Saltar al contenido

Los bonos diluyen la campaña de rebajas del pequeño comercio de Burgos

Los comerciantes señalan que la celebración de la campaña de bonos en diciembre ha supuesto que los burgaleses no compren igual en las rebajas dando lugar a un periodo «flojo»

Que la campaña de bonos al consumo tuviera lugar en diciembre y no en octubre como venía siendo habitual desde su creación con motivo de la pandemia de la covid-19, ha tenido su parte positiva, pero también su parte negativa.

Así lo apunta la portavoz de la Asociación de Comerciantes de la Zona G, Victoria Vélez. En su momento, la comerciante señaló que «si bien hubiera sido mejor en octubre o inicios de noviembre, como en años anteriores, porque es un momento de pocas ventas», el hecho de que se desarrollará en diciembre supuso que «muchos burgaleses se animaran a hacer sus gastos navideños– que por norma general son muy importantes- en el pequeño comercio y no en las grandes superficies».

La campaña de bonos al consumo supuso que los burgaleses pudieran realizar compras con hasta el 40% de descuento, un porcentaje que «muchos pequeños comercios no podemos asumir en el periodo de rebajas porque estaríamos hablando de márgenes de beneficio mínimos o inexistentes».

En este mismo sentido se expresa Meritxell Mérida, responsable de la boutique Cloeb4 y portavoz del área de equipamiento de la persona de la Federación de Comercio de Burgos. «En el caso del centro de la ciudad, la campaña de rebajas también arrancó muy despacio precisamente porque acabábamos de terminar con la campaña de bonos», explica y señala al igual que Vélez que «las rebajas nunca arrancan con un 40% de descuento».

A pesar de que los burgaleses hicieron importantes gastos en diciembre con motivo de la campaña navideña con  grandes descuentos gracias a los bonos, la propia presidenta de la Federación de Comercio de Burgos, Consuelo Fontecha, calificó las campañas de invierno y navideña como «flojas». Precisamente por eso, muchos pequeños comercios decidieron adelantar el periodo de rebajas.

Una campaña de rebajas que «cada vez está más diluida por la falta de regularización» y que «igualmente está siendo muy tranquila» en el pequeño comercio de Gamonal. «Eso es al menos lo que me están trasmitiendo los comerciantes asociados a los que hemos ido preguntando», apunta Vélez.

Tampoco ayuda a mejorar las cifras de este periodo una climatología que si bien a durante la primera quincena de enero estuvo marcada por temperaturas invernales, en las dos últimas semanas ha estado protagonizada por un meteorología casi primaveral. «Que llegue el calor cuando no debe no ayuda a dar salida a las prendas de invierno», señala la portavoz de la asociación de comerciantes.

A pesar de todas estas circunstancias, Mérida explica que «si bien enero arrancó con mucha tranquilidad, no ha ido mal». Otro cantar será el mes de febrero que «por tradición suele ser un mes muy bajito de ventas». Al final, la portavoz de la FEC cree que estas rebajas «acabarán siendo más flojas que las del pasado 2023» por «una campaña de bonos que los comerciantes tenemos claro que cuando debe celebrarse es en octubre».

A pesar de todo, ambas se muestran «optimistas» de cara a la temporada de primavera. «Siempre que llega una nueva campaña hay que acogerla con ilusión y con ganas y en esta ocasión no va a ser distinto», asegura Mérida.

Fuente: elcorreodeburgos

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos