Saltar al contenido

Verde, cercano y especializado: el comercio local lucha contra la fuga al “online”

Son tiempos convulsos, pero el gremio se niega a dar por perdida su batalla contra las nuevas plataformas: “Aunque las tecnologías avancen, lo importante son las personas”

La cosa no está fácil para los “pequeños” comerciantes, es vox populi que el gremio afronta años agitados. La destrucción de empleo autónomo se siente en la economía gallega, en mínimos históricos a causa de la sangría que se sigue cebando con las tiendas de barrio, y ello obedece a una problemática plural. Muticasuística.

Ya sea por falta de relevo, la fuerte competencia de las grandes superficies o la irrupción de las ventas online en un mundo cada vez más electrónico, alejado de los tradicionales hábitos de consumo, lo cierto es que el comercio local se ha visto relegado a un segundo plano. Para determinados públicos objetivos, como los jóvenes; para ciertos productos, como el textil, más afectados que otros. Pero no por ello hay que olvidar que, al hablar de los “pequeños” comerciantes –esos emprendedores que cual David están en lucha permanente contra un Goliat también fortalecido por la inflación, que se ha contagiado a las materias primas y la energía; la subida de los alquileres o el encarecimiento de los tipos vinculados a los préstamos que han llegado a solicitar para capear el temporal–, hablamos de “enormes luchadores acostumbrados a la guerra”. ¿Sus armas? Necesaria digitalización, sostenibilidad e innata cercanía.

En el seno de una nueva edición de Diálogos con FARO, celebrado en la sede del Decano de la prensa nacional bajo el nombre “Comercio local, presente y futuro”, expertos y representantes del sector abordaron ayer el complejo escenario en el que conviven los negocios más humildes. Establecimientos de toda la vida de los que cada vez quedan menos, rara avis, y cómo pueden llegar a convertir sus amenazas en oportunidades, a través de las muy distintas herramientas de las que disponen para allanar su camino hacia el éxito.

Moderado por Lara Graña, redactora jefa del periódico, participaron en este foro la directora comercial de Red Galicia de CaixabankMarta Albela; el presidente de la Federación de Comercio de PontevedraIván Iglesias; el gerente del Mercado de Teis, Roberto Giráldez; y la propietaria de Santano ModaÁngeles Gómez. Especialistas y profesionales que impulsan esta actividad insistieron en tres aspectos clave, centrándose especialmente en el avance de las tecnologías y el impulso que puede suponer para la misma su implantación. Un gigantesco “escaparate” para los “pequeños” comerciantes.

Así lo destacó Iglesias, asegurando que el “pequeño” comercio “se ha ido poco a poco digitalizando”, ya “prácticamente” por completo “a base de las ayudas que han ido surgiendo”. Y entrecomillando “pequeño”, puesto que él prefiere referirse al gremio como “comercio local o de proximidad”. “Es el comercio más sostenible posible, es el que da vida a los barrios, el que da vida a las ciudades”, señaló, contraponiendo esta virtud a la importante huella de carbono que las grandes logísticas están dejando sobre el medio ambiente con su frenético ritmo de repartos.

También puso en valor la calidad de sus productos, al igual que hizo Albela, para quien “a pesar de que las tecnologías avanzan, lo importante son las personas”. “El comercio local tiene que mantener su esencia. Todos los cambios dan mucho vértigo, pero es un sector muy valiente que los va acometiendo”, subrayó, haciendo un llamamiento desde Caixabank, a los profesionales que lo integran, para “no dejar al margen la digitalización, la innovación, porque a cualquier escala puede ser una fortaleza”. Gómez, por su parte, incidió en el papel crucial que hoy en día juegan las redes sociales en este sentido, aunque evidenció que hay un perfil que acude a las tiendas en busca de una atención personalizada, aprecia que quien está tras el mostrador conozca sus gustos o acude para corroborar personalmente lo que desea comprar. Al fin y al cabo, como indicó, “no deja de ser una experiencia”.

Y esa cercanía que ofrecen los “pequeños” comerciantes deberán aprovecharla, matizó Giráldez, sin dejar de “evolucionar”. A sus ojos, “ese trato cercano no lo va a poder dar nunca ninguna plataforma online, ni probablemente ninguna gran superficie”, y puso en valor el conocimiento del capital humano que atesora este gremio a la hora de conseguir la mejor mercancía, algo que “prima muchas veces sobre el precio, independientemente de que cada uno tiene el bolsillo que tiene”. ¿En cuanto a las perspectivas de futuro? Optimismo. “Estamos acostumbrados a pelear contra viento y marea”.

“Debemos incidir mucho más en campañas para concienciar a los jóvenes”

Roberto Giráldez – Gerente del Mercado de Teisdecoration

«La vida del comercio local no la hemos sabido transmitir a las nuevas generaciones, tenemos que incidir mucho más en campañas de concienciación a los jóvenes”, sugirió durante su intervención Roberto Giráldez. El gerente del Mercado de Teis recordó sus orígenes y cómo esta plaza de abastos se fue adaptando a normativas sanitarias cada vez más exigentes, a las nuevas modas o a las crisis que se han ido sucediendo a lo largo de las últimas décadas. Y planteó un dilema: ¿qué pasaría si todo el comercio de proximidad cerrase, como ya ocurrió en la pandemia del coronavirus, pero definitivamente?

En las zonas en las que eso sucediese, “nuestras propiedades, nuestros pisos y nuestras casas, perderían valor”, respondió, como también lo haría un buen cacho de la vida que aportan estos espacios. Pese a que en el Mercado de Teis los puestos funcionan con concesiones administrativas con un coste muy pequeño, Giráldez no logra entender como siguen sin estar al 100% de la ocupación. “El comercio local está un poco infravalorado por una parte de nuestra clientela”, dijo, motivo por el cual defiende que es crucial volcar los esfuerzos del sector en sensibilizar a la juventud en torno a su actividad.

“¿Qué puede haber detrás de una prenda de 3 euros? Explotación, sí o sí”

Ángeles Gómez – Propietaria de Santano Modadecoration

Según Ángeles Gómez, el comercio de proximidad está “en un momento de evolución” aunque es la única que no la ve muy “boyante”. “Están influyendo muchas cosas en las ventas”, afirmó ayer, pero la sensación general es que “la gente va poco”. Hay ciertos perfiles de clientes fieles, sobre todo los más tradicionales, pero el público que acude físicamente a negocios como el suyo, Santano Moda, “es cada vez mayor”. “Los jóvenes compran online y además les da igual si la ropa es buena o mala”, apuntó la comerciante, sumando a ello la falta de relevo que ella misma también siente. En relación a esta situación, Gómez criticó la competencia que traen consigo las grandes superficies y los riesgos que supone la fast fashion para el gremio. “Ojalá tuviéramos la varita mágica para decir qué es lo que está pasando”, reflexionó en cuanto al cambio de los hábitos de consumo, y rechazó la “falsa sostenibilidad” de las nuevas plataformas. “¿Qué puede haber detrás de una prenda de 3 euros? Tiene que haber explotación sí o sí”, comentó. Y resaltó que hay “quejas” hacia la venta online asociadas a vestimenta que no se corresponde con la talla encargada o el color seleccionado.

“Tenemos dificultades para encontrar profesionales, esto es muy vocacional”

Iván Iglesias – Presidente de Comercio de Pontevedradecoration

El presidente de la Federación de Comercio de Pontevedra, Iván Iglesias, hizo hincapié en la falta de relevo del sector y cómo repercute en su desarrollo, sobre todo en el comercio local vinculado al textil. “La gente no está formada, faltan profesionales modistas y sastres, señaló. “Conseguir un profesional bueno en la tienda es muy complicado”, agregó, e insistió en que no solo se trata de oficios muy tradicionales, sino que también son “muy vocacionales”. Prueba de ello es que la mayoría de los autónomos “trabajan seis días a la semana, mínimo”; “40 o 50 horas, las que sean”. Como dejó entrever, a muchos propietarios de negocios humildes no les queda otra que trabajar más tiempo del habitual en aras de impulsarlos, con el objetivo de crecer, y a pesar de que cada vez son menos “los que quedan son verdaderos profesionales de la venta”. También profundizó en la calidad del producto que se vende, evidenciando que “cuando alguien va al comercio local va a un Estrella Michelin, va a encontrar un producto que no hay en internet”. Él, que recordó cómo su madre iba a la plaza cuando era pequeño, aseguró que nunca ha empleado esta vía para realizar ninguna compra, ejemplo que enseña a sus hijos.

Marta Albela, directora comercial de Red Galicia de Caixabank.  | // R. G.
Marta Albela, directora comercial de Red Galicia de Caixabank. / RICARDO GROBAS
Una red especialista que apoya día a día a pequeños negocios

Caixabank cuenta con división propia en la provincia y casi una treintena de asesores para acompañar al sector en su evolución

Una de las herramientas al alcance del comercio local es Caixabank Negocios, una división propia de la compañía especializada en este segmento que busca acompañar a los autónomos a la hora de afrontar todos los retos que en su día a día se encuentran. “Somos grandes defensores del comercio local. Da vida a las ciudades, genera empleo y nos soluciona la vida”, manifestó ayer Marta Albela. Conforme explicó, el apoyo que brindan va desde posibles necesidades de protección y cobros que urgen sus clientes hasta opciones de financiación en las que puedan estar interesados. “La acogida es buenísima”, puntualizó la directora de Red de Galicia de Caixabank: “El tener a alguien que hable un mismo idioma y al que vas a tener en tu comercio cuando lo necesites es algo muy agradecido por el sector”.

A fin de atender al comercio de proximidad, intentando ofrecer la atención personalizada y cercana que este ofrece, la entidad cuenta con un centro físico y una red de asesores que se reparten entre las zonas menos céntricas de Vigo, pero en las que también se desarrolla buena parte de la actividad comercial de la ciudad. Tanto desde su oficina Store Negocios en Colón como en el resto de puntos de la urbe olívica y su área de influencia, un equipo conformado por una docena de especialistas –casi una treintena en toda la provincia de Pontevedra– focaliza su atención en las fortalezas del gremio y sirve de soporte en materia de digitalización.

El tener a alguien que estará ahí es algo que el sector agradece mucho

“Hemos logrado, por ejemplo, que una zapatería llegue a facturar 100.000 euros a través del Social Commerce”, apuntó Albela al hablar de los casos de éxito de esta división. Está estrictamente enfocada en el comercio local, donde “la apuesta es clara” y van de la mano de estos negocios, pero también cuentan con otras propias para segmentos como la hostelería, la comunidad farmacéutica o la estética. “Vamos creando trajes a medida pero que surgen de la demanda de cada colectivo”, agregó a este respecto, afirmando que la digitalización “es un punto en el que se ha evolucionado mucho y en el que Caixabank ha sido puntera”.

Iván Iglesias, Roberto Giráldez y Ángeles Gómez ensalzaron el apoyo que brinda la compañía. El presidente de la Federación de Comercio de Pontevedra, el gerente del Mercado de Teis y la propietaria de Santano Moda aplaudieron la “labor de proximidad” de la firma, a su parecer uno de los pilares para que el comercio local “no desaparezca nunca”. Albela, que se sumó al “espíritu positivo” que debe primar de cara al mantenimiento del empleo, aun en tiempos complicados, también tuvo palabras de agradecimiento para el sector. “Están acostumbrados a pelear con uñas y dientes, eso hace gremio y lo hace mucho más fuerte. Imbatible frente a otras plataformas”, sentenció.

Fuente: farodevigo

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos