Saltar al contenido

¿Deben las tiendas y súpers poner los precios?

Hay muchos establecimientos que no muestran lo que cuestan los productos que venden

Cualquier consumidor tiene derecho a conocer claramente el precio de los productos que figuran en los lineales de supermercados y comercios. El mismo está ligado a la posiblidad de comparar entre lo que cuestan las distintas marcas que le reconoce la normativa.

Los carteles de información de los precios de los productos deben contener el precio final, con impuestos incluidos, además del precio por unidad de medida; normalmente, el precio por kilogramo o por litro.

Hay excepciones. No es obligatorio indicar el precio por unidad en aquellos productos que se comercializan en cantidades inferiores a 50 gramos o 50 mililitros, aquellos que se vendan en un mismo envase y no se comercialicen individualmente productos iguales a los que lo forman, los de venta automática, las porciones de helado, los vinos y las bebidas espirituosas con indicación geográfica o denominación de origen y los productos que no pueden compararse con otros.

En cualquier caso, una cosa es la norma y otra la realidad. Hay múltiples ejemplos de malas praxis en comercios, que podrían ser sancionados.

«La obligación de indicar el precio de venta y el precio de unidad de medida contribuye de manera notable a la mejora de la información de los consumidores, ya que de esta forma se les da óptimas posibilidades para evaluar y comparar el precio de los productos y permitirles, por tanto, elegir con mayor conocimiento de causa sobre la base de comparaciones simples. Con esta disposición se establece una obligación general de indicar el precio de venta y el precio por unidad de medida a la vez, para todos los productos, tanto si se trata de productos alimenticios como no alimenticios. Asimismo, dispone de la posibilidad de exenciones del precio por unidad de medida cuanto esta indicación no ofrezca ninguna información útil a los consumidores», indica el Real Decreto 3423/2000, de 15 de diciembre, por el que se regula la indicación de los precios de los productos ofrecidos a los consumidores y usuarios.

Fuente: El Periódico

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos