Saltar al contenido

«Ni paki ni chino», la campaña anónima en Barcelona que revoluciona las tiendas de alimentación y supermercados

Laia Sánchez y Àlex Porras, son los artífices de la revolucionaria campaña en Barcelona

Dos estudiantes de Brother Barcelona, Laia Sánchez y Àlex Porras, han lanzado una campaña revolucionaria denominada «Tengo Nombre» para combatir los microrracismos arraigados en expresiones comunes de nuestro día a día. 

Inspirados por un proyecto en su escuela de creatividad que buscaba abordar la exclusión social, identificaron una problemática presente en la sociedad española: llamar a los bazares, supermercados o ultramarinos según la raza de la persona propietaria.

Campaña
Cartel que ilustra la campaña «Tengo Nombre»
El proyecto se ha materializado en la Ciudad Condal
El objetivo es concienciar y ofrecer alternativas a las expresiones ofensivas

En el marco del brief proporcionado por Brother Barcelona, Laia y Àlex exploraron la expresión frecuente de asignar etiquetas raciales a los negocios, una práctica que revelaron como racista y reduccionista. 

El proyecto «Tengo Nombre» se gestó con el objetivo de concienciar sobre este problema y ofrecer alternativas a las expresiones ofensivas, desafiando la presuposición de nacionalidad basada en la apariencia física o el tipo de negocio.

La iniciativa se materializó a través de carteles estratégicamente colocados en la ciudad, cada uno asignando un nombre a los propietarios de los negocios y proponiendo términos respetuosos para referirse a esos lugares. 

La campaña no se limitó al espacio físico, ya que los creadores lanzaron la cuenta de Instagram @tengonombre_ para amplificar el mensaje y fomentar la participación. En cuestión de días, la cuenta se volvió viral, generando un impacto significativo y motivando a usuarios a compartir y apoyar la campaña.

Fuente: La Vanguardia

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos