Saltar al contenido

Euskadi: El consumo local gana enteros

El Gobierno vasco ha presentado el “Estudio de hábitos de consumo 2023” realizado desde el Observatorio del Comercio de Euskadi, Enfokamer, además de dar a conocer la nueva web del Observatorio que se ha modernizado para hacerla más accesible, incorporar nuevos paneles de monitorización de la actividad comercial y una visualización clara y sencilla de los diferentes estudios.

El Observatorio del comercio de Euskadi es una plataforma para la creación, gestión y utilización del conocimiento como una materia clave en la mejora competitiva del sector comercial, así como la dinamización de sus políticas en Euskadi.

El consumo depende de nuestra economía y de ahí que el «Estudio de hábitos de Consumo 2023» del Gobierno vasco remarque como una de sus conclusiones que la principal inquietud de la población vasca sigue siendo la inflación, baja notablemente el porcentaje, un 34,6%, frente a más del 50% en 2022. Esto hace que el 20,4% ha decidido posponer la compra de bienes duraderos que tenía previsto adquirir a principio de año, por ejemplo, un vehículo o una vivienda. Eso si parece que el 10 % de la población no renuncia a los viajes. Viendo otras oleadas hay una paulatina recuperación de confianza por parte de las personas consumidoras. De hecho, el indicador de confianza aumenta de los 62,7 puntos de 2022 a los 84,6 de 2023.

Respecto a los hábitos de consumo referidos a alimentación, la ciudadanía vasca presenta un patrón de compra de elevada rotación: el 45,1% compra semanalmente y un 43,5%, incluso varias veces por semana o casi a diario. En lo que se refiere a los establecimientos de compra, el supermercado de proximidad representa la alternativa preferente entre los formatos comerciales de la población vasca, tanto para la compra de alimentación fresca, como no perecedera o bienes de limpieza de hogar. Por otra parte, la tienda especializada como carnicería, pescadería o frutería es también una opción mayoritaria en el consumo de productos frescos.

En referencia a la compra de bienes de consumo ocasional, hay una diferencia generacional a la hora de valorar los atributos del comercio. Por un lado, a mayor edad, mayor importancia concedida a la proximidad, a la profesionalidad, atención personal y asesoramiento. Por el contrario, entre la población más joven, crece la importancia atribuida a elementos como la política de cambios y devoluciones, la financiación, los compromisos medioambientales de las marcas o comercios o, la actividad promocional del comercio como ha apuntado el consejero de Comercio Javier Hurtado.

En respuesta a la compra online, uno de cada dos ha comprado online en el trimestre previo y esta compra tiene relación con la densidad comercial de su lugar de residencia. Es decir, la compra en Internet es mayor en entornos con menor densidad comercial, y tiene una menor incidencia entre la población residente en las capitales vascas, por ejemplo. Por último, un tercio de la población afirma haber utilizado algún bono comercio como Euskadi Bono Denda en sus compras.

Fuente: Onda Cero

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos