Saltar al contenido

CBRE prevé que los minoristas sigan invirtiendo en tiendas físicas, pero apostando por ubicaciones prime

Para 2024, CBRE espera que el sector del retail siga mejorando gracias el aumento en el consumo privado, lo que traerá consigo un impacto positivo en las ventas y afluencias y continuando con la tendencia de buenos indicadores de performance tanto en centros comerciales como high street. Al igual que ocurre con otros productos, se espera que continúe la polarización entre activos prime y secundarios, con unos fundamentos de ubicación sólidos que impulsen el crecimiento de los alquileres y la demanda de los ocupantes.

Además, tal y como señala su Informe Real Estate Market Outook 2024, “la tienda física seguirá siendo la preferencia de los consumidores, con su reflejo en el salto al offline de cada vez más marcas nativas digitales”, por ello, se espera que los minoristas sigan invirtiendo en tiendas físicas, con un mayor enfoque en ubicaciones prime.

En cuanto al sector logístico, el informe de CBRE señala que ha registrado menores niveles de contratación en 2023 debido a la incertidumbre económica y a la reducción de la rápida expansión del ecommerce tras la pandemia. Se prevé que los alquileres prime sigan aumentando, aunque a un ritmo más moderado, y se anticipa una brecha en el mercado según el tipo de activo y sus características. Factores como la tipología de la nave, la ubicación, la tecnología y la sostenibilidad marcarán la demanda de este tipo de activos en España.

De acuerdo con el Logistics Confidence Index elaborado CBRE, se constata que un 84% de los ocupantes estarían dispuestos a pagar un alquiler más alto por almacenes con certificación de sostenibilidad. Adicionalmente, un 45% cree que la inteligencia artificial o la automatización en los procesos tendrán un gran impacto en el segmento logístico en los próximos años destacando la optimización de rutas.

La inversión inmobiliaria en España crecerá hasta un 10% en 2024

En términos globales, la inversión inmobiliaria en España mostrará signos de reactivación a lo largo de 2024, especialmente en la segunda mitad del año, aunque condicionada al contexto geopolítico, a la inflación y a la evolución de los tipos de interés. El informe Real Estate Market Outlook 2024 de CBRE refleja una previsión de crecimiento moderado de la inversión para este año de entre el 5-10%, hasta alcanzar previsiblemente los 12.500 millones.

Si bien el dato seguirá lejos de las cifras récord de 2022 (con más de 17.600 millones de euros) se situaría en la media de los últimos ejercicios y cerca de niveles de 2021. 2023 cerró con un volumen de inversión de 11.438 millones de euros, un 35% menos que en 2022 y en línea con las previsiones de descenso realizadas por el área de Data Science y Forecasting de CBRE, que la situaban en una franja entre el -30/-40%.

«Prevemos un crecimiento moderado de los volúmenes de inversión en 2024 en comparación con 2023, con un repunte de la actividad predominantemente en el segundo semestre. A medida que la inflación se modere y los tipos de interés comiencen a bajar, compradores y vendedores se sentirán más cómodos con los nuevos niveles de precios. No obstante, no podemos ser ajenos al escenario geopolítico y macroeconómico que va a imperar este año y que puede condicionar el mercado de inversión. En este nuevo contexto, con una política monetaria menos acomodaticia, el foco estará en la generación de valor y en la adaptación del sector a nuevas áreas con demandas de crecimiento basado en fundamentales”, explica Paloma Relinque, Head de Capital Markets en España de CBRE.

Fuente: financialfood

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos