Saltar al contenido

Jorge Mas: «La tienda del futuro es la de hace cien años»

En ‘La Ciutat’ hemos hablado con el experto en ‘retail’ Jorge Mas sobre el cierre de los comercios históricos de Barcelona, un fenómeno al alza en la ciudad condal estos últimos años en detrimento de comercios más fríos donde la atención no es la misma que la que tenemos en la retina.

Desde hace unos años, especialmente después de la pandemia, es recurrente ver que un negocio histórico de Barcelona, con muchos años a sus espaldas, cierra sus persianas. Estos cierres vienen seguidos de la apertura de nuevos negocios que son muy diferentes a estas tiendas históricas. Esa atención por parte del propietario o propietaria, esa especialización, esa recomendación… todo está desapareciendo, dando lugar a comercios más fríos, donde la atención al cliente no es ni mucho menos parecida a la de hace unos años o directamente donde no hay el conocimiento necesario de lo que se vende.

Cada cierre, una tragedia

En ‘La Ciutat’ hemos hablado de este fenómeno con el experto en ‘retail’ Jorge Mas, que asegura rotundo que «cada cierre de un comercio histórico es una tragedia. El hecho de que una persona cierre persiana es una consecuencia de muchos factores, que tienen mucho que ver con la energia la pasion y el entorno de esa persona que esta al frente el negocio. Uno de ellos es el relevo. En el mundo del comercio hay mucha sucesión, y no se está produciendo un relevo generacional, y es una pena».

Una tendencia imparable

Mas nos recuerda que, históricamente, «el 80% de las tiendas que abren se cierran a los 5 años de vida», así que los comercios históricos son realmente unos supervivientes en un mundo donde su esperanza de vida es cada vez más corta. El experto en retail cree que esto se puede solucionar «con mucha formación y gestión. Hay que hacer mucha pedagogía, porque la tendencia es que los negocios son cada vez más fríos e impersonales. La figura del vendedor ha cambiado. Esta es la clave. El comercio es un sector de personas, y ellas son las que marcan la diferencia. Esto no se está poniendo en valor. Hoy en día hay pocos propietarios de negocios que tengan esa empatía deseable o que supone un síntoma de que el negocio tiene vida. Tenemos que humanizar el comercio».

Larga vida a la tienda física

Mas recuerda que, en 2019, antes de la pandemia, «había muchos gurús que decian que las tiendas físicas cerrarían y que ya habia pasado su momento de gloria, pero nosotros ya deciamos que el efecto seria contrario, y así ha sido». Para Jorge Mas, un hecho que complica la existencia de comercios históricos y especializados es que «a día de hoy conviven cinco generaciones y en muchos casos resulta complicado identificarse con una, lo que contribuye a que el mercado sea más impersonal».

Fuente: ondacero

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos