Saltar al contenido

Cuatro CCAA se unen a un proyecto europeo para mejorar la rentabilidad de 650 negocios

Aragón, Cataluña, Navarra y País Vasco participan en Comdur, una iniciativa europea para ayudar a medio millar de negocios, en España y Francia, a optar por la economía circular y ahorrar costes, apostando por la sostenibilidad.

El proyecto europeo Comdur, o Comercio Durable (“sostenible” en lengua francesa), se presentó esta semana en la ciudad de San Sebastián. Se trata de un programa que cuenta con la participación de 650 comercios españoles de comunidades autónomas como Aragón, Cataluña, la Comunidad Foral de Navarra y el País Vasco, al unísono con otros tantos franceses de la zona de Toulouse y los Pirineos Orientales como principales ámbitos de localización.

Encabezados por la asociación Zaragoza Esencial y el Centro Comercial Abierto de Teruel, toman parte 120 pequeños negocios radicados en Aragón; de los cuales un centenar se ubican en la capital, Zaragoza, mientras que la veintena restante lo hace en Teruel.

El proyecto busca reducir la generación de residuos en los pequeños negocios

El objetivo principal del proyecto Comdur no es otro que reducir la generación de residuos y mejorar el consumo energético, analizando diferentes modelos de nuevos negocios. Por ello, durante la presentación, los diferentes representantes del Gobierno de Aragón han mostrado un firme apoyo a un plan que tiene como objetivo idear y poner en marcha un sistema que ayude a mejorar la rentabilidad del pequeño comercio a través de la sostenibilidad.

Para lo cual, se va a diseñar una herramienta digital que permita a los pequeños establecimientos comerciales realizar un autodiagnóstico sobre si su actividad es sostenible en el tiempo o bien debe llevar a cabo algunas mejoras en este aspecto concreto.

Una vez que hayan recibido la información necesaria, y tras esta autoevaluación, los pequeños negocios seleccionados recibirán una formación específica para su personal técnico, acerca de soluciones de economía circular y también sobre la posibilidad de realizar itinerarios individualizados para que dichos comercios alcancen los objetivos de sostenibilidad marcados.

«Donde hay un comercio, hay vida» es el eslogan de la iniciativa

En la ceremonia de presentación del proyecto Comdur en la capital guipuzcoana tomaron parte la directora general de Pymes y Autónomos del Gobierno de Aragón, Ana Sanz, y el director general de Comercio, Javier Camo. En el acto también participó el consejero de Economía, Transformación Digital y Transparencia del Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Gimeno.

En palabras del director general de Comercio aragonés, un proyecto como Comdur “encarna un ejemplo perfecto que conjuga innovación, mejora continúa y cercanía, tanto al ciudadano como a su entorno”.

Por su parte, Javier Camo intervino para dejar patente el apoyo de su dirección general “a un sector que retrata a la perfección lo que es esta comunidad nuestra: un símbolo de prosperidad, de diversidad y de desarrollo de todo su territorio. Somos unos auténticos convencidos de la expresión ‘donde hay un comercio, hay vida’».

Javier Camo aseguró tener muy presente la necesidad de “establecer herramientas que fomenten y dinamicen el comercio de proximidad y su profesionalización”. Y destacó como ejemplo, en el ámbito no urbano, “la figura de los multiservicios rurales o la extensión del programa Volveremos”, recordando que está a disposición de todos los municipios de Aragón que deseen adherirse.

Finalmente, el director general de Comercio de Aragón subrayó la importancia de la colaboración, “para aprovechar oportunidades en materia de emprendimiento y realizar un trabajo transversal entre la Dirección General de Pymes y Autónomos, el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) y el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM). El objetivo es empezar a ver pronto resultados en lo referente a ese relevo generacional que tan necesario es en este sector”.

Aragón anuncia nuevas ayudas que incentiven los proyectos circulares para autónomos y pymes

Por su parte, Ana Sanz ha expuesto las políticas de economía circular que lleva a cabo el Gobierno de Aragón, que constituyen, según su directora de Pymes y Autónomos, “una oportunidad para generar nuevos modelos de negocio y aportar sostenibilidad a aquellos proyectos ya existentes”.

En este sentido, su área tiene previsto precisamente llevar a cabo una completa revisión de los sellos que concede a las empresas y negocios que alcanzan los estándares requeridos, así como la propia Estrategia Aragón Circular. Igualmente, se van a crear unos nuevos galardones, “destinados a reconocer y prestar apoyo a emprendedores que demuestren su interés y apoyo por favorecer la economía circular, dotados además de una nueva línea de ayudas económicas que incentiven los proyectos circulares para autónomos y pymes».

En este sentido, Ana Sanz destacó que todas estas líneas de trabajo se alinean “con el firme compromiso con la sostenibilidad de esta dirección general, que trabaja con un sector en crecimiento que ya crea empleo para cerca de 15.000 personas en Aragón. Nuestro objetivo es que la economía circular sea algo transversal, y que cualquier autónomo o pequeña empresa pueda incorporar esa circularidad a su modelo de negocio como valor añadido. Son medidas con las que seguimos avanzando para que esta región sea un referente para toda España”, concluyó.

Fuente: autonomosyemprededor.es

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos