Saltar al contenido

El precio promedio de la cesta de la compra se elevó un 3,3% en enero

Las ventas en el canal online aumentaron un 10% en el mes de enero, respecto a los datos de 2023.

Enero ha comenzado con un pequeño aumento en la cesta de la compra de los españoles, del 3,1%, respecto al mismo periodo del año pasado. Sin embargo, el precio medio se elevó un 3,3% al mismo tiempo que la demanda tampoco varió, con una ligera caída del 0,2%, según datos mensuales de NIQ.

El desembolso en alimentación no lidera la ecuación de crecimientos del mes pasado, puesto que esta categoría y droguería/perfumería, registraron el mismo incremento del 3,2%. Por su parte, bebidas se elevó un 2,7%. Estas cifras se deben principalmente al aumento del precio promedio, con subidas del 3,6% en alimentación, del 1,9% en bebidas y del 4,1% en droguería/perfumería.

Los datos de la demanda se mantienen prácticamente planos en todas las grandes secciones, con una disminución del 0,4% de las ventas en volumen para la alimentación, un incremento del 0,7% para las bebidas y una bajada del 0,9% para droguería y perfumería, respecto a los datos registrados un año antes.

Por canales, el análisis de NIQ destaca el comportamiento online en enero que incrementó las ventas un 10% respecto a 2023, mientras que los supermercados grandes crecieron un 4,6%, los medianos un 2,8% y los pequeños un 1,9%. Por su parte, los hipermercados experimentaron un descenso del 4,6%.

El aceite incrementa el precio un 26,2%

La lista de los productos más inflacionistas está protagonizada por la tendencia de moderación de los precios en el mes de enero, y siguiendo la pauta de periodos anteriores, el aceite vuelve a la primera posición con un alza del 26,2%. 

Le siguen, en incrementos, los zumos, con un aumento del 13,6%; los alimentos infantiles, con un +13,4%; las verduras congeladas, un +12,8%; las aceitunas y encurtidos, un +12,7%; el queso tradicional un +9,8%; el pescado preparado congelado, un +8,2%; los chocolates, un +7,9%; la repostería y las golosinas, ambos con incrementos del +7,7% o el cacao un +7,3%. 

Fuera de la sección de alimentación, la parafarmacia subió un 11,6% o las fragancias un 12,1%.

Caídas de los precios en lácteos

Por otro lado, el análisis de NIQ recoge los descensos más significativos en el mes de enero, en el precio promedio, donde los lácteos tienen un papel destacado. En concreto, el precio del queso rallado descendió un 7,4%: de la mantequilla, un -6,3%; del queso de bola, un -6,0%; de los quesos blancos pasteurizados, un -5,9%; del queso fundido, un -3,0%; de los yogures, un -2,3%; la nata, un -2,1%, o de la leche líquida y bebidas vegetales, en un -1,2%.

Además, se ha redujeron precios en otras categorías como celulosas de hogar y los complementos de lavado, ambas con descensos del 6,0%; la margarina que baja un 5,4%, el tratamiento facial, un 5,1%; los dietéticos, un 2,6%; los detergentes de la ropa, un 2,2%; o los platos preparados refrigerados y postres preparados ambos con caídas del 1,1%.

Categorías desglosadas por volumen

Aunque la demanda se ha mantenido estable en este mes de enero, encontramos categorías dinámicas como los dietéticos, que avanzan en volumen de ventas en un 17,3%, seguidos del tratamiento facial, que sube un 14,7%; el queso de bola, un 11,1%; los complementos de lavado, un 10,8%; el queso rallado, un 9,7%; el queso de pasta blanda, un 6,7%; los quesos blancos pasteurizados, un 5,3%, los patés refrigerados, un 4,4%; el queso fresco, un 4,2% y los helados o los frutos secos, ambos con un 4,1%. Hay que resaltar la elevación de la demanda de las aguas en un 6,4%, motivada por las inusuales temperaturas altas registradas en el mes de enero y la sequía prolongada.

Entre las categorías menos demandadas, continúa la parafarmacia de gran consumo en el primer puesto (a pesar de la breve incursión que tuvieron las mascarillas en enero), que caen un 17,2,%; los quesos tipo petit, que lo hacen en un 12,3%; los alimentos infantiles, en un 11,0%; las conservas de carne y patés, en un 7,6%; las bebidas alcohólicas, en un 7,0%; el cacao, en un 5,8%; los ahumados, en un 5,1%, o las lejías y desinfectantes, que disminuyeron sus ventas un 4,9% respecto a enero de 2023.

Situación del aceite

Y aparte del crecimiento en la demanda del virgen, también se ha desplazado a otros aceites como el de girasol, con un crecimiento en las ventas en volumen del 17,6%, mientras ve como desciende su precio en un 34,2% respecto a enero de 2023. Cabe destacar el importante aumento en la demanda del aceite de orujo del 73,2%, a pesar de que su precio se eleva un 23,9%.

Marca del distribuidor sigue creciendo 

A fecha de cierre de noviembre y en cuanto a la diferencia entre marcas, la situación sigue siendo dispar, con un incremento de las ventas en valor de las marcas de distribuidor del 6,3%, frente a la subida del 0,7% de las marcas de fabricante, mientras que las ventas en volumen se elevan en un 3,5% para las primeras y disminuyen en un 4,4% para las segundas.

Fuente: DA Retail

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos