Saltar al contenido

Del Coso Alto al Bajo, el paisaje de la principal arteria de Huesca se desertiza

En este trazado de un kilómetro hay numerosos locales vacíos con poca probabilidad de una próxima apertura

Tiempo atrás se decía que los vecinos de Huesca eran todos sastres, porque siempre estaban “Coso arriba, Coso abajo”. Más allá de este pequeño chascarrillo, lo cierto es que la calle principal de la ciudad es la más transitada por los oscenses que cada día la recorren para dirigirse a otras zonas, salir de compras, tomar un café o simplemente a pasear.

Y también es una realidad que los locales que se ubican en sus bajos, antaño todos ocupados y llenos de vida, a día de hoy un gran número de ellos luce los carteles de ‘en alquiler’ o ‘en venta’ o simplemente están vacíos, algunos incluso en estado de abandono.

Se trata de un trazado de 1 kilómetro, y ambos se enlazan en las llamadas Cuatro Esquinas y su nombre, Coso, (del latín cursus) procede de las calles que surgieron extramuros de las ciudades medievales siguiendo el recorrido de las murallas. La mayor parte de sus edificios son del siglo pasado y en este tan solo se ha construido en el Bajo en el número 4 y en 2023, al final del Alto, se levantaron nuevas obras entre los números 74 y 78.

El Alto siempre ha sido zona de empaque y solera en la que familias pudientes establecieron sus residencias, no en vano en el mismo se encuentran grandes edificios como el de Correos, el que ocupa la Comarca de la Hoya, la Iglesia de la Compañía, el Colegio Santa Ana y el Teatro Olimpia y el Bajo, que ha albergado la zona más comercial, sigue conservando algunas fincas de raigambre.

Con el paso de los años su fisionomía ha ido cambiando, en el siglo pasado los carros y carretas dieron paso a los vehículos a motor, también el firme se mejoró y llegó la pavimentación. Más tarde la peatonalización, desde la iglesia de Santo Domingo a la plaza de la Inmaculada, si bien este año se va acometer la fase que queda -hasta la confluencia con la calle Amistad- para, en palabras de Lorena Orduna, alcaldesa de la ciudad “hacer una Huesca más moderna y actual”.

Pero pese a esta transformación, seguirá habiendo un problema, el gran número de locales vacíos por la desaparición de negocios o su traslado a otras zonas.

En la actualidad en el Bajo hay más comercios sin uso, más de una veintena, a los que hay que sumar un solar vacío en el número 17, y la zona donde más se acusa la situación está entre el 41 y el 51, tramo en el que no hay ningún negocio abierto.

En el Alto no hay actividad en 17, además recientemente cesó la atención en la oficina principal de Ibercaja y hay dos edificios, el 41 y 43, para derribar.

Un problema de difícil solución sobre el que Enrique Barlés, de Inmobiliaria Vive, considera que “es consecuencia de una mezcla de todo, a la gente le cuesta meterse en un negocio y hacerlo en el Coso vale mucho más” y añade, “aunque los alquileres están caros en todas las zonas, en esta calle el precio medio rondaría los 1.500 o 1.700 euros, y en el resto de los barrios sobre 600”. Y afea que algunos propietarios “se crean que el Coso es como la Castellana”.

Variedad de negocios

Haciendo un repaso de los sectores a los que se dedican los negocios los bares tienen bastante presencia, hay un total de 13, la mayor parte en el Coso Alto, hasta 9.

Las tiendas de moda ascienden a 12, la mitad en cada lado. A ellas hay que sumar las 3 dedicadas a ropa y material deportivo -una de ellas la de la SD Huesca-, ubicadas en el espacio que discurre desde las Cuatro Esquinas al cruce con la calle San Lorenzo. Hay 2 de las consideras de complementos o accesorios, una en cada Coso.

Y a continuación, en 50 metros están las tres que venden bolsos. Además hay que sumar 7 zapaterías, de las que sólo 2 están en el Bajo y 4 comercios dedicados a la venta de ropa interior o medias. Junto a dos perfumerías, una en cada lado. Y 3 de aromas o esencias.

Se añaden al listado 3 tiendas de ropa del hogar, una en el Bajo. Y el mismo número, con idéntico reparto, ofrecen productos de decoración o menaje del hogar.

Las joyerías tienen bastante presencia, 5 desde Santo Domingo a los Porches, además de un local de compra de oro, y otras 3 en la otra dirección.

Las tiendas de móviles y compañías telefónicas han ido ocupando cada vez más locales, son 10 en total, de ellas 4 en el Coso Alto. Más 4 tiendas de informática, dos en cada tramo.

En los últimos tiempos han cobrado mucha presencia los negocios de uñas, hay 4 y todos ellos en el Coso Bajo. También figuran en esta zona 2 barberías. A ellas se suman un total de tres peluquerías, una de ellas en el Alto que además tiene próxima un comercio de artículos de este sector.

En cada zona hay un estanco, una tienda de muebles, una farmacia y una heladería. En cuanto a ópticas suman 6, la mitad en cada lado. En el Coso Alto hay un gimnasio, una agencia de viajes, una administración de lotería, una pastelería, un banco y una aseguradora.

También existen tiendas de alimentación y de chucherías, y alguno otro sector.  

Fuente: diariodelaltoaragon

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos