían por el coronavirus según Tc Group Solutions

Uno de los principales motivos es que la Ley se aprobó justo antes del estallido de la pandemia, del periodo de crisis social y de incertidumbre económica (justo dos meses y pico antes del confinamiento por la Covid), y muchos negocios se tuvieron que centrar en planes de contingencia, que obligaron a aparcar nuevos proyectos, como podrían ser posibles Apeu.

A lo largo de este tiempo, el equipo de Som-hi Consulting hemos colaborado en varios proyectos relacionados con las Áreas de Promoción Económica Urbana (Apeus) con el convencimiento que una Apeu continúa siendo una herramienta necesaria para impulsar nuestro tejido comercial local.

Los tres desafíos de las Apeus

Sin embargo, no podemos ignorar que impulsar una Apeu es una tarea complicada, o no tan fácil, como se pensaba.

imagen de la gran via de madrid

Por un lado, nos encontramos con un tejido comercial afectado, y con una situación del mercado que no ayuda a hacer nuevos planteamientos de dinamización (con la inflación, la subida de tipo de interés, el cambio de hábitos y prioridades del consumidor, entre otros factores).

Por otro lado, los operadores de los ejes comerciales son los principales implicados en la constitución de una APEU y es imprescindible entender su realidad y prioridades. Si el proyecto del Apeu no conecta con ellos o empatiza con sus desafíos, no se conseguirá concretar ninguna nueva entidad Apeu .

También estamos topando con aspectos prácticos que surgen en el momento de querer aplicar aquello que dice la Ley de las Apeu . Como toda nueva legislación, hay puntos que no están del todo previstos y que afloran en la práctica, como es el caso de las incoherencias entre el catastro y la situación real de muchos locales comerciales a pie de calle. Recordamos que la Ley de las Apeu determina el catastro como la herramienta para concretar el número de unidades de cuotas que tiene que pagar cada propietario al Apeu según los metros cuadrados del local comercial.

Transformando percepciones: de gastos a inversiones

Algunos de los empresarios y empresarias que tienen que formar parte de las Apeu muestran cierta desconfianza en el proyecto. Por eso, cuestionan el pago de la cuota obligatoria de la Apeu. De hecho, ya ahora, el índice de afiliación a las asociaciones de comerciantes ha bajado hasta un 35% en sus áreas de influencia.

Los empresarios y empresarias de las empresas de comercio tienen un objetivo muy claro: garantizar beneficios económicos. Por lo tanto, todo lo que perciben como gasto no les resulta atractivo, sobre todo, si se encuentran en momentos inciertos.

Y es aquí donde radica uno de los puntos cruciales para la constitución de una Apeu: transformar la percepción de que las cuotas no son gasto, que son inversión por su negocio.

Por este motivo, algunos de los proyectos de Apeu que se han planteado no han sido muy bien recibidos o no han resultado bastante alentadores a causa de la coyuntura actual. A la vez , también se ha subestimado el tiempo necesario para llegar a un consenso en toda la comunidad implicada en la constitución de la Apeu.

Así pues, es esencial concienciar sobre los beneficios de las Apeus. Por lo tanto, dedicar recursos para construir un consenso sólido y de ilusión por el proyecto común, que se tiene que construir desde la co-creación.

El principal reto

precios alquiler calles comerciales

Hace falta que los equipos que acompañamos a los promotores de las Apeu hagamos las cosas con detenimiento, desde la comprensión de la realidad, las aspiraciones y temores de nuestro tejido comercial local. Aunque deseamos que los empresarios y empresarias sean más participativos, generosos y arriesgados, reconozcamos que no es así y entendamos el porqué. Aun así, este contexto no significa que sea imposible la constitución de una Apeu; simplemente es un desafío adicional para lograr su aprobación

Recuperando la ilusión en las Apeus

Ahora parece que se haya perdido la fe ciega en las Apeus. Se está generalizando una actitud de espera entre los posibles promotores que intuyen que una Apeu puede ser la solución a dar un paso más en la evolución de la dinamización económica territorial. Muchos optan a poder ver y valorar las primeras iniciativas de Apeu para aprender la decisión de destinar recursos y esfuerzos en la constitución de la propia Apeu.

Porque las Áreas de Promoción Económica Urbana son herramientas, y nosotros, los consultores, el tejido comercial, las entidades y las administraciones, los agentes responsables de saber sacar el mejor partido en beneficio de la revitalización de las calles comerciales de nuestras ciudades, por lo tanto, de toda la comunidad coexistente en un territorio: empresarios, vecindario, instituciones sociales y culturales y administraciones.

Fuente: Diffussionsport

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos